Policías acuartelados en siete ciudades reclaman aumento salarial

El Gobierno y los suboficiales y sargentos de la Policía no ceden en sus posiciones sobre el tema de la nivelación salarial y crece el conflicto. Ayer, efectivos de la Unidad Táctica de Operaciones (UTOP) en siete ciudades del país se acuartelaron en protesta y más esposas se sumaron a la huelga de hambre.

Los policías no retrocederán en su pedido de fusionar el bono de seguridad ciudadana (Bs 400) con el salario básico que reciben (Bs 1800), mientras que el Gobierno abrió la posibilidad de negociar un aumento salarial, pero en 2015. La propuesta fue rechazada y considerada una “burla”.

Ayer, los policías de las UTOP de La Paz, Cochabamba, Oruro, Chuquisaca, Beni, Potosí y Santa Cruz, se encerraron en sus instalaciones. En esta última ciudad Tránsito se sumó a la protesta.

El presidente de la Asociación Nacional de Suboficiales, Sargentos, Clases y Policías (Anssclapol), Javier Quispe informó que las medidas tienden a radicalizarse. Tras rechazar la propuesta del Gobierno el miércoles en la noche “no existe ninguna convocatoria oficial”, dijo.

“Hemos rechazado la propuesta) y los camaradas reaccionaron de esta manera”, manifestó Quispe a tiempo de informar que las esposas instalaron piquetes de huelga de hambre en las puertas de las unidades tomadas.

Ayer a las 7:00 un grupo de suboficiales, con el uso de gases lacrimógenos, se acuartelaron en las instalaciones de la UTOP en la ciudad de La Paz.

Luego los policías se replegaron al interior de esta unidad a la espera de una solución de parte del Gobierno, que ha rechazado cualquier ajuste salarial para la presente gestión.

Huelgas

La toma de las unidades policiales viene acompañada de la instalación de piquetes de huelga de hambre por parte de las esposas de los policías.

Quispe dijo que no se trata de un amotinamiento y garantizó la seguridad de la población, “las unidades de emergencia están trabajando”.

En Cochabamba, las esposas de los policías desde la madrugada de ayer decidieron trasladar su piquete de huelga de la sede de la Anssclapol a las dependencias de la UTOP en la avenida Heroínas. Al promediar las 07:30 los efectivos policiales del valle decidieron cerrar las puertas de esa unidad policial.

“Por culpa del Ministro no saldremos de servicio” decían los policías de Cochabamba, que en el transcurso de la mañana se replegaron a esta dependencia y aguardaban instrucciones desde la sede de gobierno.

La vicepresidenta de las esposas, Marisol Rodriguez, anunció la masificación de la medida en las próximas horas.

En Santa Cruz, los policías procedieron a cerrar también las instalaciones de la Unidad de Tránsito.

Hubo resistencia por parte de sus colegas, sin embargo, el grupo de esposas cerró por completo la unidad policial.

En ese departamento la noche del miércoles, un grupo de 15 mujeres de sargentos y de suboficiales instaló un piquete de huelga de hambre en la Anssclapol.

Mientras que en Tarija, los policías se declararon en estado de emergencia y expresaron su respaldo a las medidas de presión que asumieron sus camaradas en el interior del país, informó su representante, Marcelo Chura.

“Por el momento estamos trabajando, sin embargo, toda la población policial ingresamos en estado de emergencia, especialmente las esposas serán quienes van a determinar las medidas a asumir”, dijo en una conferencia de prensa.
Chuquisaca determinó, después de una asamblea, replegarse al Comando Departamental de la Policía.

“Indisciplina”

En tanto, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, informó que los policías recibirán durante este año 1.630 bolivianos en víveres, un beneficio adicional a los sueldos, bonos y el doble aguinaldo que tiene este sector que decidió movilizarse en demanda de mejora salarial.

En una entrevista con el canal estatal, la autoridad explicó que el pasado año cerca de 37 mil efectivos recibieron más de 1.200 bolivianos en quintales de arroz, azúcar y harina.

“En la presente gestión, se está incrementando a 1.630 bolivianos por policía para la asignación de víveres”, complementó. De acuerdo con Romero, el presupuesto para entregar ese beneficio a los policías alcanzará este año a unos 13 millones de bolivianos.

Romero calificó ayer las protestas de los policías como una “profunda indisciplina institucional” y aseguró que el Gobierno adoptó una política para mejorar las condiciones de trabajo de los uniformados.

El secretario general de la Conferencia Episcopal Boliviana, Eugenio Scarpellini, “desestimó” el jueves todo acto de violencia e instó al Gobierno y a los policías replegados agotar el diálogo en aras de la convivencia pacífica en el país.

Los uniformados rechazaron la propuesta de negociar un incremento salarial en 2015

“Existen móviles políticos”

Diputados y senadores del Movimiento Al Socialismo (MAS) calificaron como una medida política el repliegue de policías de baja graduación que se suscitó en la Unidad Táctica de Operaciones Especiales (UTOP) en La Paz y también en Cochabamba la mañana de este jueves.

