Martelly se reúne con Correa y denuncia: “Sólo llegó un tercio de ayuda internacional”

Casi cinco años después del terremoto que devastó Puerto Príncipe, Haití solo ha recibido 4.000 de los 12.000 millones de dólares que la comunidad internacional se comprometió a entregar, dijo ayer en Quito el presidente de esa nación, Michel Martelly.

“Tras el terremoto se hizo una promesa a Haití”, pero esa promesa “solo se ha cumplido en un tercio”, declaró el gobernante en una comparecencia ante la prensa junto a su colega ecuatoriano, Rafael Correa, con quien se reunió para tratar sobre asuntos bilaterales y proyectos de cooperación en favor del país caribeño, el más pobre de América.

Los fondos que los países donantes han entregado se han invertido en medio de muchas dificultades, porque “no teníamos un plan para la reconstrucción, no teníamos una cultura de combatir terremotos”, agregó el mandatario.

Haití sufrió el 12 de enero de 2010 un devastador terremoto que asoló la capital y varias zonas aledañas y causó entre 220.000 y 300.000 muertos.

Hoy, el pequeño país caribeño sigue esforzándose por recuperarse de aquella catástrofe y, según su presidente, se está “restableciendo una confianza en la gestión del Estado”.

“Lo que esperamos de nuestros socios es, sobre todo, que usen los canales del Estado y que dejen a un lado la lógica de las ONG (organizaciones no gubernamentales)”, apostilló.

Según Martelly, el Haití de hoy “no quiere donaciones ni ayuda”, sino inversiones.

El gobernante mencionó la inauguración reciente de un aeropuerto en el norte del país, región que cuenta con varios proyectos de inversión orientados a la creación de empleo y a la dinamización económica, así como planes para poner en marcha otros tres aeródromos.

“Pero para mi eso es una fachada de la reconstrucción”, indicó al destacar la importancia de reforzar el sistema educativo y mencionó un programa puesto en marcha por su Gobierno que, según dijo, ha conseguido que “la mayoría de los niños que estaban en la calle” antes de su llegada al poder, estén ahora escolarizados.

En su opinión, la verdadera reconstrucción “tiene que ver también con la reconstrucción del hombre haitiano, del alma haitiana”.

“Hablamos de carreteras, de aeropuertos”, pero se debe hablar también “de esa reforma profunda, cuyos resultados solo serán visibles dentro de 25 ó 30 años”, aseveró.

Diario Libre

Haití busca apoyo ecuatoriano en obras de infraestructura

Cerca de las 10:30 de ayer, el presidente de Haití, Michel Martelly, llegó hasta el Palacio de Carondelet y en una ceremonia de bienvenida fue recibido por su homólogo ecuatoriano, Rafael Correa.

Es su segunda visita a Quito, la primera fue en julio de 2012. El regreso ocurre luego de profundizar las relaciones bilaterales y de cooperación en áreas de salud, educación, transporte aéreo, migración, tecnología e infraestructura. En este último tema, Ecuador apoyó el proceso de reconstrucción de la nación caribeña en la zona de L´Artibonite, azotada por un terremoto en 2010.

Luego de una breve reunión, ambos mandatarios salieron al balcón para presenciar el relevo de guardia que se realiza cada lunes en la Plaza de la Independencia.

Tras esta actividad, los jefes de Estado junto a sus respectivas delegaciones mantuvieron una reunión durante el resto de la mañana y parte de la tarde en el salón protocolar. En ese lapso, el canciller Ricardo Patiño comentó que se evaluaron varios temas como el fortalecimiento de la cooperación entre ambos países. Allí se incluyeron asuntos migratorios, educativos, humanitarios y aéreos.

Luego, durante una declaración conjunta de prensa, Martelly contó los proyectos presentados por la delegación haitiana. En el tema aéreo informó que están construyendo un nuevo aeropuerto en una provincia, pero admitió que falta formación de controladores aéreos y otros profesionales.Con ello se abordó la posibilidad de que la línea aérea ecuatoriana Tame vuele hacia ese país.

El presidente Correa confirmó la cooperación en ese sentido y que se estudiará la posibilidad de que Tame vuele a Puerto Príncipe.

La cooperación con Haití se intensificó luego del terremoto que afectó a ese país caribeño. Un contingente de 70 militares construyeron 138 puentes asfaltados, adicionalmente trabajaron en la mejora de 30 kilómetros de carretera y de otro tramo de 145 kilómetros.

Además, realizaron la limpieza de canales de riego y construcción de alcantarillas en ese valle que es considerado el granero de Haití.

Mientras que militares y policías haitianos llegaron a Ecuador para formarse en escuelas superiores.

En materia de defensa, también se suscribió un convenio de cooperación donde 27 haitianos aspirantes a soldados recibieron entrenamiento durante 8 meses en la Escuela de Formación militar de Santo Domingo de losTsáchilas.

Actualmente se forman 9 aspirantes en la Escuela Superior Militar Eloy Alfaro, carrera que dura 4 años. En ese sentido el presidente Martelly pidió seguir y reforzar el programa de capacitación militar y el programa de operación de maquinaria con los ingenieros de Ecuador.

