Continúa en Cuba primer Curso Internacional para la prevención y el enfrentamiento al Ébola

Madelyn Garcés, epidemióloga cubana del Instituto de Medicina Tropical “Pedro Kourí” (IPK), informó que entre los temas incluidos en la agenda del primer Curso Internacional para la prevención y el enfrentamiento al Ébola, que sesiona en La Habana del 10 al 14 de noviembre, figura la Bioseguridad en la enfermedad que comprende riesgos biológicos, precauciones basadas en la transmisión, descontaminación, manejo de cadáveres, sepelios seguros y uso de equipos de protección personal (EPP).

Agregó que también se abordarán aspectos relacionados con la epidemiología de la infección, manejo clínico, diagnóstico, organización de los servicios, factores humanos en graves epidemias y comunicación social.

Explicó que además de recibir conferencias magistrales, los participantes -profesionales de 19 países de América Latina y el Caribe- podrán trabajar en el polígono de entrenamiento del IPK, visitar la unidad de aislamiento, y realizar clases prácticas de vestido y desvestido con el EPP.

Al inaugurar el curso, Marieta Cutiño viceministra cubana de Salud Pública recordó que la iniciativa es resultado de la Reunión Técnica de especialistas y directivos para la prevención de esa epidemia, que sesionó en Cuba los días 29 y 30 del pasado mes de octubre.

Destacó que entre los asistentes, además de los profesionales foráneos, se encuentran especialistas pertenecientes a brigadas médicas cubanas asentadas en Venezuela, Ecuador, Brasil, Bolivia, Guatemala, Trinidad y Tobago, y Mozambique.

También asisten profesionales de la Unidad Central de Colaboración Medica, la Defensa Civil y el Ministerio del Interior.

Jorge Pérez Avila, director del IPK, se refirió a la situación mundial del virus del Ébola, que ha provocado más de 13 mil enfermos en África occidental, con una alta mortalidad, entre el 50 y 60 por ciento de los casos.

Aseveró que la enfermedad es considerada una emergencia de salud pública de importancia internacional, con posibilidades reales de extensión a otras áreas geográficas y países.

Además de la realización del curso, en la Reunión Técnica se propuso desarrollar una serie de acciones, entre las que destacan la pertinencia de establecer la vigilancia epidemiológica en centros destinados a estos fines de las personas procedentes de áreas de transmisión, con riesgo de haber contraido el virus.

Radio Habana