Entre protestas, el Senado mexicano aprueba dictamen de reformas en telecomunicaciones

Con las bancadas de la oposición de PRD y PAN divididas, tanto a favor como en contra, y con un PRI disciplinado ante la presencia de su coordinador Emilio Gamboa Patrón, los integrantes de las comisiones unidas del Senado aprobaron con 25 votos a favor y cinco en contra, en lo general, el dictamen de la ley de telecomunicaciones.

En el debate se denunció que este dictamen es contrario a los avances de la reforma constitucional del año pasado, así como de ser un “arcón de regalos” para Televisa, en especial, en televisión restringida.

Al mismo tiempo, los defensores, en especial los negociadores del PRD, negaron que hubieran recibido “línea” de la Presidencia y afirmaron que se incorporaron avances.

En una larga sesión que fue cuestionada por varios legisladores por el método para evitar la discusión, en lo particular, y ante la violencia del equipo de seguridad que sacó con violencia a seis jóvenes del Colectivo por el Derecho a la Comunicación, presentes en el recinto de la Comisión Permanente, los senadores dieron celeridad al dictamen de más de 600 páginas.

“¡No nos van a censurar!”, gritaron los jóvenes, quienes también denunciaron a los integrantes de la “telebancada”. Los inconformes a su vez transmitían la sesión por el 102.1 de FM por antena libre, para pedir también respeto a los medios comunitarios.
El senador Alejandro Encinas, en su participación, acusó de intolerancia a la mesa directiva, presidida por el panista Javier Lozano, y pidió que se revisara el papel del equipo de resguardo del Senado,  pues “no son cuerpos policiacos”.

Al inicio de la sesión, los senadores Javier Corral, Ernesto Ruffo y Marcela Torres Peimbert, del PAN, así como Alejandra Barrales, del PRD y presidenta de la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía, así como Manuel Bartlett, del PT, y el perredista Alejandro Encinas cuestionaron que se convocara a la sesión en un “formato especial”.

Barrales argumentó que ella, como presidenta de la comisión, no firmó la convocatoria, pues el acuerdo se tomó “en privacidad” y porque “en nada abona un ejercicio apresurado” para dictaminar más de 300 artículos, más 43 transitorios.

“Es una patología de ilegalidad”, reprochó Manuel Bartlett, del PT, a los presidentes de las mesas directivas, encabezadas por el panista Javier Lozano.

“No sólo se violan las reglas, también las reglas de la decencia. Es una falta de respeto a los senadores. Ustedes no son los dueños del Senado”, reprochó Bartlett a la Mesa Directiva.

“Si no respetan los reglamentos, ya no son la mayoría, son una banda de forajidos”, fustigó el senador petista.

Alejandro Encinas, del PRD, les recordó que se trataba de una “reedición” de lo vividoen la reforma energética. “En primer lugar, la convocatoria no fue avalada por la mesa directiva de una de las tres comisiones (la de Radio, Televisión y Cinematografía). De origen, esto representa un problema. No pueden convocarse a reuniones de comisiones unidas por mayoría. Avalo lo señalado por la senadora Barrales”, acusó.

A propuesta del senador Javier Corral, del PAN, se llamó a la votación nominal para que se aprobara o rechazara el formato.

Finalmente, se emitieron 19 votos a favor y 9 en contra.

Esta primera votación fue un retrato de cómo las bancadas del PRD y PAN estaban divididas frente a los priistas y su aliado del Partido Verde, encabezados por Gerardo Flores, que votaron unidos.

“Es un retroceso”: Barrales

En la primera ronda para argumentar a favor y en contra participaron sólo los integrantes de las comisiones. La priista Graciela Ortiz, presidenta de la Comisión de Estudios Legislativos, se confundió hasta en los términos y dijo que la reforma tiene entre sus avances el mast carry y el mast after.

Barrales fue la única de los tres presidentes de las comisiones unidas que anunció su voto en contra. “Me pronuncio en contra del dictamen, en lo general, porque se aparta de la reforma constitucional del año pasado. Es un retroceso importante. A un año, el objetivo se diluye”, afirmó la perredista.

La senadora Barrales también argumentó en contra de establecer que los agentes económicos preponderantes deben regularse “por sector”, ya que esto permitirá la discrecionalidad.

