Honduras: otro derrumbe retrasa el rescate de los ocho mineros atrapados

El miércoles se cumplieron siete días desde que ocurrió la tragedia en la mina de San Juan Arriba, en El Corpus, Choluteca, y todo apunta a que las arduas jornadas de búsqueda de los ocho mineros soterrados están a punto de dar resultados, declararon ayer los líderes de los trabajadores que ejecutan las tareas de rescate de los cuerpos.

La búsqueda se ha fortalecido en las últimas horas. La cantidad de voluntarios se incrementó y todos aportan su grano de arena para encontrarlos, pero la labor se torna complicada porque se reportaron desprendimientos de tierra la noche anterior.

El movimiento en la mina de hombres que bajan y suben al cerro originaba esperanzas de buenas noticias. Las familias recibieron información de que faltaba poco para llegar al punto donde presumen que se encuentran los ocho obreros enterrados.

Desde las 11:00 am se esperaba que los líderes de los mineros bajaran a informar a los medios sobre el avance en la búsqueda, pero se prolongó hasta el filo de las 4:00 pm.

Mientras esperaban, surgieron nuevas informaciones confusas de que los cuerpos de algunos de los mineros ya habían sido encontrados, pero fueron desmentidas por los dirigentes en una conferencia de prensa.

Horas antes, el ministro de Desarrollo Social, Lisandro Rosales, aseveró que la búsqueda se había suspendido a las 11:00 am por decisión de los mineros, pero posteriormente dicha versión también fue desmentida por las personas que lideran la búsqueda de los desaparecidos.

La desinformación volvió a hacer presa de los medios de comunicación, ya que algunas radioemisoras informaron que ya se habían encontrado varios cadáveres.

A eso de las 3:00 de la tarde hubo un movimiento inusual en el sitio. Varios mineros bajaron deprisa, bordaron los vehículos y partieron al pueblo en compañía de un contingente de militares.

Los líderes se negaron a hablar con los periodistas y prometieron que al regreso hablarían con los comunicadores para ofrecerles nueva información. La reunión que tuvieron en El Corpus se manejó en el más estricto hermetismo.

El encuentro se prolongó más de una hora.

Al regresar a la entrada de la mina ofrecieron una rueda de prensa para informar escuetamente sobre los avances obtenidos durante el día.

Piden más tiempo

Al regresar de la reunión, los mineros hablaron otro lenguaje con los medios y bajaron la confrontación que habían mantenido con el Gobierno en los últimos días. Aseguraron que ahora los estaban apoyando en las labores de búsqueda.

“Todo marcha bajo control. Hemos organizado mejor el trabajo. Estamos motivados porque queremos sacar a las ocho personas. El trabajo es excelente, nadie ha tenido peligro. Avanzamos, estamos cerca y no abandonamos la búsqueda. Solo le pedimos un poquito más de tiempo al Presidente para que avancemos y los encontremos. El Gobierno nos ha apoyado”, expresó Esteban Estrada, uno de los dirigentes mineros.

Los periodistas que cubren la tragedia cuestionaron la posición variante de los mineros, quienes expresaron que el Gobierno los estaba apoyando, cuando el día anterior colocaron un rótulo en el portón de acceso a la mina con la leyenda “Copeco no, mineros artesanales sí”.

La confusión sobre las declaraciones de los dirigentes obreros hizo que los periodistas preguntaran por qué ahora le solicitaban al Presidente más tiempo para proseguir las labores, cuando desde el lunes anterior habían quedado sin colaboración de los cuerpos de socorro del Estado.

“El Presidente no nos ha dado plazo, pero le pedimos que nos dé un poquito, aunque sea unas horitas, para ver si podemos rescatar a los compañeros”, insistió el líder minero. En la comparecencia, los mineros incluso agradecieron al Gobierno porque cuando estuvieron en la zona los apoyó con alimentos y otro tipo de cooperación.

“El ministro cumple órdenes. Tal vez lo que no quieren es un fracaso para nosotros y estamos de acuerdo. Ellos no nos dejaron, nos siguen apoyando. Estamos agradecidos y espero que no nos vayan a dejar”.

Derrumbe y nuevas rutas

Cada dos horas, las cuadrillas de voluntarios son relevadas en la mina. La búsqueda no tiene horario.

Sin embargo trascendió ayer que una noche antes se había presentado un nuevo desprendimiento de tierra y piedras, que obligó a los mineros a buscar otra ruta de búsqueda, informó Luis Rueda, alcalde de El Corpus.

“Desde anoche se informó que por la fragilidad del terreno, el avance de los mineros para encontrar a los soterrados no es el que se espera. Hay deslizamientos de tierra y por eso no logran llegar a la zona donde creen que están los mineros. Creemos que es difícil que logren encontrarlos y se analizará si se busca otra alternativa para la búsqueda o deciden dejar de buscarlos”, dijo Rueda.

Las declaraciones del alcalde de El Corpus fueron desvirtuadas por los mineros, quienes aseguraron que el trabajo en la mina no se ha paralizado, que no ha habido riesgos y que, al contrario, hay avances que podrían en las próximas horas llevarlos adonde se encuentran los soterrados.

“Es cuestión de horas, probablemente mañana, pero estamos cerca de hallar a los compañeros”, concluyó Estrada.

http://www.laprensa.hn/honduras/apertura/727746-97/otro-derrumbe-retrasa-rescate-de-ocho-mineros-hondure%C3%B1os