Convenio con Cuba permitió 50 mil operaciones oftalmológicas gratuitas

Este lunes, autoridades nacionales celebraron las 50.000 operaciones oftalmológicas en el Hospital de Ojos “José Martí”, gracias al convenio que Uruguay mantiene con Cuba desde el año 2005.

La conmemoración de las 50.000 operaciones tuvo lugar en el Auditorio “Adela Reta” y fue encabezada por el presidente José Mujica, acompañado por otras autoridades nacionales y por el candidato presidencial frenteamplista, Tabaré Vázquez, bajo cuya presidencia se inició este proyecto.

En este sentido, Mujica agradeció a Vázquez “que abriera las puertas para que fuera posible la solidaridad entrañable con Cuba” y que, a través de este convenio entre los gobiernos de Cuba y Uruguay se pudieran realizar hasta el momento más de 50.000 operaciones oftalmológicas que incluyen 44.800 cirugías de cataratas y 5.200 intervenciones de otras patologías oculares.

Ante el auditorio repleto, con 1700 personas, en su mayoría jubilados y pensionistas que recuperaron la visión en el Hospital de Ojos “José Martí”, el presidente pidió dsculpas a los uruguayos “que murieron sin poder operarse de cataratas” y se lamentó por la “mezquindad en este mundo” donde “para hacer una operación de cataratas poco menos que hay que poner una fortuna”, dijo. “Me doy cuenta de que queda mucho por delante y mucha catarata de la otra”, añadió el mandatario.

Al final de su oratoria el Presidente agradeció al Gobierno y al pueblo de Cuba la solidaridad que han demostrado con Uruguay, porque a pesar de soportar un bloqueo en condiciones increíbles, practicaron sistemáticamente la solidaridad. Finalmente aseveró: “Lo imposible a veces es posible, cuando existe voluntad política de encontrar caminos”.

El Hospital de Ojos “José Martí” tiene como antecedente la denominada “Operación Milagro” que se efectuó entre los años 2005 y 2007, mediante un convenio entre los gobiernos uruguayo y cubano. Durante esta etapa se registraron 31 vuelos hacia Cuba, y se operaron 2.027 uruguayos y uruguayas.

El 29 de noviembre de 2007 se inauguró el Hospital de Ojos “José Martí” en uno de los pabellones del Centro Hospitalario del Norte “Gustavo Saint Bois”. Uruguay aportó la estructura edilicia y los recursos humanos, mientras que Cuba aportó la tecnología y el personal capacitado para el manejo, mantenimiento, adiestramiento y capacitación de los técnicos locales.

En sus comienzos el objetivo del hospital era cubrir una “deuda social” pendiente con las operaciones de cataratas y de pterigión y formar un centro de referencia nacional que atendiera todas las patologías oculares.

El viernes 25 de julio, el hospital realizó la intervención número 50.000 a Esther Esquivel, de 78 años, residente del Departamento de San José. Las 50.000 intervenciones incluyen: 44.800 cirugías de cataratas y 5.200 intervenciones de otras patologías oculares.

El promedio de consultas ronda las 211 diarias y las 4.200 mensuales, las que incluyen atención en policlínica y cirugías. A diario se realizan alrededor de 20 cirugías, totalizando las 6.600 anuales.

Servicios a la población

En el Hospital de Ojos se realizan tratamientos de oftalmología general, glaucoma, retina, cataratas, pterigión, miopía y oculoplastia, diagnósticos; cirugías, tratamiento láser para retinopatías diabéticas y aplicación de inyecciones de Avastin. Este centro también colabora con el Hospital Pereira Rossell en el control oftalmológico del niño sano.

Las personas que acceden a estos servicios son usuarios de ASSE. Además tienen convenios con BPS, a través de la Organización Nacional de Jubilados, para atender a jubilados y pensionistas de todo el país; PIT-CNT, AEBU, Hospital Policial, Sanidad Militar y la Asociación Sindical de Cooperativistas del Transporte, que garantiza el traslado de las personas hasta el hospital.

Para garantizar la atención de los ciudadanos del interior del país, el hospital trabaja con un sistema de pesquisas. Se realiza una reunión mensual con los coordinadores de ASSE y las organizaciones sociales, con quienes existen convenios, para armar la lista de usuarios a pesquisar y coordinar los lugares a visitar en el correr de ese mes.

En cuanto a los tiempos de espera, en menos de un mes de iniciado el proceso (si los exámenes paraclínicos son óptimos), la persona ya se encuentra operada. Posteriormente se realiza el seguimiento de esa cirugía, con consultas a las 24 horas de operado, a la semana, al mes y a los tres meses de brindada el alta hospitalaria. Este protocolo se adapta a las necesidades de cada paciente y al tipo de cirugía.

Las personas del interior del país que deben venir a Montevideo a consultas y tratamiento reciben por parte de cada Unidad Ejecutora de ASSE los pasajes para el paciente y sus familiares. En caso de no contar con alojamiento se brindan las instalaciones del centro Tarará-Prado.

http://www.uypress.net/uc_53390_1.html