Ponen en práctica distintas medidas para controlar las operaciones ilegales de divisas

La cruzada oficial contra el mercado paralelo de divisas alcanza a todos los eslabones de una cadena que vincula desde grandes compañías exportadoras hasta improvisadas cuevas. Otra de las medidas fue la suspensión del CUIT a treinta empresas que fueron inhabilitadas para realizar giros al exterior (ver aparte). También ayer, luego de los allanamientos, suspensiones y denuncias penales realizadas a entidades financieras y cambiarias y sociedades de Bolsa por los distintos organismos de regulación, el Banco Central citó ayer a declarar a cuatro empresas de distintos rubros y, por primera vez, a nueve particulares por presuntas operaciones en el mercado ilegal de divisas. Según se publicó en el Boletín Oficial, las citaciones se efectuaron de acuerdo con la Ley de Régimen Penal Cambiario y otorga un plazo de diez días hábiles a los citados para que presenten su descargo ante la Gerencia de Asuntos Contenciosos en lo Cambiario del Central. Por su parte, tal como anticipó este diario, la Comisión Nacional de Valores (CNV) suspendió a las sociedades de Bolsa Arpenta y JR Bursátil debido a serios incumplimientos de las normas establecidas para el funcionamiento de los agentes, detectados semanas atrás durante inspecciones realizadas en conjunto con el Central y la Unidad de Información Financiera (UIF).

La falta de coordinación entre los distintos órganos de contralor, sumada a un esquema burocrático que generó un cuello de botella en el ingreso de denuncias en el Banco Central, según relatan los actuales directivos del organismo, derivó en que se “amontonaran” cerca de 80.000 expedientes. El reproche de la Presidenta por esta situación produjo cambios en la conducción de la autoridad monetaria. En las últimas semanas comenzaron a desempolvarse algunos de esos expedientes con denuncias. Esta situación se complementó con una actitud más proactiva dentro de las áreas de fiscalización y supervisión. Las citaciones del Central forman parte del arsenal de medidas contra la operatoria ilegal de divisas, que hasta el momento permitió en cuatro semanas reducir el precio del dólar marginal de 15,95 a 12,65 pesos (ver aparte).

En los edictos publicados en el Boletín Oficial se informa que se cursó citación a los particulares Roque D’Alleva, David Orlando Rojas, Rogerio Alves Toledo, Oscar Alfredo Hernández, Johnny Richyard Cespedes, Abelardo Cesar Tchordoukian, René Johannes Henricus Maria Kuipers y Juan Pablo Araya. Desde el organismo descartan que haya operativos que recaigan en particulares que adquieran divisas en el mercado ilegal o en los denominados arbolitos o prestanombres. En los casos citados, se trataría de incumplimientos mayores al régimen penal cambiario. Las empresas convocadas son Exporpet, Mar Argentino, Insumarket y Magycan Group. Los citados deberán comparecer ante la Gerencia de Asuntos Contenciosos, que se ubica en el 6º piso de Reconquista 250. En el caso de no presentarse, serán declarados en rebeldía. El día de la inspección en Arpenta, en la sala de reuniones se encontraba el abogado Horacio Liendo, hijo del militar del mismo nombre (participante como ministro en la última dictadura) y cerebro jurídico de Domingo Cavallo durante el menemismo. Liendo es actualmente asesor legal de Arpenta, como también de los bancos de la familia Eskenazi, la consultora Economía y Regiones y del Banco de Córdoba.

Por su parte, el directorio de la CNV dispuso las suspensiones de las sociedades de Bolsa allanadas la semana pasada, y en cuyos operativos se encontraron “serios incumplimientos de las normas establecidas para el funcionamiento de los agentes”, según comunicó el organismo que conduce Cristian Girard. Tal como informó Página/12, personal del Central y la UIF realizaron un operativo en las oficinas de Arpenta, con orden de allanamiento porque no quiso mostrar las cajas fuertes, señalaron fuentes de la Comisión. Las autoridades corroboraron la existencia de 48 cajas de seguridad, utilizadas para prestación de servicios a clientes. Se trata de una situación que excede el marco de actividades que puede desarrollar una sociedad de Bolsa en el contexto regulatorio del mercado de capitales, explicaron. La firma además no realizaba las auditorías obligatorias en materia de prevención de lavado de dinero y financiamiento del terrorismo, como establece la ley. También se verificó que no se acreditó en forma fehaciente la titularidad de los valores del tesoro de Arpenta Sociedad de Bolsa y Arpenta SA, lo que imposibilitó determinar el origen de los fondos allí encontrados por los inspectores. Asimismo, se encontró una importante suma de dinero tirado en el piso de una de las oficinas.

En el caso de JR Bursátil, con domicilio en la ciudad de Mendoza, esas inspecciones permitieron verificar que allí no funcionaba esa sociedad, sino las oficinas de Ripa y Asociados INT. Consulting Group. En cambio, JR Bursátil funcionaba en la ciudad de Mar del Plata. En las oficinas de la localidad costera los operativos detectaron mediante documentos firmados y boletas cobradas, que JR Bursátil estaba relacionada con las sociedades La Moneta Cambio y Forex Bursátil. En ese lugar se encontró una caja fuerte de pared y un montacargas que comunicaba el primer piso con el tesoro de la casa de cambio La Moneta, que operaba en el subsuelo del edificio, “evidenciando la falta de independencia entre las sociedades”, explicaron desde la CNV. JR Bursátil interviene en el mercado de capitales en carácter de agente de negociación y asesor, por lo que, según establece la ley, debe contar con una organización técnica y administrativa adecuada para el cumplimiento de sus funciones.

Página/12