Guatemala: el 71% de las mujeres trabajan en la informalidad

El primer estudio indica que del grupo de trabajadoras el 29.0% se ubica en el sector formal, en tanto que, el 71% se ocupa en el informal. Esto evidencia que las oportunidades de empleos fijos para población femenina son menores a las de los varones, principalmente por los bajos niveles de educación que logran alcanzar.

El informe, desarrollado a partir de datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), revela que de la Población Económicamente Activa (PEA), conformada por 5 millones 990 mil 436 personas mayores de 15 años, el 64% lo integran hombres, es decir 3 millones 750 mil 099; y el 35.5% son mujeres, unas 2 millones 061 mil 094.

Solo el 12.5% de ellas llega a algún grado básico, el 19.7% tiene nivel diversificado, 10.5% cuenta con estudios superiores y únicamente el 0.5% logra una maestría.

Al hablar de población por etnia se muestra una brecha significativa, pues la tasa de participación laboral en mujeres indígenas es del 37.40, contrario a la de no indígenas, que es de 62.6% (vea: Cifras de la realidad laboral)

De acuerdo con María Machicado, de ONU Mujeres, debe romperse el estigma de que las mujeres solo pueden trabajar en el sector informal, en el que, además, deben contar con un salario digno.

Empleo de casa
El segundo estudio se enfoca en el trabajo doméstico, y señala que de una muestra de 407 hogares, el 71% de las trabajadoras comenzó a laborar antes de los 18 años, el 79% eran menores de 35 años y el 29% contribuían con la totalidad de su remuneración al ingreso familiar.

Asimismo, el 80% laboraba más de 40 horas, con un promedio de 68 horas semanales. Se reporta que el 94.5% de las personas que realizan labores en casa son mujeres, en tanto que el 5.5% hombres.

Luis Linares, investigador de Asíes, indicó que los salarios no compensan el horario laboral, pues cuatro de cada cinco personas devengan menos de Q1 mil mensuales.

“El valor del servicio doméstico se sigue subestimando, al considerarse como un trabajo no cualificado, ya que la mayoría de mujeres son de por sí capaces de desempeñar estas tareas”, manifiesta la Organización Internacional de Trabajo (OIT).

Siglo 21