México: una multitud pide en el Zócalo la renuncia del presidente Peña Nieto

Los tiempos del Estado distan de los que la sociedad reclama. Cayó el gobernador –tras la marcha de hace 15 días–, aprehendieron al ex alcalde y la rebelión no amaina. Una riada de universitarios y ciudadanos volvió a las calles. Por Reforma y hasta el Zócalo el nuevo clamor por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa apunta más arriba: ¡Fuera Peña! ¡Fuera Peña!

La indignación por el destino de los normalistas que no aparecen tras 40 días volvió a expresarse en miles de gargantas. Entre gritos y pancartas el reclamo se endurece. Fue el Estadoes, más que una consigna, convicción popular. De una y mil formas jóvenes, adultos y viejos condenan al gobierno,por corrupto, por dictatorial, por represor, por inepto.

Ni la defenestración pública del ahora ex gobernador de Guerrero Ángel Aguirre Rivero, ni la aprehensión con circo mediático del ex alcalde de Iguala José Luis Abarca, al que los políticos le auguran que recibirá todo el peso de la ley, convence al movimiento estudiantil y ciudadano de la actuación gubernamental.

“Vivos se los llevaron…”

“Vivos se los llevaron…” es una demanda irrebatible y los miles que ayer participaron en la tercera jornada global por Ayotzinapa anticipa que el movimiento no se detendrá. Un grito inundó el Zócalo al final de la manifestación: ¡paro nacional!, ¡paro nacional!, convocado para el 20 de noviembre. La incertidumbre sobre su destino es el detonante de la más intensa agitación estudiantil y social en este milenio, que ayer volvió a una versión mexicana del célebre que se vayan todos.

Ni PRI ni PAN ni PRD, resumen las decenas de escuelas de las universidades Nacional Autónoma de México, Autónoma Metropolitana y Autónoma de la Ciudad de México, así como de los institutos Politécnico Nacional y Nacional de Bellas Artes, y de muchas más instituciones educativas. Todos unidos para exigir justicia.

Estado fallido, Estado inútil, señala el contingente del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Sur;alto al terrorismo, repudia la UACM; crimen de Estado, gobierno cobarde alerta la pancarta politécnica;Peña, renuncia; México se pudre, demanda la Pedagógica Nacional;¿sobre qué muerto estoy yo vivo?, cuestiona el contingente de El Colegio de México.

Otros más lo sintetizaron así:Júrame que no me olvidarás, porque si lo haces ellos ganan; “Fue elnarcoestado”; Quemaremos el cielo si es preciso; Mientras exista la injusticia seguirán naciendo inconformes.

Al paso de la marcha, encabezada por familiares de los normalistas desaparecidos, los gritos y las pintas son más encendidas, no se detienen en la revisión del caso y acusan:gobierno asesino.

Las repuestas gubernamentales terminaron por dejar un solo culpable. Peña es ahora ya el único nombre que corean los indignados.

En las mantas se plasma la imaginación estudiantil para recrear al México sangriento que perciben de mil y una formas. Los rostros de los 43 desaparecidos se observan en los varios kilómetros de extensión que tuvo la marcha, que comenzó después de las cuatro de la tarde cerca de Los Pinos (metro Auditorio). Ciento veinte mil, afirman los organizadores. Cuando la vanguardia llegó al Zócalo, a las 18:30 horas, la retaguardia apenas trasponía la Estela de Luz, convertida en herencia calderonista de su violenta gestión.

La fecha no pasó desapercibida para los jóvenes. El 5 de noviembre, famoso gracias a la novela gráfica setentera del revolucionario V, adaptada en 2005 para el cine en la clásica V for Vendetta, donde el héroe lucha contra un gobierno fascista y represor en Londres y advierte, justo el quinto día del onceavo mes, que destruirá símbolos de gobierno para acabar con él. Esas máscaras de rasgos puntiagudos que hoy ha popularizado la organización de hackersAnonymous aparecieron como mensaje: Vamos a transformar a este país, apuntó uno de los enmascarados.

