No prosperó la iniciativa que buscaba bajar la edad de imputabilidad

Goyeneche festejaba con el subsecretario de Industria, Edgardo Ortuño y los sindicalistas Fernando Pereira y Óscar Andrade el rechazo a la reforma constitucional. Afuera del local, centenas de militantes, en su enorme mayoría jóvenes, bailaban hip-hop, cantaban y ondeaban banderas del Frente Amplio. La emoción era grande y Goyeneche era el centro de todas las felicitaciones.

Goyeneche comentó a El País que “ganó la información y la reflexión porque la gente acudió a informarse, a saber qué era realmente lo que se estaba proponiendo, y cuando empezó a ver que esta propuesta no era una buena alternativa, cuando empezó a ver que los propios defensores de esta propuesta tuvieron que admitir que no era una solución para la inseguridad, ahí la gente empezó a reflexionar”. La propuesta de rebaja de la edad de imputabilidad para una serie de delitos grave, según Goyeneche, suponía “reformar la Constitución y el Estado uruguayo, retrocediendo en derecho y retrocediendo en democracia por una solución simplista que ni siquiera iba a traer una solución real al problema que nos preocupa que es la seguridad y la convivencia”.

Goyeneche, que dijo haber sido víctima de delitos, aseguró que “no es cierto que nosotros defendamos la impunidad y no es cierto que neguemos una realidad que nos preocupa a todos”. Y admitió que “las víctimas en este país son eternas postergadas en los procesos penales”. “Esto es simplemente una señal de que nosotros no vamos a aceptar propuestas simplistas; no significa que no queramos mejoras y que no queramos que se trate con seriedad lo que al Uruguay le preocupa que incluya, entre otras cosas, la seguridad”, explicó Goyeneche.

La referente del “No a la baja” dijo que “no especulábamos con números” porque los números que habían dado en las últimas semanas “eran muy variables” por lo que “durante el día los nervios nos apretaron un poquito cuando veíamos que era tan ajustado”, el resultado. La reforma fue apoyada por entre el 45 y el 48% de los votantes.

El triunfo del rechazo a la reforma constitucional sorprendió en el comité que la apoyaba en 21 de Setiembre y Ellauri. Sobre las 19, menos de diez personas esperaban los resultados con confianza. “Parece que ganamos”, dijo uno de los militantes. El resultado fue objeto de un breve comentario por parte del candidato presidencial colorado, Pedro Bordaberry. Agradeció el “esfuerzo enorme” que habían realizado los militantes que favorecían la reforma constitucional y recordó que alrededor de un millón de votos respaldó la modificación. “Esa voz, la voz de un millón de uruguayos, debe ser escuchada porque reclama y pide que el Estado los proteja”, advirtió.

Guillermo Maciel, uno de los dirigentes de la comisión que impulsaba la baja dijo a El País que esta se reunirá para hacer una evaluación y que los dirigentes no harán comentarios personales por ahora. “Hay que aceptar el fallo. Son las reglas de juego de la democracia. Las bocas de urna decían una cosa pero se dio vuelta”, valoró.

La propuesta impulsaba una baja en la edad de imputabilidad penal para los siguientes delitos: homicidio, homicidio especialmente agravado, homicidio muy especialmente agravado, lesiones graves, lesiones gravísimas, rapiña, rapiña con privación de libertad, extorsión, secuestro y violación.

La propuesta también suponía que los antecedentes de los adolescentes en conflicto con la ley penal no se destruirían y serían considerados en los procesos penales a los que hubiesen sido sometidos después de cumplir los 16 años. La reforma, que hubiese implicado modificar el artículo 43 de la Constitución, preveía que fuese “especialmente castigada” la comisión de delitos valiéndose de la participación de niños y adolescentes por parte de personas mayores.
Testimonios

F. Goyeneche: “Una señal de solidaridad de los uruguayos”

“Es la culminación de un proceso de mucho trabajo y esfuerzo, de militar a lo largo del país y una señal de solidaridad entre los uruguayos, porque también fue el resultado del trabajo conjunto de gente de todos los partidos y religiones”, dijo Fabiana Goyeneche, vocera de la comisión por el No a la baja. Agregó que el camino que recorrieron fue “una odisea”, que cuando lo comenzaron “era la crónica de una muerte anunciada” porque la mayoría de la opinión pública estaba a favor del sí. “Pero nuestra convicción era fuerte, la tendencia se revirtió, se vio que descendía el apoyo a plebiscito. El optimismo fue ganando y los resultados están a la vista”.

F. Cantero: “Vamos a esperar por cifras oficiales”

La Comisión por el Sí a la baja se llamó a silencio hasta hoy lunes al mediodía, cuando algunos de sus integrantes darán una conferencia de prensa tras contar con datos oficiales de la Corte Electoral.

El diputado colorado Fitzgerald Cantero dijo que en la comisión se acordó reunirse esta mañana para contar con los datos oficiales de la Corte Electoral y en base a los mismos hacer un análisis de lo ocurrido, para luego realizar una conferencia de prensa. En el mismo sentido se pronunció el dirigente nacionalista Gustavo Borsari, quien dijo que “no se van a hacer declaraciones sobre cifras que no tenemos”, por lo que “hasta que no haya cifras definitivas no habrá opinión”.

El País