Especialista afirma que México es el segundo país con más casos de trata de personas en América

La consejera legal de la agrupación Unidos contra la Trata, María Teresa Paredes Hernández, afirmó que cada 24 horas se extravían en México 380 personas, 80% de las cuales son canalizadas al comercio sexual o laboral, o bien a la delincuencia organizada.

De acuerdo con Paredes, México es el segundo país con más casos de trata de personas en América, tanto en su modalidad de “trata de origen” (nacionales) como “de paso” (migrantes).

Durante su intervención en la primera sesión del Consejo Técnico Interinstitucional para Prevenir, Combatir y Sancionar la Trata de Personas en Yucatán, instalada este miércoles en el marco del Día Mundial contra la Trata de Personas, destacó que ese “es un delito que no queremos ver, que no queremos escuchar, y no es sólo trata sexual, sino también trata laboral”.

Las comunidades más depauperadas concentran las mayores víctimas potenciales de los tratantes, dijo, y explicó que mucha gente de pueblos olvidados es contratada para trabajos domésticos, “incluso para trabajar en casas de diplomáticos”.

“Hemos tenido incluso casos en casas de políticos que después de ingresar no las dejan salir y no les pagan”, denunció. Y muchas centroamericanas que van en busca del sueño americano, agregó, “son engañadas día con día” en México con alguna oportunidad de trabajo.

La consejera legal de Unidos contra la Trata aseguró que en México se pierden “unas 380 personas a diario, más los inmigrantes que no podemos contabilizar”, y “80% de esas personas se va a la trata sexual y laboral en los campos, a la trata delincuencial, donde son capturadas por los cárteles y utilizados para delinquir”.

Por ello, pidió “abrir los ojos, denunciar y ponernos de acuerdo con las autoridades de migración, pues hay mujeres que son llevadas en coches por carretera, niños que pasan en camiones sin sus padres. Tenemos que implementar mucho más la vigilancia”.

Comentó que sólo el año pasado fueron rescatados en Estados Unidos 57 mil niños que cruzaron la frontera sin sus padres “y necesariamente debieron pasar por México”.

Por su parte, el gobernador Rolando Zapata Bello se comprometió “a erradicar” de Yucatán la trata de personas y cimentar la seguridad ciudadana en los 106 municipios.

Las acciones interinstitucionales deben dirigirse prioritariamente a evitar que niñas y mujeres sean víctimas de dicho crimen, pues una sociedad incluyente, con perspectiva de género y equidad, es aquella en la que se suman esfuerzos para proteger a grupos y sectores vulnerables, subrayó.

“La sociedad de bienestar que estamos construyendo y consolidando no es compatible con ese tipo de prácticas ilícitas que debemos y vamos a erradicar de Yucatán, de eso no me queda duda”, concluyó el mandatario estatal.

http://www.proceso.com.mx/?p=378463