Otro país es posible, y venimos a construirlo, se leía en la cartulina de una jovencita que era acompañada por sus padres y sus abuelos.

A cada paso que los padres daban el apoyo social se multiplicaba. Fueron miles los que sólo se posaron sobre las banquetas de Reforma para ver el paso de la rebelión. Con el puño izquierdo en alto, cuando identificaban a los familiares de los normalistas, el grito era uno solo: “‘No están solos, no están solos!”

En el Zócalo ya los esperaban miles. Al entrar la vanguardia a la plaza pública más importante del país, la consigna fue ensordecedora:!Vivos los llevaron, vivos los queremos!

Siete hombres y mujeres, familiares de los normalistas, hablaron desde el templete colocado para recibirlos. Los rostros de la gente del campo, de la sierra, y sus voces agudas pero rotundas se dejaron oír:Queremos vivos a nuestros hijos. Y también la demanda de justicia que salió no de sus gargantas, sino de lo más profundo de su  indignación. El mitin llevaba más de una hora y los últimos contingentes seguían entrando al Zócalo.

La multitud clamaba por lo mismo: presentación con vida de los 43 y castigo a los responsables materiales e intelectuales de los tres niveles de gobierno. Para todos fue claro: fue un crimen de Estado y el sufrimiento no se negocia.

La Jornada

 

En 22 estados, solidaridad con Ayotzinapa

Con paros, performances, actividades culturales, bloqueos, marchas y otras manifestaciones, miles de estudiantes y trabajadores de la educación de 22 estados se unieron a la jornada nacional en demanda de la presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa y castigo a los responsables materiales e intelectuales de los asesinatos cometidos en Guerrero.

Activistas señalaron que a pesar de la detención del ex presidente municipal de Iguala José Luis Abarca y de su esposa, la demanda para el Estado mexicano aún es la presentación de los 43 desaparecidos.

Las sedes de los partidos de la Revolución Democrática, Revolucionario Institucional y Acción Nacional en San Luis Potosí amanecieron pintadas con leyendas como Asesinos, “Vivos los 43,Fuera EPN y Vivos los queremos.

Cientos de estudiantes de Veracruz, Xalapa, Córdoba, Poza Rica, Coatzacoalcos y Tuxpan realizaron manifestaciones en esas ciudades. Los normalistas de Tuxpan guardaron 43 minutos de silencio. En el puerto jarocho, casi 300 muchachos corearon del uno al 43. Exigieron justicia y que renuncie Peña.

Cuando los manifestantes se encontraban en Plaza Lerdo, de Xalapa, un grupo de encapuchados ajenos al contingente prendió fuego a las puertas del palacio de gobierno. El incidente quedó en un flamazo que un guardia de seguridad apagó de inmediato con un extintor.

En Durango, estudiantes de la Normal J. Guadalupe Aguilera retuvieron 25 vehículos oficiales y de empresas privadas, en demanda de que los empresarios presionen al gobierno federal para que acelere la búsqueda de los desaparecidos. Tras varias horas entregaron sólo los automotores oficiales.

Denuncian omisión federal

López, padre de José Luis, uno de los 43 desaparecidos, recordó que a los 15 días de que se los llevaron fuimos a pedir ayuda al gobierno federal, y nos dijeron que eso correspondía al gobierno del estado, y si el gobierno quiere guerra, guerra tendrá, porque no se llevaron a unos animalitos.

Alumnos del Centro Regional de Educación Normal de Oaxaca marcharon al zócalo de la ciudad con veladores y antorchas. Estudiantes de la Universidad Autónoma Benito Juárez tomaron Ciudad Universitaria. Normalistas del Istmo colectaron víveres para familiares de los 43 normalistas. Por la tarde, unos 500 profesores realizaron un mitin en Juchitán.

