EEUU revoca visas a funcionarios venezolanos “por abuso y violaciones de DDHH”

Una de las sanciones que el Gobierno de EEUU venía eludiendo, finalmente fue anunciada ayer por el Departamento de Estado: la suspensión de visas de ingreso a ese país a un grupo de funcionarios venezolanos.

A través de un comunicado, la vocera del Departamento de Estado, Marie Harf, informó que el secretario John Kerry decidió “imponer restricciones a los viajes a los Estados Unidos para una serie de funcionarios del Gobierno venezolano que han sido responsables o cómplices de abusos contra los derechos humanos”.

Argumentó que “en los últimos meses Venezuela ha sido testigo de grandes protestas por parte de manifestantes afectados por el deterioro de las condiciones económicas, sociales y políticas. Las fuerzas de seguridad del Gobierno han respondido a estas protestas, en muchos casos con detenciones arbitrarias y uso excesivo de la fuerza. Hemos visto los repetidos esfuerzos para reprimir la expresión legítima de la disidencia mediante la intimidación judicial, para limitar la libertad de prensa, y para silenciar a los miembros de la oposición política”.

Dijo que esa medida “subraya nuestro compromiso para que los individuos que violan derechos humanos sean responsables y rindan cuentas por sus actos”.

Harf acotó que “si bien no vamos a identificar públicamente a estas personas debido al historial de confidencialidad de la visa, nuestro mensaje es claro: los que cometen este tipo de abusos no serán bienvenidos en los Estados Unidos”.

El comunicado termina enfatizando que la acción está dirigida específicamente “a las personas responsables de violaciones de derechos humanos y no a la nación venezolana y su gente”.

Un vocero del Departamento de Estado indicó a AFP que la medida abarca a funcionarios judiciales, policiales y militares, así como a ministros y asesores del presidente Nicolás Maduro. Otra fuente reveló que son 24 los afectados.

Por su parte, la congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen, reaccionó ayer a través de un comunicado a la acción: “Negar visas a funcionarios venezolanos es un buen paso, pero esta acción llega muy tarde y no va suficientemente lejos. No sólo debemos negar visas a los secuaces de Maduro sino también debemos expandir esas restricciones de visas a familiares inmediatos de violadores de derechos humanos y congelar sus bienes y propiedades en los EEUU”, propuso.

Por su parte, un grupo bipartidista de senadores de Estados Unidos instó a Kerry a imponer sanciones contra funcionarios del Gobierno venezolano ante el “deterioro de la democracia, del imperio de la ley y de los derechos humanos”.

La carta fue firmada por los senadores demócratas Robert Menéndez, Bill Nelson, Ben Cardin y Tim Kaine; y por los republicanos Marco Rubio, Ted Cruz, John McCain, Lamar Alexander y Mark Kirk.

A pesar de la presión de legisladores demócratas y republicanos para que se aplicaran sanciones a los funcionarios venezolanos, el Departamento de Estado había manifestado -hasta ayer- la inconveniencia de las mismas, esperanzados en el diálogo entre el Gobierno y oposición que impulsaron diplomáticos de Colombia, Ecuador, Brasil y el Vaticano.

http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/140731/eeuu-suspendio-visas-de-funcionarios-venezolanos

 

Comunicado del Departamento de Estado de EEUU

Visa Restrictions Against Human Rights Abusers in Venezuela

Venezuela in recent months has witnessed large-scale protests by demonstrators concerned about deteriorating economic, social, and political conditions. Government security forces have responded to these protests in many instances with arbitrary detentions and excessive use of force. We have seen repeated efforts to repress legitimate expression of dissent through judicial intimidation, to limit freedom of the press, and to silence members of the political opposition.

Taking this into consideration and pursuant to Section 212(a)(3)(C) of the Immigration and Nationality Act, the Secretary of State has decided to impose restrictions on travel to the United States by a number of Venezuelan government officials who have been responsible for or complicit in such human rights abuses.

With this step we underscore our commitment to holding accountable individuals who commit human rights abuses. While we will not publicly identify these individuals because of visa record confidentiality, our message is clear: those who commit such abuses will not be welcome in the United States.

We emphasize the action we are announcing today is specific and targeted, directed at individuals responsible for human rights violations and not at the Venezuelan nation or its people.

http://www.state.gov/r/pa/prs/ps/2014/07/229928.htm