Al argumentar a favor, el panista Javier Lozano consideró que este dictamen logra “reglas claras para todos”. El presidente de la Comisión de Comunicación anunció que se modifican los artículos 90 –que constriñe a las concesiones de uso social y comunitario a una potencia muy baja– y el artículo 290.

Desde la tarde, antes de que iniciara la sesión de comisiones, el coordinador del PRD, Miguel Barbosa, presumió que en la última negociación con el gobierno federal –que terminó a las tres de la mañana de este miércoles– lograron quitar la discriminación en los medios sociales.

Los panistas que argumentaron en contra del dictamen fueron el exgobernador de Baja California, Ernesto Ruffo; la senadora Marcela Torres Peimbert y Javier Corral, quien encabezó las críticas más duras a la posición del propio Lozano Alarcón.

“Esto se trata de un engaño. Es una manera de darnos la vuelta a los ciudadanos para ver un debate controlado. He visto ir y venir comitivas de legisladores a Los Pinos”, fustigó Ruffo.

En su respuesta, el perredista Zoé Robledo, quien habló a favor del dictamen, mencionó que no fueron negociaciones en Los Pinos, sino en el Senado, y que fueron “transparentes”.

En el momento que Ruffo exponía su voto en contra y Zoé Robledo decía que el dictamen logró “la rectoría del Estado”, el coordinador de los priistas, Emilio Gamboa Patrón, entró al recinto y se paseó, feliz, entre las bancadas. El líder priista saludó a Manuel Bartlett y a Javier Corral, sus más duros contendientes en este tema desde la ley Televisa.

“Regalo a Televisa”

La senadora del PAN, Marcela Torres Peimbert, hizo una amplia lista de argumentos en contra del dictamen. Sentenció que “la definición de preponderancia por sector constituye un error legislativo que no se subsana con transcribir el octavo artículo transitorio de la reforma constitucional”.

Peimbert advirtió que ni en temas como los derechos de la discapacidad hay avances completos, pues la reforma se “quedó muy corta”.

“Quienes aprueben este proyecto de dictamen están solapando un grave daño a la democracia. Que el poder político se concentre en unos pocos y que se mantenga así a perpetuidad”, advirtió la senadora panista. Luego de ello recibió aplausos.

El priista Enrique Burgos fue de los pocos de su partido que subió a hablar a favor del dictamen. Afirmó que, según él, no hay retrocesos. Retórico, el exgobernador de Querétaro no especificó cuáles eran los avances.

A pesar de no entrar en el detalle de los temas más polémicos, la bancada priista se puso de pie para aplaudirle a Burgos, con un Gamboa Patrón que no cabía de felicidad.

El senador panista Javier Corral afirmó que a Enrique Peña Nieto “lo doblaron a menos de dos años de su gobierno” los intereses del duopolio televisivo.

“Es una contrarreforma en el espíritu y en la letra. Terminará fortaleciendo a los monopolios. Es un golpe a la Constitución impulsado por el presidente y sus aliados en el Senado”, sentenció Corral.

El panista afirmó que en el dictamen se le otorga “un arcón de regalos” a Televisa”. Y enumeró las limitaciones: los derechos de las audiencias son limitados; se incrementan “a nivel de descaro” los tiempos de comercialización para la televisión y la radio comerciales; no se sanciona la propaganda política presentada como información, y a la Secretaría de Gobernación se le sigue entregando la administración de los tiempos del Estado.

“Ya lo sabemos: el gobierno y Televisa quieren que sólo haya un preponderante por sector. El gobierno tiene el propósito de proteger a Televisa para hacer más compras”, argumentó Corral.

Corral Jurado se explayó cuando mencionó el artículo “noveno transitorio”, cuya autoría nadie se atribuye. “Este noveno transitorio es un auténtico descaro. Le están dando fichas a Peña Nieto para que pague fichas a Televisa”, acusó.

