México: maestros atacan Congreso y Contraloría en Guerrero y familiares harán nuevas caravanas

Con una estrategia distinta, que consistió en no anticipar las sedes de la protesta, los maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación (Ceteg) destrozaron y quemaron el Congreso del estado y la Contraloría Interna de la SEG, en el día 46 de movilizaciones en apoyo a la normal rural de Ayotzinapa y la exigencia de la presentación con vida de los 43 normalistas.

Eran unos mil maestros que llegaron hasta el perímetro de la oficina que depende de la Secretaría de Educación Guerrero. Daban las 13:30 horas. Se trataba realmente de un cerco, porque los maestros impidieron que los reporteros documentaran imágenes o escenas del momento en que sólo algunos de ellos destruían las oficinas.

Después se supo que ésa sería la estrategia del día. La avanzada de la Ceteg, un grupo de unos 100 o 150 maestros, se encargaron de fachadas, cristales, puertas, mobiliario, equipo de cómputo y todo lo que había dentro de la Contraloría.

La avanzada fue más fácil de ubicar esta vez, además de los tubos de acero, barrotes, palos y máscaras, sus miembros llevaban cascos. En el enfrentamiento a piedras entre los maestros y los policías, el saldo que reportó la Ceteg de sus miembros y estudiantes normalistas fue de 25 lesionados.

La Contraloría Interna de la SEG quedó entre llamas, y un humo negro espeso que hacía difícil la respiración. Se oía un crujido que advertía explosión; se trataba del equipo de cómputo derritiéndose por las llamas.

Los reporteros documentaban la destrucción de una de las oficinas preferidas por la Ceteg en cada movilización –en el pasado movimiento contra la aprobación de la reforma Educativa, los maestros también la destruyeron–, y los maestros avanzaban sin advertir cuál sería el siguiente lugar; circuló el rumor de que podrían ser las oficinas del PAN estatal, y varios reporteros se fueron con la finta.

La realidad es que sería el Congreso del estado, de donde, para el momento en que llegó la mayoría de los reporteros, pasadas las 2 de la tarde, salía el mismo humo espeso de la sede. Cinco vehículos del estacionamiento ardían a llama elevada. Unos 10 minutos después, un maestro le prendió fuego a un Tsuru plateado, que alguien que llevaba un botellón con agua evitó que se incendiara.

Los maestros ya no estaban allí, se vio parte del contingente salir por la lateral de la autopista del Sol.

La versión de uno de los trabajadores del Poder Legislativo es que los maestros daban la vuelta de la avenida Lázaro Cárdenas hacia la Trébol, donde está ubicada la sede, y alguien les avisó que hacia allá se dirigían. Lo que vio es que la mayoría de los trabajadores pudieron salir, pero algunos se quedaron dentro y escalaron por la salida hacia la lateral.

Al llegar al Congreso, los maestros se toparon con unos 40 policías antimotines, que nada pudieron hacer, y que al parecer buscaron la misma ruta de salida que los trabajadores, porque no se les vió más por allí.

Nada pudieron hacer porque el incendio de los automóviles fluyó y los cristales, tanto de la biblioteca como de las oficinas de los diputados, sucumbieron a las pedradas. Además, el humo que salía del área administrativa hacía adivinar la destrucción.

Los bomberos sugieren también la protesta para apagar los incendios.

Eran coches de trabajadores

Cerca de las 2 de la tarde y luego de que maestros prendieron fuego a la Contraloría de la Secretaria de Educación Guerrero (SEG), se dirigieron al Congreso, donde la avanzada de los manifestantes irrumpió por el estacionamiento y comenzó a arrojar piedras, rompió los ventanales de la biblioteca Siervo de la Nación y prendió fuego a seis vehículos, tres de ellos camionetas de modelo reciente, propiedad de los trabajadores, ninguna de diputados; los vehículos quedaron calcinados, excepto uno que fue apagado por personal del Congreso con un extintor, cuando comenzaba prenderse.

Al mismo tiempo, los maestros incendiaron la biblioteca Siervo de la Nación, el recinto oficial –donde una parte de la pared resultó severamente quemada–, las oficinas de la presidencia de la mesa directiva y las oficinas de Comunicación Social, así como algunas que están en la planta baja del palacio legislativo, incluida la del presidente Bernardo Ortega Jiménez.

Minutos más tarde, una pequeña pipa de Bomberos intentó llegar al Congreso, pero un autobús de trabajadores, del que previamente se apoderaron los maestros de la Ceteg, impidió el paso. Minutos más tarde, llegaron otras unidades de Protección Civil y Bomberos para apagar el fuego, que se propagaba hacia otras áreas, mientras que en el estacionamiento, los neumáticos de los vehículos incendiados comenzaban a estallar.

Antes de la acción de la ANP, en redes sociales comenzó a circular un comentario en el que piden a los maestros que, como parte de sus protestas, este 14 y 15 de noviembre no acepten la quincena que les paga “un gobierno asesino, corrupto y represor”, y con ello se unan a “los cientos de personas que se quedaron sin trabajo, debido al incendio de sus unidades de trabajo”.