El convenio estableció además una propuesta de capacitación y actividades conjuntas en la provincia haitiana de Artibonite, a cargo del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Ecuador para fortalecer la economía de la zona a través de obras de infraestructura y asesoría técnica en producción agrícola.

En ese sentido, dijo que poseen miles de hectáreas para realizar plantaciones de banano.

Ecuador confirmó la regularización de ciudadanos haitianos. En 2010 se registraban unos 2.000 haitianos que ya se encuentran regularizados. En ese entonces el Gobierno ecuatoriano destinó un total de $13.5 millones para obras de infraestructura en Haití.

Ambos mandatarios abordaron ejes en la protección de migrantes haitianos y en la cooperación para prevenir y sancionar el tráfico de personas y la falsificación de documentos. En ese sentido, la formación de jóvenes haitianos para luchar contra la trata y el tráfico de personas también fue considerada en la reunión de ayer.

Finalmente, el presidente de Haití agradeció a Ecuador y lo nombró como un “país hermano que siempre ha estado presente en los buenos y malos momentos”.

De su parte el presidente Correa agradeció el apoyo de este país para la próxima presidencia de Ecuador en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Luego de recordar también el esfuerzo de representantes ecuatorianos en la reconstrucción de Haití, dijo que continuará el apoyo en la conformación de las Fuerzas Armadas a nivel de defensa.

El compromiso que confirmó Correa fue becas para las mujeres haitianas en la escuela superior militar. Los mandatarios explicaron que trabajan en la cooperación sur-sur.

También recalcaron que las relaciones buscan apoyo y no contribuciones extranjeras que impongan sus reglas y atenten contra las soberanías de los países.

Correa señaló que para canalizar esta cooperación el país cuenta con la Secretaría Técnica de Cooperación Internacional (Seteci), la cual se encarga de regular el papel de las ONG en el país.

En este punto el Primer Mandatario indicó que ahora es Ecuador quien impone las reglas en este tipo de cooperaciones.

Bajo esta premisa, el presidente Martelly indicó que Haití no espera contribuciones sino inversiones, y que de esta manera el país caribeño logrará recuperarse del terremoto de 2010.

El Presidente también hizo referencia a la ‘Carta de Jamaica’, un escrito del Libertador Simón Bolívar, que fue hallado en el país y que constituye un descubrimiento histórico e importante para los países bolivarianos. Refirió que el documento se exhibirá en un museo ecuatoriano y que si otras naciones desean exhibirlo se podría conversar al respecto para que de manera itinerante lo muestren.

Martelly resaltó, sobre todo, el afecto demostrado al pueblo haitiano por parte de Ecuador.

En el valle de Artibonite, donde trabajaron los uniformados ecuatorianos, estos eran reconocidos como héroes por parte de la población local. Allí se construyeron obras de infraestructura.

La cooperación se intensificó con convenios

El presidente de Haití, Michel Martelly, visitó Quito en julio de 2012. Desde allí los dos países han reforzado la cooperación en salud, educación, transporte aéreo, migración, tecnología e infraestructura. Ecuador además colaboró en la reconstrucción de la nación caribeña en la zona de L´Artibonite.

En aquella oportunidad se suscribieron 2 convenios de cooperación, uno en el área científica y técnica y, otro para apoyar la ejecución de trabajos de restauración y mantenimiento de vías, rehabilitación de canales, construcción de diques, alcantarillas, remoción y transporte de escombros, viviendas modulares, adecuación y reparación de escuelas por parte de Ecuador. El convenio estableció además una propuesta de capacitación y actividades conjuntas en la provincia haitiana de Artibonite, a cargo del Cuerpo de Ingenieros del Ejército ecuatoriano para fortalecer la economía de la zona.

En el marco de la 69 Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), el canciller Ricardo Patiño y su homólogo haitiano, Duly Brutus, suscribieron un Convenio de Cooperación para la creación de un Programa de Becas de Solidaridad para Educación Superior dirigido a haitianos, para cursar estudios de pregrado en instituciones de Educación Superior Públicas de Ecuador.

En 2013 las relaciones se fortalecieron con la apertura de la Embajada y el Consulado de Haití en Quito.

“Las relaciones con Haití crecieron y se han fortalecido mucho en los últimos años”, manifestó Patiño.

Datos

Haití es un país caribeño, asentado en la isla La Española, que comparte con República Dominicana. Es la segunda más grande de las Antillas Mayores.

La superficie total de Haití es de 27.750 km², albergando una población de 10’033.000 habitantes (actualizada a 2009). Su capital y ciudad principal es Puerto Príncipe.

Haití fue uno de los primeros países americanos en independizarse. En un primer momento fue colonizado por España y luego cedido a Francia, que instauró un severo régimen de esclavos, todos ellos traídos desde África.

En 2010, un terremoto devastó Haití.

Pocos edificios quedaron en pie en Puerto Príncipe, incluso el palacio presidencial fue destruido. La comunidad internacional envió ayuda y en Ecuador, el presidente de la República, Rafael Correa, convocó a una reunión presidencial de emergencia de Unasur en Quito.

El Telégrafo