Cartes y Fernández refuerzan relación bilateral mientras inician jornadas de protesta en Paraguay

Un gesto de reparación

“El de hoy no es un día más. Nadie se equivocó cuando vino a destruir a Paraguay. Acá no hubo errores, sino políticas claras y deliberadas que nosotros no compartimos y que venimos hoy a reparar”, dijo ayer Cristina Fernández de Kirchner al restituir al pueblo paraguayo los muebles del mariscal Francisco Solano López, en una ceremonia que compartió con su par Horacio Cartes. Antes del acto de restitución de las piezas históricas confiscadas por la Argentina durante la Guerra de la Triple Alianza, ambos presidentes mantuvieron una audiencia en la que abordaron diversos asuntos de la relación bilateral. En el discurso posterior a la reunión, la Presidenta se centró en particular en uno de esos temas: Yacyretá. “Tratan de enfrentarnos cuando todo nos une”, afirmó a propósito de la presión que algunos medios paraguayos ejercen sobre la administración de Cartes para condicionar la negociación por la deuda que Paraguay tiene con la Argentina por la construcción de la represa.

El Palacio de los López fue escenario de dos de las tres actividades oficiales que CFK tuvo en su visita a Asunción: la audiencia privada con Cartes y la restitución de los objetos de Solano López. La otra fue el almuerzo que su par paraguayo le ofreció en la residencia presidencial de Mburuvicha Roga, a cuyo término la Presidenta regresó a Buenos Aires.

Fernández de Kirchner llegó a la sede del gobierno paraguayo a las once y cuarto de la mañana. Le tocó uno de los pocos días frescos que Asunción tiene a lo largo del año. Lo sobrellevó con un pañuelo al cuello y un tapado marrón sobre un vestido del mismo color, pero de un tono más claro. Cartes la recibió en la puerta principal del Palacio de los López, al pie de la escalinata de mármol que lleva a la planta superior.

La reunión entre los presidentes duró casi una hora y media, en la que repasaron los asuntos de interés para ambos. En la agenda figuraba el dragado de los ríos fronterizos y la integración fluvial y portuaria para facilitar las exportaciones paraguayas, la conectividad fronteriza terrestre, Yacyretá y el estado de los 36 proyectos de cooperación binacional. Además, hablaron del Mercosur y de la Unasur, que a fines de la próxima semana tendrá su octava cumbre en Montevideo. “Charlamos de la necesidad de una integración más profunda con hechos concretos”, contó después CFK en su discurso.

Las palabras de los presidentes llegaron tras la restitución formal de los muebles de Solano López: diez sillas, un escritorio, un billit y un dressoir que fueron dispuestos en una sala contigua al Salón Independencia del primer piso del Palacio de los López en el que, antes de sus discursos, Fernández de Kirchner y Cartes firmaron una declaración conjunta de 28 puntos que condensó los temas abordados durante la visita.

Los objetos del caudillo paraguayo confiscados durante la Guerra de la Triple Alianza por orden de Bartolomé Mitre estaban en poder de la provincia de Entre Ríos. Por esa razón, el gobernador Sergio Urribarri –quien los retiró del museo en el que eran exhibidos y ordenó dar comienzo a los trámites para su restitución– participó de la ceremonia junto a los presidentes. En las primeras filas siguieron el acto los otros siete gobernadores que participaron de la visita y el resto de los funcionarios de la comitiva argentina.

Fernández de Kirchner arrancó hablando de Solano López y del significado de la restitución de sus muebles. “Para nosotros estar aquí es un acto de reparación”, enfatizó. Volvería sobre el tema al final de un discurso que en un buen tramo dedicó a Yacyretá.

Paraguay mantiene una deuda por la construcción de la represa que, según los cálculos argentinos, asciende a unos doce mil millones de dólares. Por ese asunto, la Presidenta sumó a su comitiva al ministro de Economía, Axel Kicillof. En el tema también talla el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, otro de los acompañantes de CFK.

