Miles de campesinos e indígenas mexicanos marcharon contra la reforma energética

Darío Cortés tiene 60 años y desde los diez, es campesino. En su natal Veracruz se dedica a la siembra de café y de maíz y es uno de los manifestantes que marchó por Avenida de la Reforma en la Ciudad de México hasta la Secretaría de Gobernación [Segob] para exigir junto a otros 40 mil, que los legisladores no los despojen de sus tierras y que el gobierno federal implemente una estrategia alimentaria para todo el país. “Vengo aquí, pues para exigir apoyo para el campo.

Nomás el kilo de café no lo están comprando a cuatro pesos. Hace cuatro años que a mí me retiraron el apoyo de Procampo [Programa de Apoyos Directos al Campo], no sé si fue orden de acá a nivel federal, que a muchos no los quitaron, o es tienen que ver las autoridades de allá [Veracruz], pero a varios que no siembran les dan apoyos y a los que sembramos no”, dijo mientras un hombre hablaba por un altavoz. El que hablaba por una bocina era otro campesino: “Ya casi lo logramos, casi llegamos a la Segob compañeros, para decirles que vamos a defender nuestro campo. Que venimos hasta aquí donde tienen todo, tantos Oxxos, hoteles de lujo, restaurantes”. Los distintos contingentes de decenas de organizaciones campesinas empezaron a llegar al Ángel de la Independencia desde las 8:00 horas, otro más se congregó en la Estela de Luz.

Miles de campesinos del Barzón de Chihuahua, Sonora, Baja California, Oaxaca, Chiapas, Michoacán, Guerrero, Estado de México e Hidalgo y de organizaciones como Alianza contra el Fracking, Unimos, la Comisión Nacional en Movimiento, la Unión Campesina Democrática (UCD), entre otras, empezaron a marchar desde mediodía hacia la Segob. Eran miles de hombres y mujeres quemados por el sol, con rebozos, huaraches y sombreros los que caminan bajo la resolana del mediodía en la Ciudad de México. También había niños y niñas que llevaban el paso de la mano de sus madres y que no comprendían con exactitud porqué estaban ahí. Una niña se detuvo en medio de la marcha y dijo que le dolía el estómago. Su madre trataba de alentarla a seguir.

La chiquilla rompió en llanto y vomitó. Pero nadie se detuvo, la gente siguió  su camino. “No estamos de acuerdo con las reformas de Peña Nieto. Nos quieren quitar la tierra y eso sí que no. Nos quieren traer semillas de otros lados y contaminar nuestro maíz”, dijo Eleazar, un campesino de la Comisión Nacional en Movimiento de Santa María Tonanitla, Estado de México, donde hay 1,200 hectáreas de siembra e invernaderos.

El Edomex, justo de donde proviene el actual Presidente de México, Enrique Peña Nieto. “Imagínese que está sentada en su casa y que llegan a quererla sacar, para quitarle todo. Eso es lo que quieren hacer con esas reformas que están aprobando”, comentó Eleazar. Los agricultores se manifiestaron por que se ponga un alto al despojo de tierras que trae consigo la Ley de Hidrocarburos, que en su Artículo 91 establece que “la industria de hidrocarburos es de utilidad pública y que la exploración y extracción de estos recursos es de interés social y de orden público”.

Asimismo, el artículo 96 dice que “ la contraprestación deberá ser proporcional a las necesidades del asignatario o contratista”, es decir, que las empresas nacionales y extranjeras que quieran explorar o explotar recursos naturales. En la marcha hubo música, tambora, gritos y llantos de niños asoleados que caminaban entre los adultos. “¡El que no grite es Peña!”, ¡Peña idiota, privatiza a la gaviota!”, se oía al unísono. “¡Yo nada más les digo que desde que Peña Nieto entró, todo está chueco!”, se burló y rió una mujer al frente de uno de los contingentes, mientras el resto soltó la carcajada.

http://www.sinembargo.mx/24-07-2014/1067138

 

Avalan diputados en lo general tercer dictamen en materia energética

A pesar de la férrea oposición del PRD, PT y Movimiento Ciudadano, la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados aprobó ayer miércoles por 20 votos en favor y 7 en contra el proyecto de dictamen por el que se expide la Ley de Pemex y de la CFE, en donde se agrega un adéndum sobre la minuta procedente del Senado para garantizar la total autonomía de ambas “empresas productivas del Estado Mexicano”.

Con ello, por ejemplo, el Consejo de Administración de ambas entidades autorizará sin intervención alguna de la Secretaria de Hacienda sus tabuladores, estructura orgánica, políticas de recursos humanos y sobre todo “el destino de sus egresos excedentes y su propio presupuesto”.

Las reformas atienden los retos de las empresas, como el de aumentar la plataforma de producción de petróleo; se transita a niveles de transparencia y combate a la corrupción para que México tenga un sector energético robusto que compita y rinda cuentas, y se impulsa el desarrollo del país a través de un mercado energético sólido y eficiente, sostuvo el priista Javier Treviño.

