El Gobierno colombiano y las Farc iniciaron la discusión de un punto trascendental: las víctimas

Las Farc y el Gobierno Nacional iniciaron este martes la discusión sobre la reparación de las víctimas del conflicto armado, uno de los puntos más sensibles de las negociaciones de paz de La Habana.

“Estamos abriendo ese debate” del “trascendental tema de las víctimas”, dijo a la prensa el jefe negociador de las Farc, Iván Márquez, al comenzar el vigésimo séptimo ciclo de diálogos de paz, que buscan acabar un conflicto armado de medio siglo.

“Tendremos, eso sí, que disponer el espíritu para la humildad, para escuchar, para el perdón, y digo esto refiriéndome a todos los colombianos: hay que dejar atrás los sentimientos de odio y de venganza, si queremos tener patria en paz”, agregó.

La reparación de las víctimas es uno de los temas más complejos de los seis puntos de la agenda de paz, pues ambas partes se culpan mutuamente por la violencia armada, que ha dejado 220.000 muertos y más de cinco millones de desplazados, según cifras oficiales.

La fase más dramática de esta etapa arrancará el sábado, cuando una delegación de 12 víctimas del conflictoentregue sus testimonios ante los dos equipos negociadores, con el fin de que sus demandas sean consideradas en un eventual acuerdo de paz. En total, 60 víctimas entregarán sus testimonios en La Habana.

“Este asunto es muy importante porque nos va a entregar las claves para desbrozar el camino hacia la reconciliación de la familia colombiana”, declaró Márquez, número dos de la guerrilla.

El líder guerrillero también afirmó que las Farc rechazan el Marco Jurídico de la Paz, recientemente ratificado por la Corte Constitucional, porque en su criterio este no ha sido parte de la discusión de la mesa.

“Para los efectos de lo que se construye en La Habana, ese acto legislativo no existe porque no ha sido consensuado… Los temas que pretende definir y reglar este acto legislativo nunca han sido objeto de estudio en la mesa de diálogo”, manifestó.

Según Márquez, en el ‘Acuerdo General para la Terminación del Conflicto’, suscrito entre Gobierno y Farc el 26 de agosto de 2012, “se infiere que ninguna de las partes puede abrogarse derechos exclusivos para definir unilateralmente temas que no se han abordado en la mesa”.

Incluso, asegura que hay “expedientes extraños a la mesa que se han pretendido exhibir y hacer valer como si sus contenidos hubiesen sido considerados y aprobados por las partes”, porque según las Farc, el “acto legislativo apunta a colocar a la guerrilla como único victimario, quitándole la posibilidad de cualquier participación política a su dirigencia”.

“La guerra no ha sido una ficción; su solución no se encontrará nunca en la formulación desde altos estrados jurisdiccionales, de malabares jurídicos que más bien son atropellos a la paz”, agregó.

De la misma forma, sostuvo que la propuesta de justicia transicional de la que se está hablando tiene una “maleza jurídica”, porque busca hacer de los diálogos de La Habana un mecanismo inútil.

Entre tanto, la delegación del gobierno de Juan Manuel Santos, encabezada por el exvicepresidente colombiano Humberto de la Calle, no formuló declaraciones a la prensa al ingresar al Palacio de Convenciones de La Habana, sede de los diálogos de paz.

Hasta ahora, ambas partes han consensuado tres de los seis puntos de la agenda de paz: reforma rural (mayo de 2013), participación política de las Farc y otros grupos (noviembre de 2013) y drogas ilícitas (mayo de 2014).

Además del punto de víctimas, queda por abordar el abandono de las armas por la guerrilla y el mecanismo para refrendar un eventual acuerdo de paz.

 

http://www.elpais.com.co/elpais/judicial/noticias/farc-califican-trascendental-inicio-discusion-sobre-victimas-conflicto

 

¿Se firmará o no la paz este año?

La paz con las FARC se firma este año. Así lo dijo el hoy reelegido Juan Manuel Santos durante la campaña presidencial y lo reiteró en la instalación del Congreso. Esto dista mucho de la posición de la guerrilla.
El máximo jefe de ese grupo armado, Rodrigo Londoño, alias ‘Timochenko’, dijo en una entrevista al portal de la guerrilla que los plazos sencillamente no dan para llegar a un acuerdo en lo que resta del 2014.
Él argumenta que la comisión histórica que estudiará el porqué del conflicto armado en Colombia tiene cuatro meses para elaborar su informe y la fecha de inicio es este 21 de agosto.
Dicha comisión es tan solo una parte del cuarto punto que están debatiendo el Gobierno y las FARC, que trata sobre víctimas y cuya discusión comenzará este martes en La Habana.
Además, todavía faltan dos puntos complejos: el de fin del conflicto, que incluye la dejación de armas y el cese bilateral de hostilidades, que “no serán sencillos”, según dijo ‘Timochenko’, y un sexto punto en el cual deberá discutirse cómo se implementan y verifican los acuerdos y cúal será el mecanismo de refrendación.

No sólo los puntos de la agenda en La Habana son tema de discusión entre el Gobierno y la guerrilla. El Marco Jurídico para la Paz distancia a las dos partes.

En la primera semana de agosto, la Corte Constitucional declaró exequible el marco de justicia transicional que se aprobó en el Congreso en 2012 y que contempla, entre otros, las condiciones de participación en política de los distintos actores que han cometido crímenes en el marco del conflicto armado. Esto abriría las puertas del Congreso, por ejemplo, a los guerrilleros de las FARC que dejen las armas y a agentes del Estado que no hayan cometido crímenes de lesa humanidad o genocidio de manera sistemática.
Este martes la guerrilla negó una vez más el Marco Jurídico para la Paz y dijo que nunca se habló de ello en la mesa de negociaciones en La Habana. “No se puede dejar de lado de manera olímpica el citado Acuerdo que es, sin lugar a dudas, la única carta de navegación que puede garantizar la reconciliación definitiva que se busca […] Desconocemos el Acto Legislativo 01 de 2012”, declaró el grupo guerrillero mediante un comunicado.
Estos dos pronunciamientos de la guerrilla son preámbulos de la discusión sobre las víctimas que comenzará este martes y dan cuenta de las complejas diferencias que el gobierno y las FARC deberán negociar.
A ello se agregan las diferencias que existen entre las mismas víctimas, que ya son 6,7 millones. Diferentes organizaciones y personas que han padecido el conflicto directamente han discutido estos últimos meses quiénes deberían ser sus representantes en La Habana, cuyo primer grupo irá este sábado 16 de agosto para hablar en la mesa de negociaciones.
Sin embargo, el proceso de paz se puede acelerar con las comisiones que trabajarán de manera paralela el punto 5 de las víctimas. Una es la que analizará la historia del conflicto y otra discutirá el álgido tema del cese al fuego y dejación de armas. Una más, se ocupará de los temas de género.
Lo cierto es que no será fácil limar todas las asperezas existentes y acordar los tres puntos que faltan (víctimas, fin del conflicto y refrendación) en un tiempo récord de cinco meses faltantes para que termine el 2014.Solo el punto de víctimas, como se ha planificado la discusión, iría hasta mediados de diciembre: las partes han acordado que vayan delegaciones al menos por los próximos cinco ciclos. Cada ciclo dura 11 días y entre uno y otro hay 10 días más. Así, solo este tema, llegará hasta diciembre, sin contar los otros que están pendientes.

Por eso, como están las cosas, es prácticamente imposible que se logre llegar a un acuerdo final en el 2014.