Argentina: realizan diversas actividades a cuatro años del asesinato del joven militante Mariano Ferreyra

Hace exactamente cuatro años que Mariano Ferreyra, un joven militante del Partido Obrero (PO), fue asesinado por una patota que respondía al entonces secretario general de la Unión Ferroviaria (UF), José Pedraza. Mariano perdió la vida luchando por los derechos laborales, mientras participaba de una protesta de trabajadores tercerizados de la ex línea Roca, que reclamaban ser incorporados a planta permanente.

“Aunque los autores materiales e intelectuales del crimen están presos, la lucha por obtener justicia aún no terminó”, recordó ayer su hermano, Pablo Ferreyra, legislador porteño de la agrupación Seamos Libres.

Varias serán las actividades de hoy, al cumplirse el cuarto aniversario de la muerte de Mariano, ocurrida el 20 de octubre de 2010. Desde las 11, en la esquina de Perdriel y Pedro de Luján, en el barrio de Barracas, se colocará una placa para homenajearlo, dando cumplimiento a una resolución votada por toda la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.

En el mismo sitio, desde las 14, el PO realizará una muestra artística y más tarde, a las 17, tendrá lugar su acto central, bajo las consignas “perpetua a todos los culpables”, “basta de patotas” y por el “fin de la tercerización laboral”.

“Hicimos mucho en estos años por honrar el nombre de un militante como Mariano, pero esa lucha no se terminó aunque Pedraza y los autores materiales estén presos. Seguiremos hasta lograr una sentencia firme de parte de la Justicia”, subrayó su hermano ante la agencia Télam.

Pedraza, y su segundo en la UF, Juan Carlos Fernández, fueron condenados a 15 años de prisión como instigadores del crimen. En tanto, Cristian Favale y Gabriel Sánchez recibieron una pena de 18 años, por haber disparado sobre los manifestantes.

El expediente se encuentra ahora en la Cámara de Casación para ser revisada por los jueces de la Sala III: Liliana Catucci, Gustavo Hornos y Eduardo Riggi, quien es reemplazado por el presidente del tribunal, Mariano Borinsky.

Sobre Riggi pesan denuncias de cohecho y tráfico de influencias para beneficiar la situación procesal de Pedraza, lo que derivó en otra causa que es investigada por el Fuero Federal. “Esperemos que Riggi se mantenga lejos de la causa, creo que es lo mejor para todos”, consideró el legislador Ferreyra, quien sostuvo que, más allá del recuerdo de su hermano, la lucha por erradicar el trabajo tercerizado y precario “es también una buena forma de rendirle homenaje a un militante que dio la vida por sus compañeros”.

El legislador afirmó que una de las conclusiones que deja lo ocurrido es que “hay que dar una profunda y urgente discusión para cambiar a las organizaciones sindicales”. Recordó que “Mariano cayó dando pelea por una causa justa. Luchaba por el trabajo digno de sus compañeros” y aseguró que, desde su punto de vista, “la sociedad no tomó aun real conciencia de la gran estafa que constituye para los trabajadores la precarización”. «

Causa “primer cuerpo”

El juez federal Daniel Rafecas dispuso el llamado a prestar declaración indagatoria a militares retirados, por el presunto delito de encubrimiento, obstrucción de justicia y abuso de autoridad, en una causa que investiga los crímenes llevados a cabo por el personal del Primer Cuerpo de Ejército durante la dictadura cívico-militar.
La causa investiga a los “Consejos de Guerra Especial Estables” del Primer Cuerpo, y fueron citados los coroneles retirados del Ejército Jorge Argentino Franco y Héctor Rómulo Giaccio; el vicecomodoro retirado de la Fuerza Aérea Carlos Alberto Salaris y el abogado y capitán de navío retirado de la Armada Eduardo Puricell.

Tiempo Argentino