Ban Ki-moon resaltó al país como promotor regional de los DDHH en América Central

El Secretario General de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki- Moon, resaltó este miércoles la importancia de Costa Rica como promotor regional de los derechos humanos en América Central e incentivó al país a no abandonar ese proceso.

Ki-moon realizó estas declaraciones en su primera visita oficial a esta nación centroamericana desde que alcanzó el puesto en la Secretaría de la ONU hace casi ocho años.

Ban resaltó el papel de Costa Rica como “símbolo de paz” y, luego de piropear la belleza nacional, señaló la necesidad de volver a la paz como eje fundamental para la creación de un mundo mejor.

“Cuando no hay derechos humanos no hay dignidad humana y no podemos decir que vivimos con derechos humanos si esa dignidad no existe”, aseguró Ki Moon.

El secretario señaló los avances costarricenses en materia de su sólido sistema de justicia independiente, de su prensa libre y su respeto a las minorías, reiterando los esfuerzos de algunos sectores nacionales por reconocer igualdad en las personas con orientación sexual diversa, raza y religión, entre otras, como un símbolo y ejemplo frente a otras naciones del globo, aunque recordó que aún queda mucho camino por recorrer.

Es por este motivo que Ki-moon aseguró que la ONU fortalecerá los lazos con la Corte Interamericana de Derechos Humanos, ubicada en el país, para apoyarse del papel histórico de paz que ha representado Costa Rica.

En esta lucha en la región las Naciones Unidas se centrarán además en la lucha contra la impunidad en temas de reconocimiento de derechos indígenas “que deben ejercer su derecho a vivir en su tierra de manera informada y elegir sobre ella”, en el cuidado de las entidades militares y financieras no controladas en la región y en la lucha contra la censura de la libertad de expresión y prensa en la zona.

Además, Ban resaltó su preocupación por problemas específicos de la región como lo son el tráfico de personas y de los niños que viajan solos a Estados Unidos, arriesgándose a unirse a la lista de hombres y mujeres que son víctimas de explotación sexual y laboral en naciones del norte.

Ki Moon también resaltó la necesidad de entrar a trabajar en la problemática de la violencia del triángulo norte centroamericano, que cierra a Guatemala, Honduras y El Salvador, para lo que aseguró que Costa Rica “debe ser motor de esa paz, de progreso social, de la lucha por el desarme y contra las armas nucleares”.

Pero toda esta lucha, aseguró, debe centrarse en un proceso de desarrollo humano sostenible que no perjudique al ambiente ya que “no podemos tener un clima sostenible sin un clima sostenible” y por eso llamó a los líderes regionales a una cumbre sobre cambio climático en 2015, donde el secretario esperará poder declarar ante el mundo que este país (Costa Rica) será carbono neutral para el 2021″ para mantenerlo como ese ejemplo que ha sido hasta ahora.

Ki Moon finalizó su intervención pidiendo trabajar en conjunto por un mundo mejor y recordando una cita del poeta costarricense Jorge Debravo que señalaba que “yo no quiero un cuchillo en manos de la patria, ni un cuchillo ni un rifle para nadie: la tierra es para todos, como el aire”.

http://www.elpais.cr/frontend/noticia_detalle/1/93872