Puerto Rico: advierten sobre la inminente quiebra de la empresa de energía estatal

La descapitalización de la agencia, su incapacidad prestataria, su insolvencia económica para la compra de materia prima y  su falta de liquidez entre otros argumentos, fueron algunos de los elementos por los cuales analistas y expertos en el tema coincidieron en que la quiebra de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) es inminente, restando solo que incorporen la nueva ley para iniciar los procesos de reestructuración.

El economista Antonio Rosado sostuvo que el pronunciamiento de Moody’s con una nueva degradación de la AEE es una crónica de una muerte anunciada, ya que su descapitalización ha alcanzado niveles astronómicos cercanos a los $9,000 millones, además de una falta de liquidez que ya imposibilita su acceso a materia prima. Reconoció que el proyecto de reestructuración  del gobierno representa su única luz al final de túnel. “Esta agencia representa uno de los problemas principales del país. Al final del camino habrá que ver si logran pagar el servicio de la deuda. Espero inicien el proceso de reestructuración y comiencen a pagar”, sostuvo Rosado.

Destacó que la agencia tomó prestado a unas tasas preferenciales triplemente exentas y no utilizó el beneficio para capitalizarse o reducir el costo energético, y tanto la gerencia como los empleados se apropiaron del dinero con el resultado actual.

Para el economista Santos Negrón, Moody’s presenta argumentos irrefutables. “Su argumentación es una advertencia a los que poseen los bonos como al que los emite de la verdadera condición de la corporación. La quiebra es un paso inminente que les permitirá aliviar su situación económica por un tiempo  y reduce su presión financiera en lo que logran recuperar su posición en el mercado”, manifestó Negrón.

Negrón dijo que con la nueva ley de reestructuración el gobierno central y el Banco Gubernamental de Fomento logran distanciarse de las corporaciones públicas, aunque abre un período de incertidumbre que desatará una batalla judicial entre las partes afectadas.

El analista Carlos Díaz Olivo expresó que el informe de Moody’s era obvio y se veía venir. “La quiebra de la AEE tiene que pasar y finalmente el gobierno con la ley de reestructuración reconoce formalmente la quiebra de estas corporaciones públicas, habiendo el gobierno asegurado que iban a cumplir cabalmente con todos sus compromisos. Se le está diciendo abiertamente a los inversionistas que invertir en la Isla es riesgoso”, puntualizó Díaz Olivo.
Apuntó que se verá el efecto en cadena respecto a otras emisiones de otras corporaciones públicas y hasta del mismo gobierno.

“Ahora en julio le toca pagar a la corporación unos compromisos para los cuales no poseen los recursos. La nueva ley lo que hace es crear una herramienta por las cuales los acreedores ahora se van a tener que regir, con el rebote que esto pueda traer consigo”, explicó Díaz Olivo.

http://elvocero.com/muy-cerca-la-debacle/