Colombia: cuarto grupo de víctimas exige a Gobierno y Farc no levantarse de la mesa

Con la exigencia al Gobierno y a las Farc de que no se levanten de la mesa de negociación hasta llegar a un acuerdo se cumplió este domingo el encuentro del cuarto grupo de víctimas con los negociadores de ambas partes, en La Habana.

Durante toda la tarde la delegación de afectados por el conflicto, en la que estuvo Jineth Bedoya, primera periodista que viaja en calidad de víctima, les relató a los negociadores sus historias.

Al final de la cita, que se realizó en el Centro de Convenciones El Laguito, Bedoya afirmó que el grupo también les manifestó a las partes que, aunque sabe que es difícil conseguir un acuerdo, se debe insistir en él. (Lea también: Así fue la llegada de víctimas al proceso de paz en La Habana)

“Lo que nosotros, como sobrevivientes del conflicto armado, le manifestamos a la mesa es que no permitimos, como víctimas que tenemos la autoridad moral para exigirlo, que se levanten de esta mesa”, dijo la periodista.

Bedoya, quien fue secuestrada en el 2000 en la cárcel Modelo de Bogotá y después fue víctima de abuso sexual, admitió también que algunos puntos “son difíciles”, pero confió en la “sabiduría” de los negociadores.

La reunión se produjo en momentos en que las partes abordan el punto de víctimas y el día en que se cerró el ciclo número 30 de negociaciones.

Una jornada ‘fraternal’

Juan Carlos Villamizar, representante de los afectados por el conflicto que tuvieron que salir del país, celebró que las Farc hayan reconocido su responsabilidad en la guerra.

“Queda en evidencia que las partes se están tomando con mucha seriedad el tema de víctimas, que hay una reacción de ellas a nuestra presencia –que no es fácil– y que esa reacción va a llevar consigo la materialización de verdad, justicia y reparación”, dijo.

Villamizar, quien calificó la jornada como “fraternal”, se refería al reconocimiento que hizo la guerrilla en días pasados de haber ocasionado afectación a la población en medio de las confrontaciones.

El otro hecho novedoso de la reunión de este domingo fue la presencia virtual de una de las víctimas. El guerrillero de las Farc Tulio Murillo Ávila, ‘Alonso’, apareció en un video y habló de las violaciones de los derechos humanos en las cárceles.

Terminado el encuentro, Jineth Bedoya llamó la atención sobre las amenazas dirigidas a algunas de las víctimas que han viajado a Cuba y pidió que el Estado dé garantías a todos.

“Estar en La Habana es una oportunidad histórica, no solo para hablar de mi dolor, sino para reconstruir al país (…). Regreso a Colombia con una carga menos como víctima”, dijo Bedoya.

De la Calle habló sobre dejación de armas

El jefe del equipo negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, aclaró este domingo que si se llega al fin del conflicto, “las Farc deberán iniciar el proceso de dejar de tener armas en su poder”.

Al finalizar el ciclo 30 de las negociaciones, De la Calle agregó que la dejación de armas es un “imperativo que debe conducir a que no haya una paz armada”.

Añadió que el reconocimiento de la guerrilla sobre su responsabilidad en el conflicto “es un paso importante hacia la satisfacción plena de los derechos de las víctimas”.

El Tiempo