Estudiantes de la Universidad Autónoma Chapingo, apoyados por profesores, cerraron las instalaciones y ocuparon Radio Chapingo para transmitir mensajes de apoyo a Ayotzinapa. En Ecatepec, alumnos de preparatoria formaron con sus cuerpos la palabra Ayotzi.

Profesores de Chiapas bloquearon durante unas seis horas 10 puntos de la entidad, informó la sección 7 del sindicato magisterial. La Secretaría de Educación estatal afirmó que sólo en Tuxtla Gutiérrez, Tapachula y San Cristóbal se realizaron los cierres.

Al paro nacional y a otras manifestaciones se unieron estudiantes de Aguascalientes, Baja California, Chihuahua, Coahuila, Colima, Guanajuato, Querétaro, Quintana Roo, Tlaxcala, Hidalgo, Michoacán, Nayarit, Zacatecas, Yucatán y Sonora.

En Tampico, Tamaulipas, simpatizantes del Ejército Zapatista de Liberación Nacional realizaron un plantón. Juan Carlos Silva Morales, adherente de la Sexta declaración de la Selva Lacandona, dijo que activistas del sur del estado han recibido información proveniente de Iguala, según la cual los 43 normalistas podrían estar vivos y exigen al gobierno actuar con audacia para liberarlos.

La Jornada

 

Universitarios de 115 escuelas mexicanas se unen a paro nacional por Ayotzinapa

Estudiantes de al menos 115 universidades y bachilleratos en México se unieron este miércoles 5 de noviembre a un paro nacional de tres días, parte de la Tercera Jornada Global por Ayotzinapa, informó a través de Facebook la Asamblean Interuniversitaria.

Esta acción ocurre a un día de la detención del exalcalde de Iguala, José Luis Abarca, y su esposa Maria de los Ángele Pineda, quienes fueron capturados la madrugada del 4 de noviembre por elementos de la Policía Federal en una casa en la delegación Iztapalapa, al oriente de la Ciudad de México.

Los estudiantes calificaron el hecho como “unamuestra de la desesperación de un gobierno que quiere legitimarse, mientras el mundo lo señala como el responsable de crímenes de lesa humanidad”.

Asimismo, en el comunicado publicado por la Asamblea Universitaria, los estudiantes insistieron en que los hechos ocurridos el 26 de septiembre pasado —cuando estudiantes de la Normal de Ayotzinapa fueron atacados por policías municipales de Iguala, y que derivó en la muerte de seis personas y la desaparición de 43 normalistas— son “un crimen de estado”.

La principal acción que se realizará como parte de esta tercera jornada de actividades es lamarcha que saldrá de Los Pinos con dirección al Zócalo, en el centro de la Ciudad de México, después de las 16:00 horas de este miércoles.

A las 14 horas también está programada una rodada por Ayotzinapa, la cual partirá de Ciudad Universitaria hacia la residencia oficial de los Pinos.

El jueves, los estudiantes realizarán un cerco alrededor de la PGR, de las 8:00 a las 14:00 horas. Se acordó también que el miércoles antes de la marcha harán una brigada informativa en transporte público, mercados, centros de trabajo y otros espacios.

La Asamblea Interuniversitaria, representante de estudiantes de más de 70 escuelas del país, resolvió el sábado convocar a las asambleas de las distintas escuelas a deliberar sobre un paro de 72 horas como parte de la tercera jornada global de acción por Ayotzinapa.

Animal Político

 

Padres de alumnos convocan a crear un movimiento nacional

Padres, familiares y amigos de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en Iguala, Guerrero, convocaron a los diferentes actores a conformar un “movimiento social nacional” y refundar la legalidad y justicia.

“No nos interesa a cuántos agarren, a nosotros nos interesa que nos regresen a nuestros hijos”, expresó uno de los padres de los estudiantes durante un mitin en el Zócalo de la Ciudad de México.

Al encabezar un anunciaron la conformación de la Caravana de las Indignaciones que recorrerá el país, para recabar las historias de impunidad de los tres niveles de gobierno contra la ciudadanía.

