Uruguay: Tabaré Vázquez y Lacalle Pou inician campañas de cara al balotaje

Blancos anuncian fuerte campaña y apuntan a recuperar el interior

El Partido Nacional presentará hoy su campaña para el balotaje y saldrá a generar una gran movilización en todo el país. Insistirán en que no es bueno que el Frente Amplio concentre todo el poder y con eso buscarán sumar a los partidos menores.

El comando político y técnico del Partido Nacional se reunió en la mañana de ayer en el hotel NH Columbia —donde los nacionalistas tuvieron su búnker el pasado domingo— y definieron las principales líneas estratégicas y las características de movilización para la campaña de cara al balotaje.

Entusiasmados y repitiendo que “la ilusión de ser gobierno está intacta”, la fórmula compuesta por Luis Lacalle Pou y Jorge Larrañaga resolvió salir a recorrer el país y concretar una gran movilización en todos los departamentos. Para eso, y enfrentando el poco tiempo que tienen para revertir los resultados registrados en la elección nacional —quedan 31 días para el balotaje—, los blancos dividirán tareas y buscarán optimizar esfuerzos.

Según quedó definido ayer, a partir de la semana próxima habrá actos conjuntos de la fórmula presidencial, pero también quedó establecido que en determinadas situaciones los dos líderes se moverán en paralelo. Además, se delineó un esquema de trabajo para que los senadores y principales dirigentes del Partido Nacional salgan a visitar distintos puntos del interior y recorran algunas zonas más allá de que la fórmula esté allí o no.

Con esto, el comando de campaña apunta a reforzar la votación en el interior, donde el Partido Nacional registró el pasado domingo apoyos por debajo de lo esperado, perdiendo incluso en departamentos en los que tradicionalmente los blancos eran mayoría, como Cerro Largo o San José.

“Queremos repartir la dirigencia para tener presencia permanente en todo el país. Apuntamos a que ningún local quede cerrado y que la gente esté movilizada, portando banderas nacionales, como nuevo elemento de unión”, explicaron las fuentes consultadas.

En los objetivos trazados se determinó no solo visitar y movilizar a la militancia nacionalista, sino que también lograr presencia en los medios de comunicación de todo el país. Los blancos pondrán a los dirigentes de todos los niveles “en la ruta” y trabajarán “como partido y no como listas”, explicaron participantes de la reunión de ayer a El País.

Para Montevideo quedó conformado un “comité de trabajo” que está integrado por todos los diputados blancos de la capital y que ya está definiendo sus primeros pasos. Tal equipo será coordinado por los diputados Álvaro Delgado y Jorge Gandini. Este último dijo a El País que se va a “transformar el trabajo de cada lista en un trabajo común y complementario. Habrá actividades y movilizaciones propias”, más allá de lo que haga la fórmula.

Gandini afirmó que estarán “todos en campaña. Ya no hay listas. Tenemos que movilizar juntos, movilizar las ferias, las ramblas, todo, tenemos que estar repartiendo el material por todas partes, sin importar de qué lista es cada uno”. La idea es lograr una presencia sumamente fuerte tanto en Montevideo como en el interior. Para el interior los coordinadores del equipo serán Delgado y Carlos Daniel Camy (hombre de confianza de Larrañaga).

Lanzamiento.

En ese marco, hoy a las 19 horas Lacalle Pou y Larrañaga darán una conferencia de prensa en el hotel NH Columbia para anunciar la puesta en marcha de la campaña hacia el 30 de noviembre. En la misma, estará presente la dirigencia nacional del partido, tanto legisladores electos como referentes blancos, en señal de apoyo a la dupla presidencial.

Allí, el candidato blanco dará su visión sobre la contienda de noviembre y planteará cómo imagina un “gobierno de diálogo”, además de referirse a “cómo será el trabajo por la búsqueda de acuerdos con distintos sectores”, explicaron fuentes cercanas a la fórmula.

En tanto, Larrañaga planteará algunos ejes de la campaña, entre los cuales explicará con especial énfasis que el Frente Amplio aún no tiene mayoría en el Senado y solo la logrará si accede a la Presidencia. Los blancos entienden que solo un triunfo de Lacalle Pou garantiza un “gobierno de diálogo” y frena un “gobierno de partido”.

Si los nacionalistas se imponen en el balotaje, Larrañaga será el vicepresidente y así habrá 15 senadores frenteamplistas, 11 blancos, cuatro colorados y uno independiente, con lo cual la coalición de izquierda solo tendría mayorías en la Cámara de Diputados.