“Toda acción de la Policía Boliviana debe enmarcarse en los términos institucionales, creemos que existen algunos móviles políticos detrás de aquello y para evitar que esto se lea de manera política, la responsabilidad de quienes están generando esta tensión es entrar en razón y ver la vía institucional”, afirmó el senador Adolfo Mendoza (MAS).

Asimismo, la jefa de bancada del MAS en Diputados, Flora Aguilar, sostuvo que los uniformados que se encuentran en movilización violan la Constitución Política del Estado (CPE) por no cumplir con sus funciones asignadas.

El diputado Luis Felipe Dorado (CN) lamentó que el Gobierno se haya burlado de los uniformados, considerando que ya son dos años desde que los policías exigen un aumento en sus salarios.

DEMANDA POLICIAL

No hay avance en recursos humanos

La Asociación Nacional de Suboficiales, Sargentos, Clases y Policías (Anssclapol) tiene como demandas unir el bono de seguridad ciudadana (400 bolivianos) con el haber básico (1.800 bolivianos) y una nivelación salarial de por lo menos 2.100 bolivianos.

A comienzos de la movilización los policías del país demandaban también inversión en recursos humanos, demanda que fue puesta en segundo plano. “El Gobierno ha estado trabajando en equipamiento (…) reconocemos y agradecemos, pero no se está avanzando en el tema de los salarios de la Policía, en el tema profesional, en la educación, no se está avanzando en el recurso humano, en el capital más valioso de toda institución”, dijo el vicepresidente de Anssclapol de Cochabamba, Juan Avendaño.

GOBIERNO

Pospone pedido hasta 2015

La respuesta del Gobierno enviada a los dirigentes de los uniformados dice que la propuesta de nivelación salarial “será tratada y analizada con el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas a partir de la primera semana del mes de agosto del año en curso, para su consideración, de así corresponder, en el Presupuesto General del Estado para la gestión 2015”.

También detalla los avances en cuanto al fortalecimiento institucional por el IDH (Bs 30.000.000 por año), el bono de seguridad ciudadana (Bs 143.559.704 por año), plaza alimenticia (Bs 714.070.000), equipamiento policial G77 (Bs 19.780.155), mejora a la jubilación (Bs 75.300.000), estos datos fueron reconocidos por los policías.

LEVANTAMIENTOS

Motín policial en tres ocasiones

El primero ocurrió el 8 de abril del 2000, durante el Gobierno de Hugo Banzer Suárez, donde uniformados de baja graduación se amotinaron en el desaparecido Grupo Especial de Seguridad (GES), en demanda de un incremento salarial del 50 por ciento.

El segundo fue el 12 y 13 de febrero de 2003, en el Gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada, a causa del impuesto al salario que decretó esa administración y derivó en un enfrentamiento armado entre policías con militares; además dejó 30 víctimas fatales entre uniformados y civiles. El tercer motín ocurrió en el feriado del año nuevo andino, el 21 junio de 2012 en el Gobierno de Evo Morales, en demanda de un mayor incremento salarial y rechazo de la discriminación y racismo.

http://www.lostiempos.com/diario/actualidad/nacional/20140704/protesta-de-policias-se-agudiza-y-no-hay-dialogo_265353_581460.html

 

Gobierno mejoró condiciones de vida de 36.602 efectivos policiales desde 2006

Un incremento salarial por encima de la tasa de inflación del 11,6 por ciento con la aplicación de la curva inversamente proporcional en 2014; un aumento del 90 por ciento en el Bono de Seguridad Ciudadana en los últimos años; la entrega de una doble dotación de víveres (harina, azúcar y arroz) anualmente desde 2012; mayor asignación para alimentación a los policías de servicio; y el doble aguinaldo, son los beneficios que mejoran la condición material de los policías de base, aseguró el Ministro de Gobierno, Carlo Romero.

En entrevista con la red Bolivia TV, la autoridad señaló desde la ciudad de Santa Cruz, que todos los beneficios anteriormente citados llegan a los 36.602 efectivos policial
es a nivel nacional, lo que no ocurría en los últimos años del periodo neoliberal.
Romero indició que en los últimos ocho años hubo un incremento vegetativo “significativo” de cerca de 10 mil efectivos policiales, pues el 2006 se tenían aproximadamente 26.000.

“Este crecimiento vegetativo se ha promovido impulsando escuelas básicas policiales en diferentes lugares del país, por lo que se tiene 11 institutos de este tipo, con el objetivo de tener más policías destinados a tareas de seguridad ciudadana”, señaló.

Agregó que en este mismo periodo dos mil personas pasaron al servicio pasivo, lo que significa que es una institución grande, desde el punto de vista cuantitativo; y que crece significativamente desde el punto de vista vegetativo.

http://www.cambio.bo/?q=gobierno-mejor%C3%B3-condiciones-de-vida-de-36602-efectivos-policiales-desde-2006