Antes de la reunión entre ambos presidentes, funcionarios paraguayos indicaban que la intención de Cartes es mantener el asunto bajo un paraguas que no altere la relación bilateral. Paraguay necesita darle algún tipo de solución al tema, porque mantener la deuda sin saldar lo complica de cara a los mercados financieros. Algunos medios paraguayos operan en sintonía con sectores que presionan a Cartes para que no ceda en la negociación con los argentinos. Uno de ellos es el ABC Color, que en su portada de ayer puso en duda que la Argentina haya aportado lo que dice a la construcción de Yacyretá.

CFK dijo que “tratan de enfrentarnos”, pero que Yacyretá es una de las cosas “que nos unen”. “Muchas veces, como me pasa a mí en mi país, le pasa al presidente (Cartes) en el suyo, lo sacuden desde la portada de algún diario con esto o lo otro. Pero si no hubiera sido por nuestro gobierno, Yacyretá no estaría terminada y entonces no habría ningún motivo para hablar sobre Yacyretá” ni para “hablar de cómo vamos a resolver los problemas y, fundamentalmente, cómo proseguir las obras que le van a dar mayor potencia” a la central hidroeléctrica. “Como somos gobiernos de emprendedores y de hacedores –concluyó–, muchas veces nos critican. A los que nunca hacen nada ni pueden exhibir ninguna realización nadie los critica.”

Cartes no se apartó del libreto. A diferencia de CFK, leyó al pie de la letra su discurso y se limitó a agradecerle por la restitución de los muebles del mariscal López. “Mi corazón se llenó de ese maravilloso sentimiento que produce un acto de justicia histórica”, aseguró respecto del día en que Fernández de Kirchner le anunció que restituirían los objetos del caudillo paraguayo, y le auguró “un lugar en la historia” por el acto de reparación al pueblo paraguayo.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/1-69286-2014-08-14.html

Presidenta de Argentina pidió agradecer por Yacyretá y no hacer tantos reclamos

Insistió en la necesidad de continuar con las obras complementarias. El presidente Horacio Cartes, por su parte, no hizo mención a la binacional y se limitó a agradecer la entrega de muebles.

Un duro discurso en pleno Palacio de Gobierno hizo ayer la presidenta argentina Cristina Fernández, contra los reclamos de nuestro país en la Entidad Binacional Yacyretá (EBY). “Si no hubiera sido por nuestro gobierno, el gobierno que comenzó en el 2003, Yacyretá no estaría terminada y entonces ni habría ningún motivo para hablar de Yacyretá porque no estaría terminada”, indicó.

La mandataria argentina llegó a Palacio de Gobierno con 20 minutos de retraso acompañada, entre otros, del director argentino de la EBY, Óscar Thomas, los ministros de Economía, Axel Kicillof; de RR.EE., Héctor Timerman; y del Planificación, Julio de Vido. Posteriormente, acompañada de sus ministros, mantuvo una reunión de casi dos horas con el presidente Horacio Cartes.

La mandataria indicó que ahora lo importante es seguir trabajando para continuar con las obras. “Lo que es importante son todas las cosas que todavía nos faltan hacer. No solamente resolver, sino hacer. Junto a la resolución es también seguir haciendo y fundamentalmente volver a reiterar que si no hubiéramos terminado Yacyretá, no habría nada que discutir… no hay mejor acción de gobierno que resolver las cosas y seguir haciendo más, acrecentando más. Hoy continuar las obras, continuar ampliando la capacidad de generación de Yacyretá es seguir trabajando para Paraguay y seguir trabajando para la Argentina,”, insistió.

