Pastera UPM: Uruguay quiere diálogo y Argentina ratifica que irá a La Haya

Uruguay reiteró que apuesta al diálogo bilateral con Argentina

Uruguay apostará al diálogo bilateral, aseguró el prosecretario de la Presidencia, Diego Cánepa, tras la reunión del Consejo de Ministros. El gobierno señaló que la posición oficial sobre el anuncio de Argentina está reflejada en la carta que el canciller Luis Almagro envío a su par argentino, Héctor Timerman.

En tanto, el canciller informará mañana al Senado. No obstante ayer, el canciller argentino afirmó a Radio Nacional de Buenos Aires que “están agotadas” las instancias de diálogo con Uruguay, y aseguró que su país volverá a recurrir a la Corte Internacional de La Haya para que el gobierno de José Mujica “dé marcha atrás” con la autorización a UPM para aumentar su producción. Afirmó que “el problema (con Uruguay) es político”.

“Hace cuatro años estamos negociando con los uruguayos sin lograr un solo avance en ese sentido”¬, indicó el canciller argentino, y agregó que su gobierno “considera que se han agotado ya todas las posibilidades de seguir dialogando, más que nada con este aumento intempestivo de la producción de Botnia, que no esperábamos, sin aviso ni nada. Tomaremos las decisiones que tengamos que tomar”.

El Consejo de Ministros realizó un intercambio de opiniones sobre el diferendo con Argentina tras el comunicado del canciller argentino que anunciaba iba a recurrir a la Corte de La Haya por la decisión uruguaya de autorizar un incremento de la producción de la pastera UPM, y de revisar, ministerio por ministerio, las relaciones con Uruguay.

En la conferencia posterior a la reunión, Cánepa fue enfático en reafirmar que el tema será tratado directamente por la Cancillería y que la posición de Uruguay quedó “meridianamente clara” en la carta de respuesta enviada el sábado por Almagro.

En tanto, tras el cruce de notas, los dos gobiernos evitaron ampliar las diferencias con más declaraciones. En la cumbre del G-77 donde coincidieron los presidentes Cristina Fernández y José Mujica, ambos evitaron cruzarse entre ellos y hablar del tema en las ruedas de prensa.

La prensa argentina, citando fuentes del gobierno, asegura que no se prevén reuniones ni encuentros de funcionarios de ambos gobiernos por el tema, y que esta semana se conocerá la fecha de la presentación del reclamo ante la Corte Internacional.

La misma posición de hermetismo adoptó el gobierno uruguayo y hasta dirigentes de la fuerza política.

La senadora del Frente Amplio, y esposa del presidente Mujica, Lucía Topolansky, dijo ayer en Radio Carve que espera la solución “de un modo o de otro”, aunque advirtió que debido a que el próximo año hay elecciones en Argentina, “se pueden tensar algunas cuerditas”.

Almagro va a Comisión

El canciller Luis Almagro solicitó ser recibido mañana por la Comisión de Asuntos Internacionales de la Cámara de Senadores, para explicar la posición uruguaya que desató la queja argentina.

Puente sobre la Represa de Salto Grande

El presidente de la delegación uruguaya en la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande, Gabriel Rodríguez, dijo a LA REPÚBLICA que aún no se está cobrando peaje, y que su implementación fue solicitada por la Comisión Técnica Mixta y acordada por los embajadores de Uruguay y Argentina en notas reversales firmadas en junio del año pasado. Desmintió una información que aseguraba que Argentina había decidido el cobro de peaje por su cuenta y en represalia contra Uruguay.

“Desde junio del año pasado hasta ahora venimos trabajando en todos los pasos previos para instaurar el cobro de peajes acordado por los dos gobiernos, y no tiene que ver con la coyuntura que aparece ahora”, agregó.

El presidente de la delegación uruguaya dijo que el cobro de peaje al transporte de carga se hará efectivo en el correr de este año, apenas se completen algunos detalles referentes a la infraestructura.

http://www.republica.com.uy/uruguay-apuesta-al-dialogo/

 

“Se agotaron las posibilidades de continuar dialogando”

El canciller, Héctor Timerman, dijo que “el aumento intempestivo” aprobado por el gobierno de Mujica a la ex Botnia cerró la negociación. La senadora Topolansky comparó la relación bilateral con “una renguera” crónica.

El canciller Héctor Timerman confirmó ayer que la Argentina acudirá al Tribunal de La Haya para dirimir el diferendo que el país mantiene con Uruguay, luego de que las autoridades de la nación vecina autorizaran un aumento en la producción de la pastera UPM. “La Argentina considera –sostuvo– que ya se han agotado todas las posibilidades de seguir dialogando, más que nada de este aumento intempestivo de la producción de Botnia”.

La senadora Lucía Topolansky, esposa del presidente José Mujica, aseguró que la relación con la Argentina es “como cuando uno tiene una renguera y el traumatólogo no la puede curar, la va a arrastrar toda la vida”, y vaticinó que “las elecciones (de 2015) van a tensar algunas cuerditas”.

Sobre el aumento autorizado en la elaboración de celulosa, Timerman no dejó dudas: “No lo esperábamos, fue sin aviso, sin nada, como si fuera en una zona que no es fronteriza”, aseveró. El diplomático encendió la señal de alarma y explicó que el país “ha publicado ya los datos de los científicos argentinos que están monitoreando la situación en el río Uruguay” y que las mediciones demostraron “que hay una contaminación importante, con lo cual hay una responsabilidad ahí para tratar de evitarlo”.

El canciller también especuló con las razones del gobierno uruguayo para autorizar el incremento en la pastera. “Justamente se da uno o dos días después de que estuvo un importante ministro finlandés (UPM es de capitales finlandeses) en Montevideo, reunido con las más altas autoridades uruguayas, lo que también nos llama la atención”, dijo.

