Protestan y piden renuncia de ministro del Interior por asesinato policial

La muerte de Fidel Flores Vásquez (62), durante el violento desalojo de su vivienda en Cajamarca el pasado jueves, sigue generando protestas en dicha ciudad.

Al menos 2,000 personas –que participaban en una movilización– rodearon la sede del Frente Policial y algunas de ellas le prendieron fuego a las motocicletas estacionadas de los efectivos. También le lanzaron piedras al edificio.

Los policías, quienes estaban atrincherados en el edificio, lanzaban arena desde la azotea para sofocar las llamas.

Previamente, los manifestantes marcharon por las principales calles de la ciudad exigiendo la renuncia del ministro del Interior, Daniel Urresti, por el fallecimiento de Flores Vásquez.

También cuestionaron la labor de Carmen Araujo Cachay, la jueza que ordenó el desalojo y que fue separada del cargo porque no habría tenido la experiencia suficiente para proceder en el caso.

De esta manera, desatendieron el pedido del nuevo jefe del Frente Policial de Cajamarca, Hugo Begazo, quien dispuso que el personal de la provincia se coloque guantes blancos en señal de paz.

Sobre estos desmanes, Urresti manifestó que “azuzadores profesionales” están detrás de las movilizaciones.

Perú 21