Los blancos también apostarán a mostrar la “potencialidad de Larrañaga para lograr acuerdos, ofrecer diálogo y para dirigir el Parlamento”, explicaron. Ayer el candidato a vice se reunió con los senadores batllistas José Amorín y Tabaré Viera, que le plantearon su voluntad de firmar un acuerdo escrito sobre temas precisos (ver aparte).

El contacto con el Partido Colorado seguirá el lunes, cuando la fórmula blanca visite el Comité Ejecutivo de esa fuerza política. Igualmente, desde filas nacionalistas ya se afirmó que si bien el objetivo es el mismo, harán “campañas paralelas”, y la coordinación de las mismas estará en manos del Directorio del Partido Nacional.

Álvaro Delgado dijo, en tanto, que se apostará a “fortalecer el proyecto” y decir que el mismo “vino para quedarse. Estamos confiados en este proyecto y vamos a seguir con el mismo estilo”, señaló el legislador.

Por su parte, Gandini afirmó que el Partido Independiente y los partidos menores “deben pensar si están dispuestos a tener un Parlamento en el que su banca no incide, tener un gobierno monocolor, cerrado a la visión de un partido, o si quieren un gobierno que desde uno de los poderes tenga posibilidades de expresar otras visiones y escuche a todas las partes, co-mo sería si gana Lacalle Pou”.

El País

 

“Ni pacto, ni toma y daca con nadie; diálogo con todos”

La fórmula presidencial del FA dedicará el tiempo destinado para la segunda vuelta electoral a llevar adelante un formato de campaña que se caracterizará por un mix de propuestas.

Por un lado habrá información a la ciudadanía de las propuestas de gobierno a través de talleres temáticos abiertos. Por otro, estará presente el agradecimiento directo de Tabaré Vázquez y Raúl Sendic a la población por la confianza dada a través de las urnas. La tercera pata estará en  el involucramiento de la dirigencia del FA para reafirmar y aumentar el caudal de apoyo a la fórmula frenteamplista. El mensaje que dará la fórmula será más abarcativo pensando también en quienes no votaron al FA en la primera vuelta.

El lunes pasado se reunió el comando electoral del FA, pocas horas después de lo que fue el triunfo de las elecciones nacionales. Con la participación del candidato Tabaré Vázquez y de Raúl Sendic, el equipo de trabajo, que incluye a  una serie de asesores, comenzó a intercambiar ideas y propuestas para implementar en las pocas semanas que separan a la segunda vuelta.

El martes se reunió de nuevo un equipo más reducido a fin de poder bajar a tierra las propuestas que se manejaron en la primera reunión. Se prevé que mañana viernes se concrete el tercer encuentro donde se empezarán a definir las primeras acciones a desarrollar por la fórmula presidencial y el FA en el mes de noviembre.

Charlas, formatos

Lo acordado es que el FA basará su campaña en lo programático y propositivo y en informar qué es lo que se hará en un tercer gobierno frenteamplista si el 30 de noviembre se gana la segunda vuelta. En estas horas se estará definiendo cuál será el esquema a implementar por la coalición de izquierda.

Se estarán llevando a cabo cuatro charlas temáticas, pero no será el mismo formato utilizado en Uruguay X+, sino que será en lugares abiertos e incluso alguno de ellos se estará realizando en el interior del país, si bien se reconoce que en el formato utilizado en la anterior etapa de la campaña que viene se quiere hacer otra cosa, que llegue a más personas y abordando otras temáticas.

Se destaca que el FA no paró a pesar de haber obtenido una victoria contundente. Se habla que para esta nueva etapa habrá una combinación de lo que será el contacto directo del candidato Vázquez con la gente y lo que serán las charlas temáticas y programáticas. No habrá una recorrida por todo el país, porque los tiempos no dan. Por esta razón desde el comando del FA se estará afinando lo que será la presencia de la fórmula en distintos puntos del país y la realización de diversas actividades programáticas.

Desde el comando del FA se tiene conciencia que hay cierta saturación en el electorado por lo que viene siendo el proceso electoral, que incluye Internas, elección nacional y ahora segunda vuelta. Por ese motivo se buscará focalizar el discurso y el formato que le interese a la población.

Algunas de las acciones que se acuerden en la reunión de mañana seguramente se empezarán a instrumentar a partir de la semana próxima.

“Diálogo” con todos

Víctor Rossi, asesor del candidato presidencial Tabaré Vázquez, aclaró ayer que el Frente Amplio no tiene ninguna intención de cortar el diálogo con los otros partidos políticos en lo que será el proceso de segunda vuelta electoral que definirá al próximo presidente de la República.

