Ley de Marihuana: se conforma el primer club cannábico legal del país

Quedó conformado ayer el inicio de los trámites correspondientes ante el ministerio de Educación y Cultura para la vigencia de un nuevo club de marihuana: el “CLUC” (Cultivando la Libertad Uruguay Crece), según la sigla. Se trata del primer Club cannábico impulsado por la organización Proderechos mediante el cual se promueve un modelo participativo, accesible e innovador, dice el informe presentado ante los organismos del Estado.

Este nuevo club cannábico tiene la particularidad que la toma de decisiones ya sea del proceso de producción, preparación del suelo, cultivo, cosecha, “manicura” y secado, así como de la comunicación, formación, actividades recreativas, administrativas o contables son realizadas por todos los miembros, sin exclusión de ningún tipo.
Si bien en este club existen responsables técnicos rentados con medio horario que lideran el proceso de cultivo y las tareas administrativas, “todos los integrantes nos formamos en ellas distribuyendo el trabajo entre los integrantes en vez de pagar por ello”, aclaran.

El CLUC se financia mediante el pago de una cuota mensual de $ 650 a los valores actuales, y también a través de la realización de actividades culturales que apuntan a difundir el modelo de gestión del CLUC. #”El involucramiento en la toma de decisiones por parte de nuestros socios permite acercarnos a un formato cooperativo, alejándonos del modelo mercantil de empresa-consumidor”, subrayan.

El local del club se encuentra en el interior de una vivienda de uno de sus miembros. “Si bien es necesario un predio con determinadas condiciones, no dista mucho de una casa con patio grande y seguro, adaptada para este tipo de actividades”, ilustran los cannábicos porque “consideramos que exigencias como la de alquiler o propiedad de terrenos por parte de las asociaciones civiles haría menos viable el desarrollo de un club.

Hoy en día, con esta forma de organización y producción nos acercamos a los 24-26 pesos por gramo de marihuana de muy buena calidad”, advierten, sabiendo que la localía del club es una de las condicionantes que impone la ley y su reglamentación.

“La viabilidad de esta propuesta de acceso al cannabis dependerá de las condiciones que finalmente establezca el Ircca en cuanto a la obligación o no de que la asociación civil tenga un local propio a su nombre, a la posibilidad de asociar cultivos y hacer economías de escala, o bien en cuanto a los requisitos en seguridad que exijan”, aclaran.

http://www.republica.com.uy/primer-club-cannabico/