Argentina: un niño trans de 10 años logró el cambio de nombre y su nuevo documento de identidad

Las organizaciones FALGBT y RITTA impulsaron el primer cambio registral de un niño trans en la ciudad de Buenos Aires; se consiguió la inscripción sin trámite judicial.

Mauro, un varón trans de 10 años, logró el cambio de la partida de nacimiento y tiene su nuevo DNI. El antecedente más cercano fue el caso de Luana, la nena trans de seis años a quien se le reconoció su derecho de identidad de género hace poco más de un año. Estas realidades empiezan a conocerse desde la sanción de la ley de identidad de género, vigente en la Argentina desde mayo de 2012.

El trámite de Mauro fue acompañado por las organizaciones de la Red de interesex, travestis y transexuales de Argentina (RITTA) y por el equipo jurídico de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT). A partir de sus gestiones, se logró la inscripción del primer niño trans varón. Desde las organizaciones sostienen que Mauro marcó un punto de inflexión en la aplicación de la ley de Identidad de Género en nuestro país, ya que se logró la inscripción sin trámite judicial y por la intervención, por primera vez desde que está en vigencia la ley, de la figura de la abogada de niños, niñas y adolescentes.

La ceremonia de inscripción se realizó al mediodía, en presencia de la directora del Registro Civil de la Ciudad de Buenos Aires, Ana Lavaque, la legisladora y presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Legislatura, María Rachid, Kalym Adrián Soria, presidente de RITTA y quien actuó como la primer abogada del niño LGBT y la secretaria de Asuntos Jurídicos de la FALGBT, Flavia Massenzio.

Mauro es un niño de 10 años que expresó su voluntad en relación a su identidad de género y con el acompañamiento de su familia se procedió al cambio de nombre y sexo que figura en su DNI, derecho al que accede en ejercicio de la Ley de Identidad de Género en vigencia.

El presidente de la FALGBT, Esteban Paulón, expresó: “Este reconocimiento es un punto de inflexión y un avance enorme en la aplicación de la Ley de Identidad de Género en nuestro país. No sólo por ser el primer niño trans varón en acceder a este derecho, sino porque constituye la primera intervención de la abogada del niño LGBT sin intervención judicial”, enfatizó. “Reconocemos el gran trabajo de RITTA y el equipo jurídico de la Federación Argentina LGBT para alcanzar este logro”.

Resultados parciales de una encuesta nacional realizada por la Mesa Nacional por la Igualdad, la Federación y la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgéneros de Argentina (ATTTA), revela que las personas trans encuestadas manifestaron darse cuenta de su identidad de género a edades muy tempranas aunque sin poder especificar una edad determinada, producto de la discriminación y violencia familiar y social.

También surge de este estudio el momento en que las personas expresan en sociedad su identidad de género, que es antes de los 18 años. De allí que la Ley de Identidad de Género de la Argentina, considerada por los referentes de las organizaciones como una de las más progresistas del mundo, incluya a los niños, niñas y adolecentes trans.

La Nación