Precisó que el FA, en estas próximas semanas priorizará sus acciones a mantener un relacionamiento directo con la sociedad civil. Señaló que si Vázquez es electo presidente, a partir de ahí se buscarán los contactos pertinentes con las distintas fuerzas políticas para intercambiar propuestas y tener oído abierto a las distintas sugerencias.

En cambio, explicó Rossi, que en este proceso de segunda vuelta electoral el énfasis no se pone tanto en lo partidario sino en que la fórmula ponga el acento en la sociedad civil. Sin embargo alertó que el FA no tienen la intención de cortar el diálogo con los otros partidos. Aclaró que al día siguiente de la elección, desde la oposición se puso el grito en el cielo de que solo íbamos a hablar con la sociedad. “Vamos a hablar con todos los partidos, pero lo que no vamos a hacer es ningún pacto ni llegar a ningún toma y daca”, precisó Rossi.

Señaló que una vez terminado este proceso electoral, si el FA continúa en el gobierno, “recorrerá los caminos de diálogo para llevar adelante un gobierno para todos”.

El FA facilitó la llegada de 10 mil uruguayos

La semana que viene, posiblemente el martes, la Corte Electoral esté proclamando las distintas bancas en el Parlamento, correspondiéndole al FA 15 senadores y 50 diputados. Una vez que se oficialice la nueva bancada del FA, se retomará la campaña electoral con lo que serán charlas y encuentros con los militantes, en lo que será por un lado de agradecimiento por el triunfo del 26 de octubre, y por otro, para reforzar el triunfo de Tabaré Vázquez en segunda vuelta.

Tras la finalización de las elecciones en primera vuelta, el FA evaluó que unos 10 mil uruguayos se acogieron a las promociones de transporte que instrumentara esta fuerza polítca, para que los compatriotas pudieran venir a sufragar el domingo 26.

No obstante, Migraciones registró la llegada de unos 45 mil ciudadanos uruguayos durante el pasado fin de semana a través de todos los pasos fronterizos. El jueves anterior a la elección, ingresaron 7.552 personas, el viernes 9.569, el sábado 20.165 y el domingo 7.949, lo que totalizan 45.235 ingresos. La coalición de izquierda intentará que un porcentaje de uruguayos, mayormente radicados en Argentina, retorne para votar el 30 de noviembre.

Reunión del comando

Manaña, el viernes, a las 18 horas se estará reuniendo el comando de la campaña electoral de Vázquez. Será el mismo grupo de asesores que venían trabajando durante toda la campaña electoral de los últimos tres meses.

Habrá un trabajo de planificación para los próximos 20 días. Algunos de los integrantes de este equipo tienen algunas ideas a implementar que serán volcadas en la reunión a llevarse a cabo en el hotel Four Points. Se prevé que por lo que resta de campaña, no se repetirán las giras por todo el país, “lógicamente será más tranqui”, aclararon las fuentes.

República

 

Las fichas de Vázquez y Lacalle Pou para el balotaje

Son 30 días. La campaña hacia el balotaje es una recta final con poco margen de maniobra. Más aún cuando existe un antecedente tan claro y reciente como la primera vuelta del domingo, que dejó al candidato del Frente Amplio camino a volver a la Presidencia, la mayoría de los diputados abajo del brazo y un caudal de votos que supera a blancos y colorados sumados.

Tabaré Vázquez y Luis Lacalle Pou empiezan a mover las fichas del ajedrez de cara al domingo 30 de noviembre.

El Frente Amplio tiene pensado mostrar a su candidato como la “certeza” frente a la “incertidumbre” personalizada en el rival. En tanto, el Partido Nacional conservará el discurso “por la positiva”, dijeron a El Observador fuentes nacionalistas, y suma a la campaña el apoyo explícito del Partido Colorado. Lacalle Pou ya adelantó que “Uruguay unido por la positiva” será su slogan para este mes.

La presidenta del FA, Mónica Xavier, dijo en la reunión de comando del lunes que no habrá acuerdos partidarios sino “ciudadanos”. De todos modos van a “hablar” con el Partido Independiente.

El oficialismo tiene el apoyo del gobierno y del presidente José Mujica. Ayer, el Consejo de Ministros dedicó tiempo a analizar el resultado de la elección. El mandatario y sus colaboradores consideraron que la votación del domingo es producto de los “logros” de la actual administración. Ello, según dijo en la conferencia de prensa posterior el secretario de la Presidencia, Homero Guerrero, influyó de forma “notable”.

El Observador