Durante el mitin también un estudiante de Ayotzinapa tomó el micrófono y se unió a la demanda de que sean hallados sus 43 compañeros que desaparecieron tras los ataques por parte de la policía municipal en Iguala el pasado 26 de septiembre.

Dijo que el problema en el país es que “siempre nos hemos quedado callados” ante los hechos de violencia, pero “hoy queremos decirles a las autoridades y al crimen organizado que ya no tenemos miedo”.

“Nosotros como estudiantes normalistas lo hemos gritado siempre, llevamos más de 80 años manifestando las diversas indignaciones que hemos sentido”, mencionó.

Desde el mediodía diversas instituciones de educación media y superior realizaron bloqueos intermitentes de sus avenidas aledañas, como el caso de la Preparatoria 7 que cerró parcialmente calzada de la Viga, o bien alumnos de la Preparatoria 5 que bloquearon avenida Acoxpa.

Posteriormente los contingentes estudiantiles se unieron en las inmediaciones de Los Pinos para avanzar atrás de los padres de familia de los normalistas hasta el Zócalo capitalino.

A las cuatro de la tarde arrancó la movilización por Reforma y en cada una de sus glorietas, donde los esperaban organizaciones civiles y estudiantes se les unieron.

Durante el recorrido de poco más de dos horas algunos grupos realizaron pintas. De ellos se desprendieron algunos encapuchados que prendieron fuego a una unidad del Metrobús a un costado de la estación Ciudad Universitaria de la Línea 1 que también resultó dañada.

Un Metrobús como el que fue incendiado tiene un costo de 6 millones de pesos, mientras que los daños a la estación son cercanos a 17 millones de pesos .

Tras varios minutos y al observar la llegada de la unidad del Metrobús, los encapuchados bajaron al chofer y a los pasajeros y movieron la unidad fuera del carril confinado para después quemarla.

Al lugar llegaron bomberos, quienes después de varios minutos lograron sofocar el fuego.

El titular de la Secretaría de Seguridad Pública del DF, Jesús Rodríguez Almeida, se trasladó a la zona e indicó que hay varias personas detenidas por estos actos, las cuales fueron enviadas al Ministerio Público y aseguró que nadie resultó lesionado.

Al respecto, la UNAM manifestó su repudio a estos actos que atentan contra la integridad de las personas, e indicó mediante un comunicado que estará pendiente del deslinde de responsabilidades que realice la autoridad competente.

Bloqueos y protestas

Normalistas, maestros y policías comunitarios encabezaron una jornada de bloqueos carreteros en la Autopista del Sol y la carretera federal Chilpancingo-Tlapa, como parte de las acciones de protesta para demandar la aparición con vida de los 43 estudiantes.

Además de los bloqueos a las vías de comunicación, donde no hubo presencia policiaca, en la capital guerrerense hubo un plantón en las terminales de autobuses e inició un paro laboral de 72 horas en la Universidad Autónoma de Guerrero, la Universidad Pedagógica Nacional y el Instituto Tecnológico de Chilpancingo .

En tanto que en Veracruz, personas ajenas a los estudiantes, que se infiltraron en la marcha de apoyo a los normalistas lanzaron una antorcha para tratar de incendiar uno de los portones de la sede de gobierno en Xalapa.

Mientras que en Durango más de 20 vehículos, entre oficiales y de comercio fueron secuestrados por estudiantes de la Normal Aguilera en Canatlán, como medida de presión por el esclarecimiento del caso Ayotzinapa.

El vocero de los inconformes aseguró que no importa la detención del ex alcalde de Iguala, “nosotros queremos a nuestros compañeros desaparecidos”.

De acuerdo con la convocatoria para un paro nacional, estudiantes de la normal del estado realizaron un paro académico y colocaron letreros en la entrada principal de la institución en apoyo a los normalistas.

Con información de Liliana Padilla, Rogelio Agustín, José Antonio Belmont, Isabel Zamudio y Silvia Ayala.

Milenio