Lacalle pide apoyo de todos los partidos y el FA renueva campaña

En su primer acto público después de las elecciones la fórmula del Partido Nacional apostó por “un desafío policromático” y reiteró la estrategia de 5 años atrás al advertir sobre una posible radicalización del Frente Amplio. “¿Podrá Vázquez gobernar?”, preguntaron.

Con un cartel que exhibía el eslogan “Uruguay unido por la positiva” ayer la formula blanca lanzó la campaña de cara al balotaje de noviembre. El presidenciable Luis Lacalle Pou dijo que hay que llegar al 52% de los votantes que no lo hicieron por el Frente Amplio y que “quieren un cambio”.

Por su parte el candidato a vice, Jorge Larrañaga, buscó generar alarma sobre una supuesta radicalización del Frente Amplio. “Hoy el FA tiene 15 senadores y de ellos la mayoría son radicales. Por lo tanto, si ganara Vázquez, el destino y dirección del gobierno estará en manos de esos radicales y eso es indiscutible porque ya se sabe quién se va a sentar en esas bancas. El FA podrá tener mayoría, el doctor Vázquez no. El doctor Vázquez podría ganar, pero ¿podría gobernar? ¿De qué certezas nos vienen a hablar?”, dijo.

En tanto Lacalle abrió la cancha para captar votos e incluso se refirió a un proyecto para cuidar el medio ambiente, apuntando sin duda al Partido Ecologista Radical Intransigente, cuyo dirigente César Vega anunció que votará en blanco. Lacalle dijo que el Partido Nacional tiene “un desafío policromático que tiene algunas cosas en el centro en común”. Afirmó que el balotaje “no es un mero trámite. La democracia nos da una oportunidad de convencer a la gente de nuestro proyecto, esto no es una justa deportiva, estamos convencidos de que nuestro proyecto es el mejor para el país”, expresó.

“¿Cómo apuntarnos la posibilidad de convencer a ese 52 % de los uruguayos en un Uruguay unido por la positiva?” y agregó que la tarea de llegar al gobierno “es difícil, pero no imposible”. Invitó a los uruguayos a estar unidos en el “Uruguay por la positiva” incluso a quienes no están “enamorados” del Partido Nacional. “Si convencemos a ese 52 %, nos va a tocar el desafío más difícil: gobernar ahora y gobernar bien”, finalizó. “Cometimos la imprudencia de que algunos pueden ser buenos, pero nosotros podemos ser mejores”, afirmó indicando que los que deben descalificar para ser alguien “son mediocres”.

También prometió derogar el impuesto a las jubilaciones, no subir la edad para jubilarse, mantener el aumento del salario real y volvió a tocar el tema de la inseguridad y la educación. “Tanto en educación y seguridad se generan las brechas más grandes entre los que pueden y los que no pueden”, afirmó. Asimismo prometió mejoras para las personas discapacitadas, repitió su plan “asentamiento cero” y dijo que no tendrá una política exterior movida por las relaciones con quienes tienen pensamientos marxistas. “No podemos estar sujetos a lideres emergentes que piensan más en Marx que en otros pensadores y por eso somos amigos”, dijo.

Para Larrañaga el FA es “populista”

Por su parte el candidato a vicepresidente Jorge Larrañaga afirmó que “ni Vázquez ni el Frente Amplio ofrecen certezas porque en un país dividido la certeza viene a través del diálogo y del pluralismo” y siguió asegurando que en el balotaje la opción es “entre un gobierno plural y de diálogo o más Frente Amplio de integración radical”. Para Larrañaga la gente debe elegir también entre el gobierno de diálogo que ofrecen los blancos o “el populista del Frente Amplio”. Afirmó también que de ser gobierno derogarán la Ley de Regulación del Mercado de la Marihuana y desafió a Tabaré Vázquez a que se expida sobre esto.

Mensaje a los que no están enamorados del PN

El presidenciable Luis Lacalle Pou invitó a los uruguayos a estar unidos en el “Uruguay por la positiva” incluso a quienes no están “enamorados” del Partido Nacional. “Si convencemos a ese 52 %, nos va a tocar el desafío más difícil: gobernar ahora y gobernar bien”, afirmó.

República

Vázquez prepara su reaparición pública de cara a la segunda vuelta

Las puertas de la sede del Frente Amplio (FA) se abrieron ayer sobre las seis de la madrugada. A esa hora un grupo de técnicos audiovisuales comenzaron a ingresar consolas, computadoras, luces y paneles reflectores. Todo debía estar pronto para la hora 9.00 cuando el candidato oficialista, Tabaré Vázquez, llegaría hasta La Huella de Seregni, en el centro de Montevideo, para filmar los nuevos spots televisivos que lanzará de cara al balotaje en los próximos días.

Con el blanco Luis Lacalle Pou ya en la cancha desde ayer rumbo a la segunda vuelta, en el comando del candidato oficialista también preparan la reaparición pública de su presidenciable.

Pese al triunfo de la primera vuelta con 47,9%, Vázquez advierte por estos días a su entorno que no se debe perder un minuto en trabajar para asegurar el triunfo y junto a sus colaboradores preparan una campaña con nuevos mensajes en el entendido que el balotaje tiene características distintas a las parlamentarias.

“Más certezas” y “Más seguridad”, son algunos de los sloganes que ya aparecieron en la vía pública acompañados de la figura de Vázquez en soledad y debajo el nombre del candidato.

En tanto, en los spots filmados ayer Vázquez repite esa línea argumental, aunque también habla de “trabajo digno” y destaca su origen humilde. dijeron a El Observador fuentes del FA. El expresidente nació en el seno de una familia obrera del barrio La Teja.

Para la nueva campaña televisiva Vázquez vistió camisa celeste. En algunas tomas el candidato habla solo frente a la cámara sentado en una silla móvil ubicada detras de un escritorio que en uno de sus extremos tiene un porta lápices y una lámpara, narraron los informantes. Detrás del presidenciable aparece un sillón, un ventanal y también los nuevos paneles que Vázquez utilizó como escenografía en la noche del 26 de octubre con los colores del pabellón patrio.

La doble alusión a la seguridad, por un lado en la economía y por otro en la prevención delictiva, será una de las apuestas de Vázquez en busca de captar votantes al ser esa última área de gestión una de las más criticadas en la presente administración.

El candidato en el centro
La campaña rumbo al balotaje del FA recaerá sobre la figura de Vázquez en el entendido que sale beneficiado del duelo mano a mano con Lacalle Pou. También reforzará la identidad del presidenciable con simbología unitaria como es el pabellón y los colores de ese símbolo patrio.

Si bien Vázquez no abandonará su slogan “Uruguay no se detiene”, la frase será acompañada de los otros mensajes basados en inspirar confianza por la gestión de la coalición de izquierdas. Además buscarán mayor participación de los jóvenes y se repetirá la modalidad de conferencias temáticas que la fórmula oficialista ya dio en setiembre, dijo la senadora, Lucía Topolansky en Canal 20 de TCC.

El Observador