Costa Rica: diputados en alerta por situación de indígenas en Salitre

Diputados de los partidos Frente Amplio (PFA), y Acción Ciudadana (PAC), expresaron su preocupación por los sucesos registrados desde el viernes en Salitre, Buenos Aires de Puntarenas, donde no indígenas agredieron a indígenas, que tratan de recuperar dos fincas enclavadas en territorios de la etnia Bribrí.

De acuerdo con denuncias de dirigentes indígenas como Jerry Rivera, de la etnia Térraba, los sikuas (gente no indígena en lengua Bribrí), tienen bloqueado el camino, quemaron ranchos y golpearon a un número no determinado de indígenas que pretenden recuperar territorios ancestrales.

Ronald Vargas, legislador del PFA dijo a Elpaís.cr que “estamos muy preocupados sobre lo que está pasando en la región y la situación es más preocupante de lo que se creía; se habla de muchos ranchos quemados y de personas que siguen siendo perseguidas ante una Fuerza Pública que se mantenía al margen y no defendía a los indígenas cuando los “sikuas” perseguían a familias, mujeres y niños”.

“Esto nos preocupa de sobremanera porque viene de hace años, desde que los blancos estaban imponiendo su voluntad y diciendo que las tierras son suyas cuando legalmente sabemos que esas tierras pertenecen a la comunidad indígena”, aseguró el diputado guanacasteco.

Vargas informó que el Frente Amplió envió al diputado Carlos Hernández “para que el Gobierno no diga después que ahí no ha pasado nada”.

“Este tema indígena nunca ha sido importante para el congreso y tenemos una deuda histórica con los pueblos indígenas y este miércoles en Derechos Humanos pensamos aprobar una Carta por los Derechos de los Pueblos Indígenas para ayudarles a ellos a defender sus derechos, además de empujar ante el presidente (Luis Guillermo) Solís el impulso de la Ley de Autonomía Indígena, que lleva 20 años de retraso aquí en el congreso y esa ley tiene capítulos sobre el tema de tierras que viene a respetar su cultura en organización y tradiciones”, anunció.

Aseguró que “queremos primero ver el informe del Ministerio de la Presidencia pero no nos confiamos totalmente; por eso enviamos a nuestro representante con un abogado para escuchar la voz de los indígenas afectados y no de organizaciones que a veces rebotan esa voz a partir de intereses ajenos”.

“El problema que tenemos allá es que la Fuerza Pública ha sido una voz a favor de los blancos y de los finqueros, y necesitamos que hayan policías indígenas que respeten sus derechos que vayan más allá de los intereses en el lugar que no condenan lo que sucede porque el asunto es político al que no les interesa que esto se solucione porque tendrían que devolver esas tierras a sus legítimos dueños”, precisó.

Resaltó que aunque se hable que “allá no hay división entre los sikuas y quiénes son los indígenas, y los dos grupos lo tienen bien claro por su forma de hablar, y porque los blancos saben que los tribunales nunca van a escuchar a las poblaciones autóctonas; por eso creo que hace falta un organismo intermedio, yo hubiera deseado la Defensoría de los Habitantes, pero ahora esperamos que realmente haya un mediador en el tema que pueda ayudar en este sentido”.

“Ojalá que la situación allá se acabe y que ojalá hoy mismo termine la violencia en la zona”, expresó Vargas Araya.

Por su parte, Epsy Campbell, de Acción Ciudadana, se pronunció por “generar los espacios de diálogo que ya ha iniciado el Gobierno de la República para este problema histórico, que se arrastra desde hace muchísimos años sobre una disputa que siempre se ha pateado hacia adelante, y que terminó con el proceso que hoy estamos enfrentando”.

“Lo que estamos pensando es que hay que entrar en todo el territorio para legalizar la situación de los no indígenas ahí, y dejar de incentivar a la violencia y eso va por todas las partes y de aquí a mañana esperamos tener un documento entre las partes para marcar el camino a recorrer para que se dé una situación de acuerdo real”, expuso.

Para la legisladora “es necesario que haya dos procesos, el de negociación en mesa y el de acompañamiento permanente por fuera y por dentro para ayudar a que cese la violencia, no solamente con la Fuerza Pública porque esta muchas veces, queriendo ayudar, genera niveles de tensión más altos”.

“Nosotros hemos planteado el tema de Autonomía Indígena como un tema prioritario y hay otro tema de Justicia Indígena en Comisión de Derechos Humanos y creo que este es un momento para que los partidos políticos garanticemos los derechos de la población indígena”, resaltó Campbell.

Además, informó que la legisladora del PAC por Puntarenas, Laura Garro, está en el sector “para ser observadora y para facilitar los procesos de diálogo y negociación entre las partes”.

La noche de este lunes, a las 23 horas, se realizaba una reunión que involucraba a dirigentes de los sikuas, indígenas y del Gobierno para lograr un acuerdo para poner fin a los ataques contra la población originaria que quiere recuperar dos fincas, una alquilada por CoopeAgri y otra de una transnacional frutera.

http://www.elpais.cr/frontend/noticia_detalle/1/93082