En cuanto a los reclamos sobre la deuda, señaló que no se debería hacer. “Querer hacer hincapié en cuestiones teóricas; que datan algunas del año 1976, sin que nunca la Argentina hubiera tenido una actitud de hostilidad hacia el Paraguay reclamando cosas que muchos sabemos que por allí son de cumplimiento muy difícil y complejo, me parece que es querer ponerle un palo en la rueda al carro. Y sabe que, ni usted ni yo hemos sido designados por nuestros pueblos, presidente, para ponerles palos en la rueda al carro; al contrario, hemos sido elegidos para subirnos al carro y hacerlo andar y de eso se trata gobernar, hacer andar un país”, remarcó.

SE LIMITÓ A AGRADECER

En su discurso, Cartes se limitó a agradecer a la Presidente argentina su visita y la restitución de los muebles. Evitó referirse a la EBY y al discurso de su colega.

CON CRÍTICAS A LA PRENSA

La Presidenta argentina reiteró ayer sus críticas a la prensa. “Tenga Presidente muy en claro que la historia no juzga a los hombres y las mujeres por las tapas de los periódicos, la historia nos juzga por las cosas que dejamos hechas, por las cosas que hemos hecho. No, nadie se acuerda de las tapas de los diarios, salvo los editores y ellos también son finitos igual que nosotros”, dijo.

http://www.abc.com.py/edicion-impresa/politica/presidenta-de-argentina-pidio-agradecer-por-yacyreta-y-no-hacer-tantos-reclamos-1275942.html

Al unísono de “Cartes aplazado” iniciaron las protestas en Asunción

A tempranas horas de ayer, un importante número de manifestantes se congregó en las plazas ubicadas frente al Congreso Nacional, desde donde marcharon, primero, hasta la sede del Ministerio Público, en donde expresaron el rechazo a la actuación de los agentes fiscales, sobre todo en los asuntos concernientes al sector del campesinado.

Luego, se trasladaron hasta la sede del Ministerio del Interior, donde repudiaron la violencia por parte de la Policía Nacional en los procedimientos de desalojo.

Hoy, los manifestantes visitarán los ministerios de Educación, Hacienda y Salud. En horas de la tarde, realizarán cortes intermitentes en el cruce de las arterias Herrera y Brasil.

El secretario general adjunto del Frente Guasu, Najeeb Amado, manifestó que el Gobierno no muestra interés y es indiferente a los sectores sociales movilizados. Instó a la ciudadanía a salir a las calles a repudiar la gestión de Cartes.

DESAPROBADO. Faltando horas para cumplirse un año de su gestión como mandatario, Cartes aún no tiene la aprobación de unas 48.000 familias nucleadas en las principales organizaciones campesinas del país, pues la Mesa Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas (Mcnoc) y la Federación Nacional Campesina (FNC) participan enérgicamente de las manifestaciones. El dirigente de la Mcnoc, Luis Aguayo, criticó fuertemente al Gobierno por su falta de gestión para intentar recuperar las tierras malhabidas. En la oportunidad, se refirió también al caso Laterza Cué, cuya problemática hoy día parece llegar a su fin. En ese contexto recordó a los campesinos caídos y a aquellos que se encuentran presos como resultado de la lucha por el acceso a la tierra.

Por su parte, Marcial Gómez, secretario general de la Federación Nacional Campesina (FNC), criticó a Cartes por su gestión para conseguir inversiones. “Él (Cartes) recorre el mundo ofreciendo al mejor postor lo poco que tenemos”, dijo. La Mcnoc nuclea a 28.000 familias y la FNC a unas 20.000, totalizando así 48.000 hogares, aproximadamente 240.000 personas, en todos los departamentos del país.

Los convocantes son el Partido Paraguay Pyahurã, Frente Guasu, la FNC, la Coordinadora Nacional de Mujeres Trabajadoras y Rurales, Kuña Pyrenda, Corriente Sindical Clasista, 15 de Junio, Frente Recoleta, Frente Patriótico Popular y la Organización de Trabajadores de la Educación.

http://www.ultimahora.com/al-unisono-cartes-aplazado-iniciaron-las-protestas-asuncion-n820562.html