Este comentario fue compartido por el diputado perredista Bernardo Ortega Jiménez en su cuenta de Facebook, con el comentario: “es correcto”; posteriormente fue eliminado de su cuenta.

Al respecto, el diputado argumentó desconocer quién lo haya publicado, pues él no maneja sus cuentas de Facebook, “pero no fue ninguna agresión”.

Por la tarde, los diputados integrantes de la Comisión de Gobierno: Bernardo Ortega, Héctor Apreza, Emiliano Díaz Román y Arturo Álvarez Angli, dieron una conferencia de prensa en el estacionamiento del Congreso, donde aún se llevaban a cabo las acciones de limpieza tras el incendio.

Ortega Jiménez dijo a nombre de la Comisión de Gobierno que “reprobamos la violencia como factor para arreglar las inconformidades”.

Reiteró que el movimiento social que comenzó para exigir la presentación con vida de los 43 estudiantes de Ayotzinapa “ha perdido su objetivo inicial; el curso actual de este movimiento es que no se logre el esclarecimiento de los hechos de Iguala, ni de la localización de los normalistas desaparecidos”.

Ortega Jiménez pidió a las autoridades del estado y la Federación instalar una mesa de diálogo con el movimiento popular, con la presencia de los padres de los 43 estudiantes desaparecidos.

Aseguró que estas acciones que han emprendido los maestros han provocado que organizaciones sociales, religiosas, empresariales y ciudadanas hayan retirado su apoyo al movimiento popular guerrerense.

En tanto, el diputado Héctor Apreza, del PRI, aseguró que mientras no aparezcan los 43 normalistas desaparecidos, “va a ser algo muy grave, muy grotesco”, por lo que consideró que es indispensable que ya se dé información fidedigna a los familiares.

“Lo que estamos pidiendo es que se entable una mesa de diálogo, y para eso necesitamos establecer una especie de tregua, porque si no hay tregua, no es posible sentarse a dialogar, con madurez, responsabilidad, valentía y sin intentar cubrir a nadie, y que se aplique toda la ley a quien resulte responsable”.

Recorrerán el país

Los normalistas de Ayotzinapa y los padres de los 43 normalistas saldrán en caravana hacia el Norte y el Sur del país, y recorrerán el estado de Guerrero, en una Brigada Nacional por Nuestros 43 Desparecidos.

La caravana, en la que participarán normalistas rurales de todo el país, organizados en la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM), los padres de los 43 normalistas y miembros de organizaciones sociales, se divide en tres grupos y parteirá a las 10 de la mañana y a las 4 de la tarde de la normal rural de Ayotzinapa, según la ruta.

Para hacer el anuncio de la salida, los normalistas organizaron un acto político en la explanada de la escuela alrededor de las 19 horas.

La Jornada

Caravanas al DF en favor de normalistas

Familiares de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa e integrantes de la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México anunciaron la salida de la Brigada Nacional de los 43 Desaparecidos, caravana que estará dividida en tres contingentes y visitará otras tantas regiones del país para pedir a la población apoyo para localizar a los jóvenes.

Dos brigadas comenzarán su recorrido este jueves. El viernes saldrá la tercera y todas confluirán el 20 de noviembre en el Zócalo de la ciudad de México.

Reunidos en la explanada de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, los familiares y estudiantes acordaron nombrar a las brigadas Julio César Ramírez Montes, Daniel Solís Gallardo y Julio César Ramírez Nava, los tres alumnos asesinados el 26 de septiembre.

Se informó que la primera brigada recorrerá los estados de Chihuahua, Zacatecas, Jalisco y Michoacán. La segunda viajará a Chiapas, Morelos y Tlaxcala. La última visitará los municipios guerrerenses de Tlapa, San Luis Acatlán, Ayutla, Tecoanapa, Zihuatanejo, Atoyac y el puerto de Acapulco.

La Jornada

México explica ante la ONU la investigación del caso Ayotzinapa

El subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Cancillería, Juan Manuel Gómez Robledo, dialogó con el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid R´ad Al Hussien, sobre el estado actual de la investigación en el caso Ayotzinapa.

En un comunicado, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) detalló que el funcionario se reunió en Ginebra con el Alto Comisionado, a quien detalló las reuniones del gobierno federal con familiares de los estudiantes desaparecidos, y con instituciones internacionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Explicó que se espera acordar próximamente un esquema de asistencia técnica con la CIDH para garantizar la transparencia en las investigaciones.

Hay un diálogo estrecho entre el gobierno mexicano y los familiares de los estudiantes de Ayotzinapa, aseguró el subsecretario, al señalar que México tiene disposición para fortalecer su relación con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Desde 2002, la oficina en México de ese organismo internacional mantiene una colaboración con el país y prueba de ello son los avances logrados en el fortalecimiento del marco legal en la protección de los derechos fundamentales.

Ambos funcionarios coincidieron en la importancia de establecer un acuerdo que regule las actividades específicas para fortalecer la cooperación con entidades federativas.

Además, hablaron de la posibilidad de crear una plataforma de cooperación sur-sur para fortalecer la promoción y protección de los derechos humanos en América Latina, así como en otros países en desarrollo.

Animal Político