Sindicatos repudian aumento en el IVA recomendado por el FMI

En octubre de este año, cerca de 50 sindicatos anunciaron al Presidente de la República, Luis Guillermo Solís, que estaban en contra del proyecto de ley que ´buscaba transformar el impuesto de ventas, en un impuesto al valor agregado (IVA), ahora luego de que el Gobierno confirmara que si se aplicará, el movimiento sindical volvió a pronunciarse en su contra.

La decisión surgió a través de una recomendación emitida por el Fondo Monetario Internacional (FMI), de transformar el impuesto de ventas del 13% en uno del IVA, con el objetivo de que suba un 1% el próximo año y otro en el 2017, para alcanzar 15%.

Con esto, el FMI considera que Costa Rica podría aumentar la recaudación en un 2,5% del Producto Interno Bruto (PIB), esto debido a que la situación actual podría mantener el déficit fiscal en una constante de crecimiento del 6% hasta el 2019, arriesgándose de que la deuda para ese año pueda llegar a representar un 51% del PIB.

Sin embargo, el bloque sindical no lo ve de la misma manera. La Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP), advirtió sobre los posibles efectos negativos que esto podría tener en la clase trabajadora.

“El cambio que propone el FMI y que el Gobierno aceptó de que el alza salarial semestral por costo de vida de ahora en adelante, afectará a los más de abajo de los de abajo, de la estructura de puestos del Gobierno Central; en cuyas dependencias por cierto, dados los tijeretazos y machetazos neoliberales al presupuesto de la República para el 2015, habrá una precariedad de condiciones ocupacionales”, señaló Albino Vargas, Secretario General de la Anep.

Además, ya varios sindicatos han manifestado su rechazó a la iniciativa que el mandato de Solís tomó, con la esperanza de que el Parlamento apruebe el proyecto; entre estos, la Asociación Nacional de Educadores (ANDE), la Unión Nacional de Empleados de la Caja y la Seguridad Social (UNDECA), entre otros.

“Sería este Gobierno sumamente ingenuo si creyera que en el parlamento actual, luego de esa transformación, se tendrían los votos para los cambios tributarios que sí son requeridos con suma urgencia”, indicó la ANEP.

Cabe resaltar que el gremio sindical en cierta medida no está muy lejos de la realidad, ya que si bien es cierto diputados de fracciones como la Unidad Social Cristiana (PUSC), el Frente Amplio (FA), e inclusive algunos de la bancada oficialista, no están completamente seguros acerca del proyecto y desconocen si se darán las condiciones para lograr consenso.

“No es descartable que del todo partidos pro-empresariales como el otrosa socialdemócrata Liberación Nacional y su compañero de viaje, el Movimiento Libertario, realicen una gran faena filibustera para que no haya cambio tributario alguno”, señaló Vargas. Según el sindicalista, de ser ejecutada esta medida el país se puede enfrentar a una des regulación tributaria frenada desde la Asamblea.

El País