Por último, el legislador petista Marco Antonio Blázquez argumentó, sorprendentemente, a favor del dictamen.

http://www.proceso.com.mx/?p=376314

 

La sociedad y la democracia pierden ante Televisa, al aprobarse el dictamen de Ley Telecom, coinciden opositores

El dictamen para crear la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión se aprobó en lo general en comisiones unidas del Senado de forma apresurada, sin oportunidad de modificar el dictamen en lo sustancial, sin debate real y violentando el proceso legislativo. Así, con 25 votos a favor y 5 en contra se avaló la ley secundaria en materia de telecomunicaciones. El Senador Javier Corral Jurado, uno de los más críticos del dictamen, conocido popularmente como la “Ley Peña-Televisa”, afirmó que el Senado le entregó al Presidente Enrique Peña Nieto la moneda con la cual pagará a la televisora de Chapultepec los favores prestados durante su campaña presidencial.

“Es un auténtico descaro, quienes voten este artículo le están dando fichas a Enrique Peña Nieto para que pague favores de campañas pasadas o le están dando fichas para que pague anticipos de campañas futuras en el 2015 y en el 2018”, afirmó el secretario de la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía. Y recalcó. “Saldrá un proyecto reforzado en regalos para la televisora. No importa que el Presidente de la República, al que se le hizo leer por telepronter el discurso de Promulgación de la Reforma Constitucional, haga el ridículo ante el mundo como el ‘Salvador de México’, el que ofreció combatir a los monopolios y hoy los vuelve a fortalecer con un proyecto regresivo”.

Por su parte, el Senador Manuel Bartlett Díaz, del Partido del Trabajo, adelantó que aunque el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Partido Acción Nacional (PAN) y algunos perredistas ganaron la votación para favorecer los intereses de Televisa, en realidad perdieron, porque quedarán mal con la ciudadanía. “Ustedes creen que el aplazamiento, la violación, la falta de respeto es un triunfo político, están quedando muy bien con los intereses que están atrás de estas reformas tan importantes y tan peligrosas, por la presión de los intereses económicos en este país”, detalló.

Antes, el Senador panista Ernesto Ruffo Appel había denunciado: “He visto ir y venir comitivas de compañeros legisladores a Los Pinos, en lugar de, como la República y su espíritu marca, discutir las cosas aquí entre nosotros, las propuestas vienen desde allá”. Por esa razón, Ruffo Appel votó en contra al considerar que el concepto de preponderancia es “un engaño” a la ciudadanía NI CON EL PÉTALO DE UNA COMA Previó a la aprobación mayoritaria que la nueva norma, Corral manifestó que la Ley protege a Televisa de forma descarada. “Al duopolio no se le toca ni con el pétalo de una coma”, dijo.

El legislador se refirió al polémico tema de la preponderancia por sector, que fue avalado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y 22 senadores de su propio partido, Acción Nacional, el cual traerá como beneficio a la empresa no ser declarada preponderante por los servicios individuales que ofrece y que ofrecerá mediante el triple play (televisión restringida, telefonía fija e Internet) y el cuádruple play (televisión restringida, telefonía fija, telefonía móvil e Internet). Corral aseguró que esta batalla ganada por la televisora confirma el fracaso del Estado mexicano para imponerse sobre los poderes fácticos. Además, descubre la debilidad de los partidos políticos inscritos en el Pacto por México para enfrentarse al monopolio. “Vuelven a otorgar a Televisa un arcón de regalos.

La debilidad de una clase política que intentó enfrentar los monopolios mediáticos a través del consenso partidista en el Pacto por México; pero se dobló a la mitad de la jornada y no pudo consumar su valor en las leyes que concretan la voluntad”, dijo.

El panista enumeró otras debilidades sustantivas en el dictamen, entre ellas, que mantiene la facultad de la Secretaría de Gobernación para vigilar y sancionar en materia de transmisión de contenidos en radio y televisión, así como en la administración de los tiempos del Estado; en regresión a la reforma constitucional que otorgó esta atribución al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) de manera exclusiva y directa.

Sin embargo, destacó una en particular: la ausencia de medidas efectivas para generar una mayor competencia, pluralidad y diversidad de medios. “Están ausentes los criterios y procedimientos para la desconcentración de frecuencias y reglas a la propiedad cruzada de medios en sentido totalmente contrario a lo establecido en el artículo 28 Constitucional”, puntualizó. Por su parte, la Senadora panista Marcela Torres Peimbert, se refirió al dictamen como “La Ley de anti competencia y pro monopolios”, porque, dijo, avala los abusos de las grandes cadenas de radiodifusión en detrimento de los derechos de los usuarios. “Con la aprobación de estas leyes en sus términos, los mexicanos trataremos de vivir contradictoriamente: En libertad pero sin información.

