Presidentes del Triángulo Norte presentarán el viernes en el BID plan migratorio

Los presidentes de Honduras, Guatemala y El Salvador presentarán el 14 de noviembre en Washington el “Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte” con el objetivo de impulsar el desarrollo de sus países y frenar la migración de menores indocumentados no acompañados a Estados Unidos.

Los presidentes Juan Orlando Hernández de Honduras, Otto Pérez Molina de Guatemala y Salvador Sánchez Cerén de El Salvador participarán el viernes en la conferencia titulada “Invirtiendo en Centroamérica: Abriendo oportunidades para el crecimiento”. En el evento, organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), está previsto que también participen el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el presidente del BID, Luis Alberto Moreno.

Fuentes de la oficina de Biden confirmaron a la agencia dpa que tras el evento del BID los tres presidentes centroamericanos se reunirán con el vicepresidente de Estados Unidos. Biden ya se reunió con los presidentes centroamericanos el 20 de junio en Guatemala para abordar la migración de niños centroamericanos indocumentados no acompañados a Estados Unidos.

Las mismas fuentes explicaron que los mandatarios no se reunirán en esta ocasión con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ya que éste se encuentra toda la semana de gira por Asia y Australia.

Sánchez Cerén, Hernández y Pérez Molina ya mantuvieron un encuentro con Obama el 25 de julio en la Casa Blanca para hablar de la crisis humanitaria en la frontera sur de Estados Unidos, provocada por la llegada masiva de menores no acompañados.

El plan, preparado por los tres gobiernos centroamericanos con el apoyo del BID, pretende concertar esfuerzos en los próximos cinco años con el fin de abordar la problemática migratoria de forma integral a mediano plazo. Su objetivo es que la emigración se convierta en una opción, no en una obligación, en Centroamérica.

El “Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte” busca “promover el bienestar humano en esta región, mejorar el clima de trabajo y de negocios, garantizar gobiernos más efectivos, generar más empleos, reducir la pobreza, mejorar la calidad de los servicios y ampliar las oportunidades para todos aquellos en la búsqueda de una mejor vida”, explicó el BID a través de un comunicado.

Con este evento se pretende “generar un espacio de diálogo sobre las grandes oportunidades presentes y futuras de inversión y desarrollo en los países del triángulo norte de Centroamérica (El Salvador, Guatemala y Honduras)”.

Durante el foro, se hablará de “cómo se puede mejorar la calidad de vida de la mayoría de la población que se ve obligada a migrar por falta de oportunidades educativas, laborales y para mejorar su ingreso”. Y se hará énfasis en cómo atraer inversiones a la región para “superar los cuellos de botella en infraestructura, crear empleos de calidad, así como mejorar la transparencia y las instituciones”.

El jueves está previsto que los ministros de exteriores de Honduras, El Salvador y Guatemala participen en un evento organizado por el “think tank” o laboratorio de ideas Atlantic Council titulado “Reimaginando el futuro”, en el que hablarán también de cómo atraer inversiones, crear empleo y fortalecer las instituciones en el Triángulo Norte.

Los cancilleres centroamericanos ya entregaron el pasado mes de septiembre su plan al secretario de estado norteamericano, John Kerry, en una reunión bilateral mantenida al margen de la Asamblea General de Naciones Unidas.

En el presente año fiscal (entre octubre de 2013 y septiembre de 2014), 68.541 menores no acompañados fueron detenidos en la frontera sur de Estados Unidos, la mayoría de ellos procedentes de Honduras, El Salvador y Guatemala. Esto supone un aumento del 77 por ciento con respecto al año fiscal 2013, en el que fueron detenidos 38.759 menores que cruzaron solos la frontera.

Además la patrulla fronteriza detuvo en el mismo periodo a 68.445 unidades familiares, un 361 por ciento más que en año fiscal 2013, en el que detuvo a 14.855 familias que entraron ilegalmente a Estados Unidos con niños, según datos oficiales.

Contrapunto