Ecuador y Perú: Gabinete binacional cierra con tratados sobre ambiente, justicia e investigación

Ecuador y Perú firmaron este jueves tres acuerdos binacionales en materia de justicia, investigación y medioambiente, en el marco del VIII Gabinete Binacional desarrollado en la localidad de Arenillas, fronteriza entre ambas naciones, y que fue presidido por los mandatarios Rafael Correa y Ollanta Humala.

El primer convenio suscrito modifica un acuerdo previo sobre transferencia de personas condenadas entre Ecuador y Perú. Este instrumento permite que las personas sentenciadas por delitos en cualquiera de los dos países puedan cumplir su condena en su lugar de origen.

El segundo acuerdo prevé la constitución de una red de intercambio de experiencias y buenas prácticas de investigación y nuevas tecnologías en materia de discapacidad.

Y el tercer documento suscrito se trata de un memorándum de entendimiento para establecer la red de gestión binacional de áreas protegidas del sur del Ecuador y del norte del Perú.

Los gabinetes ministeriales de las dos naciones se reunieron desde la mañana en Arenillas, cantón ubicado a unos 530 kilómetros al suroeste de Quito, para definir avances en la política de desarrollo fronterizo y determinar los problemas que aún persisten en este territorio. La cita inició con un inédito recorrido en bicicleta por las carreteras de la provincia en el que participaron los presidentes de Ecuador y Perú.

Ambos países vienen desarrollando desde hace siete años gabinetes binacionales a fin de afianzar las relaciones y resolver temas de las comunidades de frontera.

La primera reunión se realizó en Tumbes (Perú), en junio de 2007. La segunda cita se desarrolló en Machala (Ecuador), en octubre de 2008. En adelante, alternativamente en cada país, los gabinetes tuvieron lugar en Machala, Piura, Loja, Chiclayo, Cuenca y Piura en 2013.

Durante el encuentro, ambos mandatarios destacaron el estado de las relaciones bilaterales que ha permitido impulsar proyectos conjuntos de infraestructura, enegéticos, sociales y en otras áereas, en un panorama de creciente integración luego de que en 1998 ambos países firmaran un acuerdo de paz tras décadas de disputas territoriales.

Andes

 

El ‘narco’ y la trata, los pendientes con Perú

La calidez mutua de los mandatarios contrastó con el día brumoso y frío del cantón Arenillas. Rafael Correa y Ollanta Humala, presidentes de Ecuador y Perú, respectivamente, han evidenciado una vez más que los unen propósitos y problemas comunes.

En sus discursos apelan a elementos similares: la lucha contra la pobreza, la injusticia social y -sobre todo- el anhelo de desarrollo conjunto de sus pueblos fronterizos. Estos temas marcaron las intervenciones en la apertura del VIII Encuentro Binacional, celebrado ayer en este cantón de la provincia de El Oro.

En el aeropuerto de Santa Rosa, Correa recibió a Humala. en un ambiente cordial. Primero llegaron los ministros peruanos y el resto de la comitiva sureña. Luego el mandatario, en un jet de la Fuerza Aérea de Perú. A los saludos militares de rigor, interrumpidos por el estruendo de un avión de la Fuerza Naval de Ecuador, le siguieron palabras de apoyo mutuo durante breves discursos en la pista aérea.

Los mandatarios recorrieron cerca de 30 kilómetros en bicicleta hasta las instalaciones del hotel Hillay Resort, sede del encuentro. Allí los esperaban los delegados de los ministerios que desde el lunes mantuvieron reuniones de trabajo para bosquejar el acuerdo definitivo que fue firmado a las 17:00 de ayer.

La apertura de la cita tuvo un retraso de casi dos horas luego de que se extendiera la reunión privada entre Correa y Humala. En el salón principal, los ministros ecuatorianos intercambiaban criterios con sus similares peruanos. Cecilia Vaca Jones, ministra coordinadora de Desarrollo Social, adelantaba sus puntos de vista sobre la cumbre, minutos antes de que se iniciara. “Estaba pendiente de que Perú apruebe, con una ley, el acceso de ecuatorianos a servicios gratuitos con médicos peruanos; pero ya se logró. Ahora hay reciprocidad”, comentó.

Cerca de las 13:00, el VIII Encuentro Binacional inició oficialmente con los discursos. El primero en intervenir fue Correa. “Hemos invertido 7.000 millones de dólares en el desarrollo de la frontera común”, manifestó mientras destacaba el trabajo realizado en los últimos ocho años. “Hemos progresado en temas como la integración energética y el manejo integral de la seguridad, lamentablemente tenemos pendiente el combate al narcotráfico, a la minería ilegal, a la trata de personas en nuestras fronteras”.

Correa mostró su pesar por el accidente que sufriera el soldado peruano Miguel Travesaño, quien perdiera sus piernas al explotar una mina durante trabajos de desminado. Humala agradeció el gesto. Ambos presidentes también cuestionaron que no se haya podido culminar con el desminado debido a que cada vez surgen nuevos mapas. Se estima que aún existen entre 8.000 y 10.000 minas enterradas.

Expreso