Elecciones en Uruguay: el FA ganó la franja joven en los 19 departamentos

El sociólogo Gustavo Leal manifestó a LA REPÚBLICA, que en gran parte el desarrollo que tuvo el Frente Amplio en el interior del país se debió a la alta adhesión de esta fuerza política en votantes entre 18 a 30 años, que se ubicó promedialmente en el 51,14%.

Consideró que los jóvenes fueron fundamentales para ganar las elecciones con porcentajes que superaron la mitad del voto joven en departamentos como Cerro Largo, donde el FA captó el 57,6% de los votos jóvenes, Paysandú (59,6%), Salto (57,8%) y Canelones (60,9%).

“Los que dieron vuelta la balanza en el Interior fueron los jóvenes y los nuevos votantes en departamentos netamente blancos y colorados, como Cerro Largo, Salto y Rivera”, afirmó Leal.

Por primera vez, en estas elecciones nacionales el Frente Amplio (FA) gana entre el electorado joven en los 19 departamentos del país, descartando el mito, según indicó un informe del sociólogo Gustavo Leal, que Lacalle Pou y su “moderna campaña” atraían a los jóvenes. El sociólogo y asesor presidencial del FA señaló que de acuerdo al resultado del escrutinio realizado por la Corte Electoral, el candidato blanco no llegó a captar un tercio de los votos de franja joven. Flores fue el departamento donde coincidentemente el FA tuvo su piso de respaldo de votantes jóvenes, ubicado en el 43,2%, y el Partido Nacional tuvo su techo, con un 42,5%.

En Montevideo, el departamento donde se predecía una caída del Frente Amplio, y donde el Partido Nacional, a través de la figura de Lacalle Pou, iba a tener una remontada, finalmente los jóvenes se volcaron al FA, como ha sucedido históricamente.

En Montevideo, el FA captó a 7 de cada 10 votantes jóvenes, y a nivel nacional alcanzó un promedio de 58,5%, por lo cual Leal sostuvo que no hay indicios, según el resultado de los votos, que el fenómeno de la adhesión de los jóvenes al FA se haya detenido o se encuentre retrocediendo. El sociólogo fundamenta que la captación del voto joven no solo rompió el cerco de Montevideo y algunas capitales departamentales “sino que ahora se extendió a localidades y pueblos del Interior y también en las zonas rurales”.

Leal afirma que Lacalle Pou y su “moderna campaña” no atrajeron a los jóvenes. Señaló que este candidato captó una muy baja adhesión entre los nuevos votantes y también en la franja del electorado de 18 a 30 años. Informó que la votación en esa franja electoral no alcanzó siquiera al 31,9%, razón por la cual es evidente que su campaña se reflejó en un electorado con mayor peso en los sectores más envejecidos del país.

El sociólogo adujo que tener un candidato joven no es garantía que los jóvenes se vean representados y que lo terminen votando. Señaló el caso de Tabaré Vázquez, que tiene 74 años y recibió el 47,8% de los votos, y una situación similar ocurrió con José Mujica que fue electo también con 74 años.

Por otra parte, Leal sostuvo que el Partido Colorado tiene niveles de adhesión entre los jóvenes extremadamente bajos en todo el país, siempre por debajo de su votación promedio con excepción de Salto y Rivera. En tanto, el Partido Independiente, el PERI y Asamblea Popular tuvieron niveles de adhesión entre los jóvenes entre un 30 a un 50% inferior al de su votación promedio.

Leal respondió que fue una falacia asegurar que los 10 años de gobierno desgastaron el desempeño electoral del FA. Indicó que también fue equivocado asegurar que “la novedad” que representaba Lacalle Pou tenía la capacidad de disputar el electorado joven del país.

El sociólogo enfatizó que “Lacalle no representa filosóficamente la agenda de la modernidad, las expectativas de las nuevas generaciones”. Agregó que el candidato blanco no acompañó mayormente los proyectos de agenda de derechos sociales, laborales y civiles.