Timerman aclaró que no existen rispideces con el Estado vecino sino que, a su criterio, “el problema es político. Es sobre cuál es la influencia de Botnia sobre la realidad” uruguaya. “Ahí es donde tenemos problemas. Nosotros no tenemos problemas con Uruguay”, remarcó.

El diplomático también recordó que “Botnia debe ajustarse a los lineamientos del río Uruguay, que es claro respecto de la contaminación” y subrayó que “eso es responsabilidad del gobierno” de Mujjica.

Por su parte, la abogada de la Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú, Ana Angelini, apoyó la posición argentina de recurrir al Tribunal de La Haya. “No hay otro camino desde lo legal. Argentina no puede hacer otra cosa”, sentenció.
A pesar del fallo adverso del tribunal en 2010, la letrada se mostró confiada. “Este planteo ante la Corte va a prosperar, porque Uruguay no sólo viola el Estatuto del Río Uruguay, sino que también viola la propia orden de la Corte Internacional cuando dice que los países deben abstenerse de agravar la situación”, explicó.

Para la ambientalista, Uruguay “se sigue burlando continuamente” de los habitantes de Gualeguaychú “y se ríe de Argentina priorizando las relaciones con Finlandia”.

El intendente local, Juan José Bahíllo (FPV), se expresó en el mismo sentido. “Lamentablemente, Uruguay actuó de mala fe, y se agotaron todas las instancias diplomáticas de diálogo por culpa de posiciones cerradas, obtusas, que no dejan otra alternativa que la de ir a la justicia”, declaró.

http://www.infonews.com/2014/06/17/politica-149798-se-agotaron-las-posibilidades-de-continuar-dialogando-conflicto-por-ex-botnia.php

 

Uruguay se prepara para juicio y cree que lo ganará

En su carta de respuesta al canciller Héctor Timerman, el ministro Luis Almagro se adelantó a la amenaza argentina de llevar -una vez más- el conflicto por la instalación de la pastera UPM (ex Botnia) a la Corte Internacional de Justicia de La Haya (Holanda) y mostró las principales cartas de defensa.

En el gobierno uruguayo están seguros de tener toda la razón esta vez, y es por ello que la nota se extendió en reproches antes guardados para mantener un buen clima de diálogo bilateral. La empresa pidió ampliar el límite de producción de pasta de celulosa anual en su planta de Fray Bentos (Río Negro), y el Poder Ejecutivo tuvo el cuidado de cumplir en tiempo y forma con lo que establece el tratado del Río Uruguay para no dejar ningún flanco abierto que pueda ser argumento del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner en su afán de dinamitar el proyecto.

Aclarado hasta el cansancio que la planta no contamina, Almagro se dedicó a enumerar en su respuesta a Timerman la “legitimidad” de la decisión del presidente José Mujica. Esos puntos principales de la respuesta son, a la vez, la base de la defensa que Uruguay estaría dispuesto a dar si le toca repetir un juicio en La Haya, dijeron a El Observador fuentes diplomáticas.

Almagro informó ayer al consejo de ministros y ratificó esa posición. Para el ministro uruguayo, recurrir otra vez a la corte internacional es “desproporcionadamente costoso” e “infundado”, además de “atentar contra el principio del cumplimiento de buena fe de los tratados internacionales”.

En primer lugar, el gobierno uruguayo asegura haber cumplido en cada punto con el extenso proceso de análisis y consulta para autorizar a UPM, una vez que la empresa tramitó ante los organismos competentes su solicitud, en abril de 2011.

Ello se sustenta en lo que establece el Estatuto del Río Uruguay en sus artículos 7 a 12, que hablan de los tiempos de respuesta y derecho a proceder en caso del silencio de la contraparte. Cuando en octubre de 2013 el gobierno uruguayo decidió aumentar el tope de producción de la planta, ya se había vencido el plazo de 390 días para que Argentina opine, o bien Uruguay tenga derecho a decidir de forma unilateral.

En la delegación uruguaya ante la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU) se interpreta la nota argentina como una amenaza de difícil concreción, ya que Uruguay técnicamente tiene todas las de ganar, dijeron a El Observador fuentes del organismo.

En otro de sus argumentos, Almagro habló del cumplimiento de “buena fe” de los tratados internacionales. Ello, en términos diplomáticos también es una queja formal a Argentina. “El cumplimiento de buena fe de los compromisos internacional no es compatible con generar por la vía de los hechos un derecho de veto que no existe (…)”, escribió el ministro en su carta a Timerman.

Ayer, entrevistado por El Espectador, el excanciller Didier Opertti opinó que en este caso Argentina no tiene “ningún elemento” para poder acreditar la reclamación ante La Haya. A su juicio, el gobierno K “carece de legitimidad” y “fundamento jurídico”.

Timerman dijo que se cortó el diálogo
El canciller argentino, Héctor Timerman opinó ayer que las instancias de diálogo con Uruguay “ya están agotadas” y ratificó que su gobierno recurrirá nuevamente a la Corte Internacional de Justicia de La Haya para denunciar a Uruguay por UPM. “El problema es político. Cuál es la influencia de Botnia sobre la realidad uruguaya. Ahí está el problema”, afirmó Timerman a Radio Nacional. “Se han agotado ya todas las posibilidades diálogo, más que nada con este aumento intempestivo de la producción, que no esperábamos, sin aviso ni nada”, afirmó Timerman.

http://www.elobservador.com.uy/noticia/281121/uruguay-se-prepara-para-juicio-y-cree-que-lo-ganara/