Ministerios de Agricultura y Ambiente latinoamericanos evalúan desafíos frente al cambio climático

Cerca de 90 representantes de los Ministerios de Agricultura y Ambiente de América Latina, así como de la cooperación internacional, identificaron temas de interés común sobre agricultura y cambio climático y podrán contar con argumentos más sólidos para incluir los temas agropecuarios en las negociaciones mundiales sobre este fenómeno.

Reunidos en la sede central del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), en Costa Rica, los funcionarios coincidieron en que las políticas públicas que faciliten la adaptación de la agricultura al cambio climático en el hemisferio tienen que responder a metas de desarrollo nacional, en lugar de tener solo visión sectorial.

Uno de los países de la región, Perú, será sede de la vigésima Cumbre de las Partes (COP20) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), en diciembre de este año.

“Es necesario que nuestros gobiernos diseñen una política ambiental conducente para que la agricultura pueda enfrentar el cambio climático, así como el empleo de sistemas de alerta anticipados y de seguros de cosecha. De esta forma, nuestros agroecosistemas podrán subsistir sosteniblemente”, dijo la Viceministra de Agricultura y Ganadería de Costa Rica, Gina Paniagua.

De acuerdo con el director de Cambio Climático del Ministerio de Ambiente y Energía de Costa Rica, William Alpízar, la adaptación de la agricultura puede significar un aporte trascendental para la conservación de los recursos naturales. “No es un asunto solo ambiental, es un tema de desarrollo y nos ocupa a todos”, manifestó.

“El cambio climático ya está ocurriendo, por lo que es fundamental conocer su impacto y las vulnerabilidades actuales en los sectores críticos de cada país. Además, se deben promover estudios interdisciplinarios que consideren aspectos socioeconómicos, físicos y biológicos”, expresó la investigadora Graciela Magrín, coordinadora del capítulo sobre América Central y del Sur del informe Cambio climático 2014, impactos, adaptación y vulnerabilidad, del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés).

“El impacto del cambio climático en la agricultura es mayor que en cualquier otro sector. Hay mucho que comprender sobre esta relación, pero desde ya la COP20 es una gran oportunidad para trabajar juntos y apoyar las acciones de los ministerios de Agricultura y Ambiente”, afirmó el Subdirector del IICA, Lloyd Day.

La inclusión de la agricultura en las negociaciones internacionales sobre cambio climático es un mandato de la CMNUCC y actualmente se debate la creación de un grupo de trabajo específico dentro de la Convención Marco, explicó Julie Lennox, punto focal de cambio climático y jefa de la Unidad de Desarrollo Agrícola de la sede subregional de Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

En el 2013, según un informe del IICA, 17 países de las Américas enviaron a la CMNUCC sus consideraciones a favor de la creación del grupo enfocado en la agricultura. Con base en esos argumentos, en junio de este año se acordó explorar cuatro áreas de trabajo: sistemas de alerta temprana y medidas de contingencia frente a eventos extremos, análisis de riesgos frente a escenarios de cambio climático, medidas de adaptación, y prácticas y tecnologías para productividad sostenible.

“Mientras se crea este grupo, la agricultura debe asesorar a los negociadores de los ministerios de Relaciones Exteriores y Ambiente, así como avanzar en las acciones nacionales de mitigación y adaptación con un ojo bien puesto en las oportunidades y riesgos internacionales”, dijo Lennox.

El encuentro en Costa Rica de representantes ministeriales de América Latina fue organizado por el IICA, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) y la Agencia de Cooperación Alemana (GIZ).

La COP20 de Perú se realizará del 1.° al 12 de diciembre, en Lima.

Alertas del IPCC

El informe del IPCC es uno de los tres componentes del quinto reporte global de este organismo, en el que da a conocer información científica actualizada sobre el cambio climático. El documento final se publicará en octubre.

En América Latina, dijo Magrín, el informe indica que los ecosistemas están siendo afectados sobre todo por la variabilidad climática y el cambio en el uso del suelo, especialmente para fines agrícolas. En la región conviven grandes agronegocios con sistemas de baja productividad e ingresos, los cuales incluyen a la mayoría de la población rural.

Países con más disponibilidad de tierras para la agricultura, como Brasil y Argentina, han visto crecer su producción agrícola en respuesta al aumento de la demanda mundial por alimentos y materias primas. Sin embargo, apunta el informe, el mayor volumen de producción no se debe a mayores rendimientos, sino a un incremento en áreas cultivadas.

“La región ha basado su crecimiento económico en la explotación insostenible de los recursos naturales, con el uso intensivo de la tierra y el agua, acompañado por altos niveles de emisiones de gases de efecto invernadero”, aseguró la coordinadora del IPCC.

Por estas razones, Julie Lennox consideró que uno de los retos principales de las políticas públicas de adaptación de la agricultura es emprender esfuerzos para la reducción de emisiones de gases.

“Se debe procurar maximizar los cobeneficios de la adaptación y la transición a economías más sostenibles, es decir, más eficientes en el uso de agua, energía y otros recursos naturales, así como bajas en carbono y menos contaminantes”, manifestó.

http://www.costaricaon.com/noticias/medio-ambiente/29125-paises-evaluan-desafios-para-adaptar-la-agricultura-al-cambio-climatico.html