Alto funcionario de EEUU continúa gira por Centroamérica para dar seguimiento a agenda sobre migración

El Embajador Thomas A. Shannon, Consejero del Departamento de Estado de los Estados Unidos, arribó hoy a El Salvador procedente de Guatemala para reunirse con el presidente Salvador Sánchez Cerén, indicaron fuentes de la embajada estadounidense.

Durante la reunión entre Shannon y Sánchez Cerén, se discutieron temas de mutuo interés como la seguridad, la gobernabilidad y la prosperidad económica de El Salvador y de sus vecinos en la región centroamericana, Guatemala y Honduras.

La gira de Shannon por estos tres países, conocidos como el “Triángulo Norte” centroamericano, busca preparar la agenda para la reunión que tendrán sus tres jefes de Estado con el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, el próximo 15 de noviembre en Washington.

El principal objetivo de la cumbre del 15 de noviembre es delinear un plan concreto por parte del Triángulo Norte, que cuente con el apoyo estadounidense para frenar la migración de niños y jóvenes.

Según cifras brindadas recientemente por el gobierno de El Salvador, la migración de niños, principalmente los “no acompañados”, ha vuelto a la normalidad después de la oleada de mediados de año. Sin embargo, la viceministra de Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín, sostuvo que aun 600 niños salvadoreños permanecen albergados en centros del Servicio de Migración estadounidense, a la espera que se clarifique su situación migratioria,

Previo a esta reunión, los mandatarios de los tres estados asistirán el 14 de noviembre a la disertación que tendrá el vicepresidente Biden, denominada: “Invirtiendo en América Central: Oportunidades para desbloquear el desarrollo”, la cual organiza el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Según fuentes de la embajada estadounidense, Shannon tuvo oportunidad para dar seguimiento a los temas tratados en la reunión del presidente Obama con sus homólogos de estos tres países en junio pasado y el encuentro del Secretario de Estado, John Kerry, con los cancilleres de El Salvador, Guatemala y Honduras en la Asamblea General de la ONU en septiembre.

En dichas reuniones se discutieron estrategias para disminuir la migración ilegal que procede de estos tres países hacia los Estados Unidos, principalmente el envío de más de 66.000 menores de edad no acompañados entre octubre de 2013 y junio de este año, problema que fue considerada por Washington como una crisis humanitaria.

Precisamente en la reunión de septiembre, los líderes diplomáticos centroamericanos presentaron a Kerry un plan de cinco años apoyado por el BID, que contempla “la creación de oportunidades económicas y la reactivación del sector productivo”, como desincentivo a la migración ilegal.

El pasado jueves fue ratificado por la Asamblea Legislativa el segundo compacto de Fomilenio, con el que El Salvador dispondrá de 267 millones de dólares en recursos frescos donados por Estados Unidos. De acuerdo a las autoridades, Fomilenio II es parte de la estrategia a seguir en desincentivar que la gente opte por migrar fuera del país.

Contra Punto