Correa defiende enmienda que habilita reelección y dice que “otorga más derechos”

El presidente Rafael Correa afirmó este martes que las enmiendas constitucionales propuestas por el Movimiento Alianza PAIS, del cual es su máximo líder, no le quitarán derechos a los ecuatorianos porque no hacen “alcalde, ni presidente a nadie”.

“La reelección no le quita el derecho a nadie, si cree en alternatividad podrá votar; a los que sí les quita es a los que creen en la continuidad, y eso no es legítimo”, apuntó el mandatario al referirse a una reforma prevista a la Carta Magna que permitiría la reelección en este país suramericano.

“Por eso he manifestado que la enmienda solo aumenta derechos”, aseveró, al tiempo que contrastó cómo, por el contrario, según el texto constitucional actual, aprobado en 2008, sí se limita ese derecho a quienes creen en la continuidad (de sus dirigentes).

“La enmienda no hace presidente ni alcalde a nadie, sólo ser candidato. Lo que le permite eso son los votos de los ecuatorianos”, enfatizó el mandatario, quien, sin embargo, dijo que lo último a lo que él aspiraría en lo personal es ser candidato en 2017.

Pero, de igual manera, explicó, “sabemos la enorme posibilidad que tenemos sobre nuestros hombros” para  impedir que la restauración conservadora pueda frenar el avance de este “proceso histórico” de la Revolución Ciudadana.

“Le están negando ese derecho al pueblo ecuatoriano y eso es un abuso”, remarcó Correa al referirse a los adversarios de estas iniciativas, entre las cuales la Corte Constitucional aceptó la legalidad en 16 de las 17 presentadas. Una de estas propone la reducción de la edad de 35 a 30 años para aspirar a la presidencia.

Según el mandatario, el excandidato presidencial en 2013 Guillermo Lasso, promueve una consulta para impedir la aprobación de la reelección presidencial, pero en caso de realizarse, también podría proponer preguntas, como por ejemplo “si está usted de acuerdo con las utilidades de los banqueros”.

Andes