Peter Schwaiger, encargado de negocios de la Unión Europea en Ecuador: “Sería posible concluir un acuerdo la segunda semana de julio”

El alemán Peter Schwaiger, encargado de temas comerciales de la Unión Europea (UE) en Quito, en entrevista con EL TELÉGRAFO señala que las negociaciones avanzaron de manera estupenda, pero que un acuerdo no será ratificado por el Parlamento europeo este año. Se refirió a varios temas, entre ellos la propiedad intelectual.

El presidente Rafael Correa informó el sábado sobre los perjuicios económicos que tendría Ecuador si no logra un acuerdo comercial con la UE. ¿Demuestra esto la voluntad política para lograrlo?
Nosotros apreciamos esa voluntad desde que se hicieron los primeros contactos el año pasado para sentar las bases de una negociación, y el hecho de que el Presidente se haya pronunciado tan claramente y explicado a los ecuatorianos los avances, es para nosotros un signo muy positivo de que el país políticamente está decidido a llegar a un buen fin.

Correa dijo que había que sopesar los pro y los contra de un acuerdo.
El presidente mostró el estudio de la Cepal, pero ya habían estudios de Fedexpor (Federación Ecuatoriana de Exportadores), que mostraban casi las mismas cifras hace 2 años, y es cierto que la diferencia de aranceles para algunos productos, que son los de mayor exportación de Ecuador, haría mucho más difícil la exportación a la UE.

La vigencia del sistema de preferencias SGP Plus termina en diciembre. ¿Cómo podría extenderse?
Con el régimen de preferencias arancelarias SGP Plus, Ecuador ha sido uno de los países más beneficiados en los últimos 15 años, pues una gran parte de sus exportaciones ingresó con arancel 0%. La decisión de la UEha sido concentrar las preferencias en los países más pobres para permitirles desarrollarse, pero Ecuador ha sido clasificado por el Banco Mundial como un país de renta media alta gracias a su estupendo desarrollo. Los únicos que quedarán son Bolivia y Paraguay, cuya renta media es baja todavía. Entonces, para renovar esto, esperamos concluir negociaciones en julio, en una ronda final.

¿Habría que colocar alguna cláusula en el documento del acuerdo?
Una cláusula en el documento no cambiaría la situación legal. Nadie piensa que su ratificación ocurrirá este año, pues seguramente será el próximo, entonces habrá que inventar un método legal para extender las preferencias bajo el argumento de un acuerdo que Ecuador ha firmado.

¿Qué novedades ha recibido usted desde Bruselas?
Lo que se me informó es que nos hemos acercado mucho.

Voceros de la Comisión Europea dijeron que hubo importantes avances, pero que hay temas por tratar, ¿cuáles son?
No los conozco porque nosotros no somos parte de la negociación. Es un tema complejo. Estos acuerdos son muy técnicos, con muchos artículos sobre reglas generales y después para cada producto porque se debe definir qué arancel tendrá cada partida y en qué tiempo se desmonta, es decir, el tiempo de protección. Son volúmenes de al menos 1.200 páginas; sin embargo, haber llegado a este avance en 6 meses es estupendo porque la negociación de un acuerdo comercial tarda mucho.

¿La cuarta ronda será la última?
Podría y debería ser la última porque realmente se han aclarado tantas cosas y hay tantos avances, que sería posible concluir un acuerdo la segunda semana de julio.

¿Y sería a un nivel político?
Bueno, siempre hay un nivel político porque no solo son las rondas; los equipos negociadores están en contacto permanente con los ministerios, y en el caso del equipo europeo, con el comisario de comercio exterior. También se informa a los Estados miembros en Bruselas para asegurar que una vez que la UE firme un acuerdo, este sea ratificado por el consejo de ministros y por el parlamento europeo.

Una vez que se firme el acuerdo, ¿cuándo entraría en vigencia?
Es muy difícil saberlo, pues el Consejo de Ministros y el Parlamento son dos instituciones independientes. En la parte técnica, el acuerdo se tiene que verificar jurídicamente y traducir en 24 idiomas, y como Ecuador ha negociado muchas excepciones y cosas específicas no se puede determinar. Revisar el acuerdo para Ecuador, con traducción, puede tardar 3 meses, luego va al Consejo, pero como tenemos nuevo parlamento instalado apenas el 25 de mayo y recién están constituyéndose sus comisiones, podría tardar más. El acuerdo no entrará en vigencia este año.

http://www.telegrafo.com.ec/economia/item/habra-que-inventar-un-metodo-para-extender-preferencias.html