Flores: el más bajo del FA, y el más alto del P.N.

Leal arremetió contra algunos directores de consultoras que pronosticaban un declive del FA y una remontada de los partidos tradicionales. En tal caso mencionó a la directora del área cualitativa de Cifra, Mariana Pomiés, quien sostuvo que “el cambio, la novedad, ahora es Lacalle Pou. Entonces esa idea siempre resulta atractiva a los jóvenes: cambiar, modernizarse, salir de lo tradicional”.

“Otros probablemente trasladaron sus expectativas electorales al análisis e inundaron de deseo a las ciencias sociales para instalar desde el lugar de analista una opinión política”.

Leal elaboró el informe en base a datos del escrutinio primario, tomando como muestra 750 circuitos. El procesamiento de la información dio como resultado que en todos los departamentos, el FA recibió la mayor adhesión de jóvenes, con un piso del 43,2% en Flores y un techo de 68,5% en Montevideo. En tanto, el mayor porcentaje de votación de electorado joven hacia el Partido Nacional se dio precisamente en Flores con un 42,5%.

Los blancos en Montevideo tuvieron un 20,2% del electorado joven, pero estos porcentajes son aún más bajos en Salto, con un 18,4%. En Canelones, el FA obtuvo el 60,9% de los jóvenes canarios, y el P.N. el 25,5%. El 29,3% de los jóvenes sanduceros optaron por el Partido Nacional. En la mayoría de los departamentos, el P.N. recoge el 30% de la adhesión de los nuevos votantes, con porcentajes más elevados en Lavalleja (39,8%) Treinta y Tres (39,6%), y Durazno (39,0%).

Donde perdió el FA, también fue mayoría

El FA recibió la mayor cantidad de votos de jóvenes en los cinco departamentos donde el Partido Nacional fue mayoría. En Treinta y Tres el 50,1% de los votos de jóvenes fueron para el FA.  En Lavalleja, representó el 44,9%, Tacuarembó, 48,4% Flores, 43,2% y Durazno 48,9%.

El Partido Colorado tuvo su peor votación, en cuanto a captación de voto joven, en Montevideo, con el 6,3%, Treinta y Tres, 7,6%, Paysandú, 8,0% y Durazno, 9,4%. En tanto las adhesiones mayores estuvieron en Salto con el 21,3%, Rivera, 25,1% y Artigas, 23,6%.

República

 

Factum: Vázquez pica con ventaja

La encuesta, realizada entre el 30 de octubre y el 2 de noviembre, es la primera que se conoce luego de las elecciones nacionales del domingo 26 de octubre.

Ese día Vázquez obtuvo el 47,8% de los votos, Lacalle Pou 30,9%, el colorado Pedro Bordaberry 12,9%, el independiente Pablo Mieres 3,1% y Gonzalo Abella, de Unidad Popular, 1,1%. Estos fueron los cinco partidos que lograron representación parlamentaria.

Según la encuesta de Factum, hay un 12% del electorado que está indefinido o votará en blanco en la segunda vuelta.

El 52% de intención de voto que recibe Vázquez, según Factum está compuesto de la siguiente manera: 46% de frenteamplistas, 2% de blancos, 2% de colorados y 2% de otros partidos.

En el caso de Lacalle Pou, el 36% está compuesto por 24% de votantes del Partido Nacional, 9% de colorados, 1% de frenteamplistas y 2% de otros partidos.

En cuanto al 12% que está indefinido o vota en blanco, el 1% corresponde a frenteamplistas, 5% a blancos, 2% a colorados y 4% a otros partidos.

Hasta el momento Lacalle Pou recibió el apoyo formal del Partido Colorado, en tanto el Partido Independiente no se definirá por ninguno de los dos candidatos que disputarán el balotaje (Mieres dijo que votará en blanco) y Unidad Popular llamó a votar en blanco.

Vázquez, en tanto, recibió apoyos de colorados y blancos a título personal.

El País