En México no se logrará consolidar una democracia de calidad y eso será responsabilidad del proponente, el Presidente Peña Nieto, y los legisladores que avalen su propuesta”, apuntó la legisladora queretana. “La definición de preponderancia por sector, constituye un error legislativo que no se subsanará ni se subsana transcribiendo una parte del texto constitucional”, precisó.

El Senador Javier Corral acusó a los demás senadores de aprobar la Ley a favor de Peña Nieto y Televisa. Foto: Cuartoscuro EL DEBATE SOBRE PREPONDERANCIA Casi siete meses después de que venció el plazo legal para aprobar las leyes secundarias en materia de telecomunicaciones, las comisiones legislativas del Senado iniciaron la recta final rumbo a su presentación ante el pleno. De inmediato los legisladores se enfocaron en uno de los temas principales del debate fuera del espacio legislativo: el de la preponderancia. El Senador del PAN, Ernesto Ruffo Appel, integrante de la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía, se refirió al concepto de “agente monopólico” debe ser definido a través de los servicios y no por sector, como está redactado en el dictamen.

“El ciudadano común no compra servicios de radiodifusión o telecomunicaciones, compra celulares, Internet, cable; pero no compra una tecnología de radiodifusión o de telecomunicaciones; de ahí empecé a sospechar acerca de la confusión deliberada para, precisamente, no definir a los agentes monopólicos”, sostuvo el legislador. Ruffo Appel votó en contra por considerar que el concepto de preponderancia es “un engaño” a la ciudadanía, para desviar la atención del “agente monopólico” y los servicios que brinda, por los cuales debería ser regulado. En contraparte, el perredista Zoé Robledo Aburto, quien votó a favor del dictamen, aseguró la legislación secundaria no contravenía la Constitución, por el contrario, dijo que mantiene su espíritu para combatir “el capitalismo de cuates” que han hecho millonarios a unos cuantos en los sectores de telecomunicaciones y radiodifusión.

“La propuesta de Dictamen que se presenta incorpora muchas preocupaciones de la sociedad civil, muchas preocupaciones de académicos y de especialistas, y muchas preocupaciones de integrantes del Grupo Parlamentario del PRD”, sostuvo el legislador chiapaneco. Y respondió al Senador Ruffo que nadie fue a Los Pinos a negociar la ley Telecom. “Cuando aquí se ha mencionado que hay un diálogo en Los Pinos, es falso […]. Nosotros no iremos jamás a Los Pinos a negociar los derechos de absolutamente nadie. Si no hubiéramos intervenido en esa negociación, esta ley hubiera estado aprobada hace mucho, con una serie de regresiones gravísimas”, recalcó.

POSTURAS A FAVOR Y EN CONTRA

La Senadora perredista Alejandra Barrales Magdaleno votó en contra del dictamen porque, dijo, se aparta de los avances alcanzados en la reforma constitucional, en lo relativo a la libertad de expresión, fomentar la competencia real y efectiva. “De prosperar este dictamen es un retroceso importante en derechos, en libertades y en logros que muchos anunciamos, que muchos presumimos incluso que habíamos logrado al interior de este recinto”, dijo. Afirmó que el dictamen limita y desvirtúa la naturaleza constitucional del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), y por el contrario se fortalecen las atribuciones del Estado autoritario y el poder de quienes deberían ser regulados.

“Nos parece que de facto se están anulando muchas de sus facultades, muchas de sus atribuciones. Se percibe también que persisten esquemas obsoletos, fuera ya de toda realidad, como la pretensión de facultar de nueva cuenta a la Secretaría de Gobernación para vigilar de nuevo contenidos en los medios”, agregó la presidenta de la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía. En defensa del proyecto habló el Senador panista Javier Lozano Alarcón quien señaló que el objetivo de la legislación secundaria es establecer las condiciones y el entorno legal que propicie la transformación de las telecomunicaciones y la radiodifusión a sectores más competidos y con mayores niveles de inversión. “Se trata de tener reglas claras para todo mundo, sobre todo esos derechos para los usuarios, pero también para los empresarios, los concesionarios que van a competir, que tengan certidumbre jurídica para invertir en nuestro país”, sostuvo el presidente de la Comisión de Comunicaciones y Transportes.

