Gobierno llama a consultas a su embajador en España por declaraciones de Rajoy

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela llamó a consultas a su embajador en España, Mario Isea Bohórquez, informó este martes la Cancillería a través de un comunicado.

El llamado se hace luego de las declaraciones injerencistas emitidas por el presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, contra el sistema judicial y el funcionamiento de la democracia venezolana.

El pasado 23 de octubre, Venezuela envió una nota de protesta al Ministerio de Relaciones Exteriores de España, en el que manifestó su rechazo a los juicios de valor emitidos por Rajoy en torno al proceso judicial que se le sigue actualmente a Leopoldo López, quien es enjuiciado por su presunta responsabilidad en los hechos violentos registrados la tarde del 12 de febrero pasado, cuando grupos de choque atacaron la sede del MP, en La Candelaria, Caracas, después de una marcha convocada por él en la que fueron asesinadas dos personas.

A continuación comunicado íntegro:

El Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela hace del conocimiento público que en el marco del proceso de revisión integral de la Relaciones Diplomáticas con el Reino de España, como consecuencia de las declaraciones injerencistas del Jefe del Gobierno español Mariano Rajoy, ha decidido llamar a consulta al embajador de la República Bolivariana de Venezuela acreditado en el Reino de España, a partir de la presente fecha.

AVN

España: “Hemos llevado gestiones muy discretas para fomentar el diálogo en Venezuela”

El ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García-Margallo, afirmó este martes que Madrid ha llevado a cabo “gestiones muy discretas” para fomentar el diálogo y acabar con la violencia en Venezuela.

España “ha llevado a cabo gestiones muy discretas para poner fin a la violencia y que se fomente un diálogo en Venezuela que permita la convivencia pacífica entre venezolanos más allá de sus diferencias políticas”, dijo Margallo en el Senado.

Margallo respondía así a una pregunta sobre si el gobierno conservador española está preocupado tras las declaraciones de Caracas de revisar sus relaciones con España, después que el jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, se entrevistara el miércoles con Lilian Tintori, esposa del líder opositor preso Leopoldo López.

Durante la reunión con Tintori, Rajoy se mostró “preocupado, evidentemente, por la situación allí, por como está la democracia en Venezuela”, afirmó una portavoz del gobernante Partido Popular, en cuya sede tuvo lugar el encuentro.
El jefe del gobierno español también reafirmó “la preocupación de la Unión Europea por el juicio de Leopoldo López, así como la necesidad de respetar la libertad de expresión y el derecho de manifestarse pacíficamente en Venezuela”, según un breve comunicado del PP.

En una carta fechada del jueves y divulgada el viernes por la embajada de Venezuela en Madrid, el gobierno de Nicolás Maduro expresó “su más profundo rechazo a la acción injerencista, irresponsable e irrespetuosa” de Rajoy, denunciando “un acto profundamente inamistoso hacia nuestros país”.

El jefe de la diplomacia española insistió en que España, siempre desde el respeto al ordenamiento jurídico venezolano, se unió a declaraciones de organismos como el Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) o la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) a favor del respeto a los derechos humanos.

Madrid también apoyó los esfuerzos de la misión de cancilleres de Unasur, que ha intentado mediar en Venezuela “apoyados por los buenos esfuerzos de la Santa Sede”, añadió Margallo, antes de concluir que “seguiremos muy de cerca la situación en una nación que nos es muy cercana”.

Panorama