Chile: inversión registra su peor ciclo en 15 años y consumo crece a menor ritmo desde 2009

El comportamiento de la demanda interna continúa siendo el principal talón de Aquiles de la economía chilena en el ciclo de desaceleración que la aqueja desde mediados de 2013. Así lo reflejan las Cuentas Nacionales del Banco Central correspondientes al tercer trimestre de 2014.

En dicho período, el PIB creció 0,8%, el más bajo desde septiembre de 2009, acumulando una expansión de 1,8% en el año, también la menor cifra para ese lapso en cinco años.

Buena parte de este resultado se explica por el pobre desempeño que exhiben los dos componentes de la demanda interna, y que en conjunto representan más del 80% del PIB: inversión (formación bruta de capital fijo) y consumo.

Según el instituto emisor, en julio-septiembre la inversión se contrajo 9,9%, sumando su quinto trimestre consecutivo de caídas -promediando en este lapso una merma de 7,4%-, y concretando su peor ciclo en 15 años, sólo comparable al período diciembre 1998-diciembre 1999 (-15,8%), en plena crisis asiática. En el año, la formación bruta de capital fijo totaliza un retroceso de 7,8%.

La caída de la inversión se debe principalmente al desplome del ítem maquinarias y equipos, que descendió 24,6% el tercer trimestre y que acumula una baja de 21,4% en 2014. Lo anterior directamente vinculado a menores importaciones de maquinaria industrial y vehículos.

La formación de capital fijo en construcción se contrajo 0,7%, idéntico registro al del segundo trimestre, por menores inversiones en edificación, señaló el Central.

Por el lado del consumo, las cifras, aunque siguen siendo azules, revelan una sostenida pérdida de dinamismo desde septiembre de 2013 (ver infografía). El consumo creció 1,9% en el tercer trimestre, nuevamente la cifra más débil desde septiembre de 2009, totalizando un avance de 2,7% en el año.

Intimamente vinculadas al desempeño en materia de inversión, las importaciones totales anotaron su cuarta baja consecutiva (-7,2%). En su componente bienes de capital (destinadas a inversión) registran una merma de 27% a septiembre de este año.

Algo mejores fueron los resultados en materia de exportaciones, que crecieron 1%, superando la nula variación del período inmediatamente anterior. En esto influyó el desempeño del componente bienes, que aumentó 1,2% impulsado por los envíos del sector industrial. En 2014 las exportaciones promedian un alza de 1,8%.

De acuerdo con el BC, la mayoría de los sectores económicos registraron descensos, excepto pesca y electricidad, gas y agua (ver cifras).

¿Recuperación?

El ministro de Hacienda, Alberto Arenas, afirmó que las cifras del tercer trimestre informadas por el BC no representan una sorpresa y estaban “absolutamente internalizadas por el mercado”. El jefe de las finanzas públicas dijo que “proyectamos que en este último cuatrimestre exista una pequeña y moderada reactivación”.

Los economistas coinciden en que si bien las cifras de los últimos tres meses del año debiesen ser algo mejores a las exhibidas hasta ahora, parte importante de ello se sustenta en una base de comparación menos exigente.

El ex ministro de Hacienda y director del Clapes-UC, Felipe Larraín, opinó que “lamentablemente no tengo ninguna buena razón para pensar que es un punto de inflexión. Es un verdadero frenazo de la economía chilena. La economía nacional no está en una desaceleración sana o suave”.

Los expertos coinciden que en diciembre la inversión completará su sexto trimestre de retrocesos, cerrando el año con una baja superior a la prevista por el BC, y que el consumo mantendrá su debilidad por un menor dinamismo del mercado laboral.

“La inversión volverá a caer en el último trimestre. Quizás sea una baja menos pronunciada porque hay una base de comparación muy poco exigente (-12,3% del mismo período de 2013), pero no hay hasta ahora elementos para pensar en una recuperación”, señaló Alejandro Fernández, de Gemines. Agregó que “el menor dinamismo de las ventas minoristas y un escenario más estrecho del empleo y las remuneraciones reales hacen prever que en el último trimestre el consumo seguirá mostrando cifras muy débiles”.

Opinión compartida por Patricio Rojas, de Rojas y Asociados: “Cerca de un 45% de la inversión depende de las maquinarias y equipos, y en octubre las importaciones de estos bienes de capital siguen a la baja”. Rojas prevé que en octubre-diciembre esta variable mostrará un descenso de entre 2% y 3% para finalizar el año con una caída cercana al 6,5%, “muy superior a lo estimado por el Banco Central en su último Ipom (-4,1%)”.

Desde la Cámara Nacional de Comercio (CNC), la gerenta de estudios Bernardita Silva sostuvo que el desempeño del consumo en el tercer trimestre está dentro de lo previsto por el gremio, “en base a los resultados exhibidos en nuestros últimos informes mensuales de ventas minoristas en la Región Metropolitana, que anotaron una caída de 3,2% en el tercer trimestre (…) muy lejos del crecimiento exhibido en el mismo período del año anterior, de 8,1%”.

Pese a la mayor caída de la inversión, el ajuste de dos décimas en el PIB del primer trimestre que realizó el BC llevó a que los expertos mantuvieran sus proyecciones de crecimiento 2014 en un rango de entre 1,7% y 1,9%. Para 2015 las proyecciones están en torno a 2,8%.

La Tercera