PROCEDIMIENTO VIOLÓ REGLAMENTO

El Senador panista Javier Lozano fue el arquitecto del dictamen de la Ley Telecom, denunciaron opositores. Foto: Cuartoscuro Senadores perredistas, petistas y algunos panistas acusaron que sus pares priistas, pevemistas y panistas aprobaron un procedimiento de deliberación y votación en lo general, alejado de la práctica legislativa, con el propósito, dijeron, de aprobar la nueva ley sin discusión, durante la madrugada y alejada de la participación ciudadana.

El panista Javier Corral acusó a Javier Lozano, presidente de la Comisión de Comunicaciones, y a Graciela Ortiz, presidenta de la Comisión de Estudios Legislativos, de violentar el reglamento del Senado y la Ley Orgánica del Congreso, al negar la posibilidad de que los senadores plantearan sus reservas y se votarán una por una en comisiones. “Obviar la discusión en lo particular es rehuir el debate, es evadir ante la sociedad mexicana la responsabilidad de asumir los fundamentos, las razones en las que se sustenta un proyecto de dictamen”, recalcó. Aseguró que priistas y panistas hicieron más restrictivo el desahogo de la discusión en telecom que la legislación secundaria de la reforma energética.

“Podrán imponer la mayoría de los votos, van a atropellar, pero el que atropella no vence, simplemente atropella”, enfatizó el chihuahuense.

CAMBIOS COSMÉTICOS

Al dictamen se le realizaron tres cambios, dos al artículo 90, relativos a los medios comunitarios e indígenas; y uno al 209, sobre la conservación de los números telefónicos por los abonados. Al párrafo cuarto párrafo del artículo 90 se le quitó: “El Instituto únicamente podrá otorgar concesiones para estaciones de radio FM con un rango de operación de 20 watts y a una altura del centro de radiación de la antena sobre el terreno promedio de 30 metros a concesionarias comunitarias e indígenas, en la parte alta de la banda antes referida. En este segmento se deberá reservar para este tipo de estaciones el diez por ciento de la banda de radiodifusión sonora de FM, que va de los 88 a los 108 MHz”.

Y se colocó en su lugar: “El Instituto deberá reservar para estaciones de radio FM comunitarias e indígenas el diez por ciento de la banda de radiodifusión sonora de FM, que va de los 88 a los 108 MHz. Dicho porcentaje se concesionará en la parta alta de referida banda”. En el párrafo quinto del mismo artículo 90 se le quitó la palabra “únicamente”: “El Instituto únicamente podrá otorgar concesiones para estaciones de radio AM, comunitarias e indígenas, en el segmento de la banda del espectro radioeléctrico ampliada que va de los 1605 a los 1705 KHz.

Lo anterior, sin perjuicio de que el Instituto pueda otorgar concesiones de uso público, comercial o social, que no sean comunitarias o indígenas, en el resto del segmento de AM”. También se modificó el párrafo tercero del artículo 209: “Los costos a que se refiere el párrafo anterior deberán estar orientados en función de los gastos reales y, en caso de imponerse cuotas directas a los abonados, no deberán tener, en ningún caso, efectos disuasorios para el uso de dichas facilidades”. La redacción final quedó así: “Los costos a que se refiere el párrafo anterior deberán estar orientados en función de los gastos reales. Los concesionarios no podrán cobrar al usuario final o abonado cargo alguno por la portabilidad de su número”.

http://www.sinembargo.mx/03-07-2014/1045673

 

Principales puntos del proyecto de leyes telecom 

http://www.milenio.com/politica/proyecto_ley_telecom-cambios_ley_telecom-para_entender_ley_telecom-puntos_importantes_telecom-usuarios_y_telecom-preponderancia_y_telecom-reforma_telecomunicaciones-me_afecta_ley_telecom_5_328217188.html