350 organizaciones sociales de la región discuten sus demandas para la Unasur

La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) apuesta por la colaboración. Una prueba de ello es la creación de un Foro de Participación Ciudadana, en donde los diferentes colectivos planteen sus demandas.

Ayer se realizó en Quito el primer acercamiento, en donde participaron 350 colectivos sociales. Dora Aguirre, presidenta de la Comisión de Participación Ciudadana de la Asamblea, señaló que los delegados llevarán sus demandas al encuentro internacional, que se desarrollará el 14 y 15 de agosto, en Cochabamba (Bolivia), en donde elaborarán un planteamiento conjunto. El documento final será entregado a los Jefes de Estado el próximo 22 de agosto, en Uruguay, cuando Ernesto Samper asuma la secretaría del organismo regional.

“No es tanto que la integración se produzca, sino que sea útil para todos. Eso es democracia real”, expresó el canciller Ricardo Patiño. El diplomático destacó el papel de la ciudadanía. “La equidad de género, la diversidad étnica, todo eso hay que llevar a las reuniones de Unasur”, insistió.

El ministro de Relaciones Exteriores consideró que el fortalecimiento de la arquitectura financiera internacional es fundamental. Por ello habló del Banco del Sur, cuya iniciativa quieren replicar las potencias del Brics (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica).

“El Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial van a quedar relegados al lugar que les corresponde y nosotros como ciudadanía a mandarles rápidamente al tacho de la basura; allí es donde deben estar por todo el daño que han hecho a la ciudadanía”, aseguró durante su intervención.

Patiño afirmó que la integración regional se logrará cuando los gobiernos y la sociedad civil trabajen y debatan sus problemas juntos.

Por su parte, la asambleísta Aguirre reconoció que la participación ciudadana es una deuda pendiente de la Unasur y que por ello “hay que fortalecerla”.

Fernando Cedeño, presidente del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cpccs), aconsejó que los grupos ciudadanos trabajen junto con los consejos sectoriales de Unasur “para construir una verdadera integración regional, que fue el sueño de Bolívar”.

Los desafíos de Unasur

A criterio de Guillaume Long, ministro de Coordinación de Conocimiento y Talento Humano, Unasur debe construir mayor institucionalidad y reducir las dependencias de gobiernos de turno en el proyecto regional. Otra propuesta es apostar no solo por consejos declarativos, sino por normas de integración.
Long señaló que se debe formular una estrategia de cara a los esquemas regionales como la CAN (Comunidad Andina de Naciones), Mercosur y otros recientes como la Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) y el Alba (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América ).

Hay que “definir cuáles espacios deben ser reemplazados”, dijo.

Propuso la formulación de una estrategia frente a la Alianza del Pacífico y pensar en infraestructura regional de redes energéticas, telecomunicaciones o seguridad. “Con la creación del foro de participación se fortalece la institucionalidad y la legitimidad con miras a la construcción de una ciudadanía latinoamericana”, agregó Long.

Pedro Páez, superintendente de Control del Poder de Mercado, destacó que para enfrentar el capitalismo de crisis es necesario crear una agenda con espacios de decisión supranacional, “sin sacrificar la soberanía nacional”. Sugirió fortalecer la arquitectura financiera regional con una banca de desarrollo, un sistema de compensación de pagos y una red de banca central.

http://www.telegrafo.com.ec/politica/item/350-colectivos-sociales-discuten-sus-demandas-para-la-unasur.html