Además, el legislador regiomontano señaló que se incluyen nuevos sistemas de vigilancia diseñados conforme a las mejores prácticas internacionales, se prevé la creación de un comité de auditoría que será responsable de emitir los lineamientos de vigilancia de las empresas y además la existencia de una auditoría interna

Cinco horas de debate

Tras cinco horas de debate no exento de controversias, alegatos y enfrentamientos entre los legisladores, el presidente de este cuerpo colegiado, el priista Marco Antonio Bernal, citó a sus pares para a las 10 de la mañana, con el propósito de analizar y eventualmente aprobar también el último paquete de reformas secundarias energéticas, el cual abarca las leyes de los órganos Reguladores Coordinados del Sector Energético y se expide la Ley de la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente.

Durante esta discusión, llamaron la atención dos hechos: Ricardo Aldana Prieto, tesorero del sindicato petrolero, demandó al gobierno federal asumir parte del pasivo laboral de Pemex que supera los 1.3 billones de pesos y representa casi siete por ciento del Producto Interno Bruto.

“Se requiere que el gobierno federal asuma parte del pasivo laboral para dejar a nuestras empresas en condiciones de competitividad. Sólo así podrán competir de forma exitosa en el nuevo entorno que establece esta reforma”, dijo el también legislador priista e hizo ver que estos cambios, eso sí, no afectarán las conquistas de los trabajadores y subrayando que se deben fortalecer los sistemas pensionarios en ambas empresas energéticas.

Del otro lado, los diputados del Partido Verde, a través de su coordinador Arturo Escobar, se comprometieron a firmar ante notario público que los precios de las tarifas y el gas si van a bajar de precio. “No hay medias tintas. Estamos jugándonosla por todo”, sentenció.

Rubén Camarillo y Noé Hernández, legisladores del PAN y del PRI, respectivamente, ponderaron las bondades del dictamen y llamaron a sus opositores a votar por unanimidad el dictamen, pues las propuestas de la izquierda ya se han incorporado a la minuta, pero perredistas y petistas insistieron en que el dictamen le resta facultades a Pemex y la CFE en un franco desmantelamiento de ambas empresas y se les deja como propiedades exclusivas del gobierno federal y no de la Nación.

Juan Bueno Torio, en su calidad de secretario de esta comisión, explicó a los presentes que en el adéndum “el régimen que ahora se propone agregar a las leyes de Petróleos Mexicanos y de la Comisión Federal de Electricidad deberá aplicar sin intervención alguna de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, o cualquier otra instancia de la administración pública federal”.

“Asegura que las empresas productivas del Estado gocen de la autosuficiencia necesaria para maximizar su competitividad, sin sujetarlas a controles adicionales, o distintos, a los plasmados en la Constitución federal”, sostuvo el diputado panista.

Recalcó que se proponen “reglas de austeridad” diferentes a las del resto del gobierno y que las reglas y políticas para sus inversiones “se lleven a cabo sin necesidad de registro alguno ante las autoridades hacendarias”.

En todo caso, remató en este punto, “las adecuaciones a sus presupuestos podrán hacerse cada vez que el Consejo de Administración así lo considere pertinente y las políticas de contratar deuda se llevarán a cabo siempre respetando el techo que imponga la Cámara de Diputados”.

En las minutas procedentes del Senado, se destaca que hay una total aplicabilidad de las leyes en materia de anticorrupción.

Dichas medidas no se limitan a la supervisión de las primeras etapas de contrataciones, sino que también deberán garantizar una estricta supervisión de todas las operaciones comerciales de Pemex y la Comisión Federal de Electricidad a través de mecanismos que permitan identificar a los responsables de las decisiones que se adopten no sólo durante los procesos de contratación, sino también durante la posterior ejecución de los mismos.

La diputada perredista Claudia Bojórquez ratificó su voto en contra del dictamen por ser un “atentado al país”, y le dijo a los presentes que su responsabilidad es señalar los riesgos y hacer la propuesta de un régimen menos confiscatorio tanto para Pemex como para la Comisión Federal de Electricidad.

Aunado a ello insistió que se promueve la apertura y competencia, pero Pemex no tendrá la capacidad de elegir con quién y de qué forma se asocia para concretar alianzas estratégicas. Subrayó que esta ley favorece la opacidad; un ejemplo claro es la Ronda Cero, “concebida en un limbo donde no existen lineamientos, criterios de selección y sigue sin establecerse en este conjunto de propuestas”.

El petista diputado José Alberto Benavides informó a los legisladores de esta comisión que votaría en contra porque Pemex y la CFE explotarán en donde decida la Secretaría de Energía y no en donde les parezca más rentable o estratégico, impidiéndoles la oportunidad de invertir recursos en otro tipo de proyectos y dejando el camino libre a las empresas privadas.

Se trataron tres temas: Fortalecimiento de las empresas públicas del Estado; Régimen de responsabilidades y combate a la corrupción, y Pasivo laboral y relaciones comerciales.

