Unos 25 mil indígenas fueron desplazados por las crecidas del río Paraguay

Así inormó informó hoy a Efe el Instituto Nacional del Indígena (INDI). La crecida del río Paraguay por las lluvias en los últimos meses ha dejado a unos 25.000 indígenas desplazados en el territorio paraguayo en situaciones críticas por falta de comida, acceso a agua potable o atención sanitaria, según explicó el presidente del INDI, Jorge Servín.

“La institución no tiene capacidad para atenderlos a todos, solo en el Bajo Chaco (oeste) tenemos a 3.150 familias fuera de sus tierras por el agua”, dijo el antropólogo que dirige el Instituto encargado de supervisar el cumplimiento de los derechos de los pueblos indígenas en el país.

Los nativos, ya de por si azotados por la pobreza, un 76 por ciento vive en esa situación según el INDI, ahora llevan meses sin poder cazar o trabajar en las estancias ganaderas donde lo hacen temporalmente.

“Esto pone a muchos en una situación crítica”, admitió el experto.

La subida de los ríos por las lluvias de los últimos meses ha desplazado a 240.125 personas en todo Paraguay, 80.060 de ellas en Asunción, según la Secretarían de Emergencia Nacional (SEN).

“Se está prestando asistencia en la medida de las posibilidades”, declaró Servín, quien explicó que la SEN solo tiene un helicóptero para atender a toda la región del Chaco, que ocupa la mitad occidental del país y es donde se concentra la mayor diversidad étnica del país.

“El helicóptero puede llevar muy poca ayuda”, destacó.

Servín calificó de “crítico” el estado del distrito de Puerto Pinazco en Presidente Hayes, donde al menos cuatro comunidades de los pueblos aborígenes angaite y enxet están demandando ayudas porque están totalmente aislados y anegados.

Líderes de esas comunidades y muchas otras no cesan de llegar a Asunción desde hace meses, pues fue en el Chaco donde empezó a sentirse el efecto de la crecida del río y donde más población desplazada hay, según destacó a Efe la ONG Tierraviva, dedicada a la protección y asistencia legal a esos pueblos.

Los representantes indígenas y algunos familiares se alojan en locales de organizaciones no gubernamentales o acampan en plazas y aceras del centro de la ciudad para cada día protestar ante la puertas de las distintas instituciones de las que esperan asistencia.

“La única forma de llegar a mi comunidad es a través de un barco que pasa una vez a la semana”, dijo a Efe Cristino Aguirre, de la comunidad La Patria, del pueblo angaite, en Puerto Pinazco, ahora refugiado en el local de Tierraviva a donde vino para pedir socorro porque uno de sus compañeros fue picado por una serpiente.

“Lo sacaron en el helicóptero y fue traído a Asunción, pero lamentablemente falleció. Tenía 30 años y deja huérfanos. Esperamos tres días el helicóptero”, añadió Aguirre, que lleva ya tres semanas en la capital pidiendo ayuda para La Patria, donde sobreviven unas 5.000 personas.

http://www.paraguay.com/nacionales/miles-de-indigenas-desplazados-por-subida-del-rio-paraguay-111445