Al final, el propio Marco Antonio Bernal, responsable de la Comisión de Energía, se la pasó buena parte del debate llamando al orden a sus colegas de todos los partidos, impidiendo que se desataran diálogos o mayores enfrentamientos y al final les anunció que todas las reservas que se tenían habrán de dirimirse en el pleno de San Lázaro, previsto a partir del lunes 28 entrante.

El lunes arranca el periodo extra

Acuerdan replicar el formato que se empleó en el Senado para evitar “un maratón de participaciones”.

El pleno de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión convocó a la Cámara de Diputados a un periodo extraordinario a partir del próximo lunes, para aprobar la Reforma Energética, con un formato similar al aplicado en el Senado, de debates pactados, a fin de frenar el maratón de participaciones en tribuna y evitar acciones de bloqueo de la sesión en San Lázaro.

De acuerdo con la convocatoria aprobada, los diputados federales acordarán dividir cada minuta en temas específicos para englobar las reservas y provocar un debate fructífero.

“Estamos decididos a llevar a cabo un debate por los temas que quieran que se discutan con otros grupos parlamentarios que se oponen a esta Reforma Energética, a fin de que se premie en buena parte lo que es la idea, el pensamiento y las propuestas que se están haciendo en la materia”, expresó el líder de los diputados federales del PRI, Manlio Fabio Beltrones.

Descartan rehuir al debate

Adelantó que “no habrá ninguna forma en la cual se pueda evitar que se debata. Estamos listos para hablar de los beneficios de esta Reforma Energética y poder aclarar las dudas que cualquier legislador pueda tener al respecto. Estamos convencidos que solamente así privilegiaremos en una democracia cada vez más madura, como la nuestra, el que las mayorías tomen una decisión, pero que antes de llevarla a cabo tengan una discusión que nos permita sacar conclusiones”.

Por su parte, el vicecoordinador de los diputados federales del PRI, Héctor Gutiérrez de la Garza, explicó que el acuerdo es que “se establece la discusión en lo general, con la posibilidad de oradores en favor y en contra, inclusive otra ronda adicional en la parte general, y posteriormente cómo se vayan desahogando los asuntos en lo particular, con el entendido que el presidente de la Mesa Directiva podrá agruparlos, ya sea por orador o por tema, según como se vayan ventilando.

“Se trata de un procedimiento claro de discusión para no generar dinámicas que con antelación no nos han llevado a debatir a fondo cada una de esas inquietudes que tienen los diputados”, dijo.

Advierten preocupaciones

Durante el debate en el pleno de la Comisión Permanente para autorizar el periodo extraordinario de la Cámara de Diputados, el coordinador del PRD, Miguel Barbosa Huerta, dijo que existe preocupación respecto a los temas que modifican las leyes secundarias de la reforma energética, por lo que el próximo se impulsará la realización de la consulta popular.

El coordinador de Movimiento Ciudadano, Ricardo Monreal Ávila, dijo que las leyes secundarias de energía es una reforma depredadora que pretende ir más allá de lo establecido en la Constitución y uno de los actos más ominosos de agresión contra propietarios de tierras privadas o sociales.

El senador David Penchyna, del PRI, señaló que el nuevo modelo para Pemex y CFE llevará a México a obtener más ingresos, empleos y mejores condiciones de vida para toda la sociedad. Reconoció el trabajo legislativo que se llevó a cabo durante la discusión y aprobación en el Senado para la aprobación de las leyes.

El diputado del PRI, Leobardo Alcalá Padilla, expresó que con la legislación se le apuesta a que baje el costo de la electricidad y desaparezcan losgasolinazos y aseguró que el Senado realizó un trabajo serio durante el debate.

CRÍTICAS

Es una falacia de la izquierda decir que el petróleo se lo van a robar o que las grandes empresas transnacionales se van a quedar con la riqueza de los mexicanos, afirmó Jorge Luis Preciado, Coordinador del Partido Acción Nacional en el Senado.

  • “La reforma plantea que el petróleo se queda en México, sea refinado aquí, se convierta en gasolina aquí y sea nuestro país el que envié al extranjero tanto gasolina como productos derivados de hidrocarburos, lo cual va a permitir que bajen los precios sobre todo en electricidad, en gas y se estabilice el precio de la gasolina en mediano plazo.”
  • En entrevista con Ricardo Alemán, para Grupo Imagen multimedia, el senador panista comentó que ante la falta de propuestas para ganar elecciones en 2015 van a utilizar este tema más con fine s electorales.
  • “Deberían de estar preocupados cómo logramos para que las cosas sucedan, para que baje la gasolina, el gas, la electricidad, sin embargo no hicieron absolutamente ninguna propuesta.”
  • Explicó que el problema que tenemos en México es que somos la quinta reserva de gas natural en el planeta, pero el gas esta a tres kilómetros debajo de la tierra.
  • “Como la ley no se ha reformado, lo que hacemos es comprar gas a Texas. El 65% de gas lo estamos importando a través de Pemex”, señaló.
  • Destacó que uno de los sectores favorecidos serán los ejidatarios, campesinos o dueños de tierras porque no se les expropiará su propiedad y se convertirán en socios.

http://www.excelsior.com.mx/nacional/2014/07/24/972478