La crisis migratoria infantil estremeció al Triángulo Norte centroamericano

La cifra de niños que intentan llegar solos a Estados Unidos desde Guatemala, El Salvador y Honduras se multiplicó este año, generando una grave crisis migratoria. El 23 de septiembre, los presidentes de los tres países del denominado Triángulo Norte centroamericano entregaron en Washington al secretario de Estado de EEUU, John Kerry, el “Plan Alianza para la Prosperidad”.

 

“Alianza para la Prosperidad” busca frenar emigración a EUA

En el marco de la 69 Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que se celebra en esta ciudad, los Gobiernos de Honduras, Guatemala y El Salvador entregaron ayer a Estados Unidos la propuesta “Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte” que busca atacar las causas que originan la creciente inmigración de niños y adultos a suelo estadounidense.

La iniciativa se entregó oficialmente al secretario de Estado de EUA, John Kerry, por la canciller hondureña, Mireya Agüero de Corrales, en representación del grupo multilateral centroamericano. En el acto estuvieron los cancilleres de El Salvador, Hugo Martínez, y Raúl Morales, de Guatemala.

Esta propuesta es un seguimiento a la reunión de alto nivel que celebraron el 25 de julio pasado en Washington los presidentes de Honduras, Juan Orlando Hernández, de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, y de Guatemala, Otto Pérez Molina, con su homólogo Barack Obama.

Ver especial: Niños migrantes en la frontera de EUA

En esa oportunidad, los jefes de Gobierno acordaron adoptar medidas, desde sus respectivos países, para frenar la constante migración de menores a la frontera de EUA y entregar al Gobierno estadounidense una propuesta que ataque la violencia criminal, el desempleo y la pobreza, que obligan a sus ciudadanos a huir al norte.

Al cabo de esa visita, los mandatarios se comprometieron a preparar, con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), un proyecto integral denominado Alianza para la Prosperidad de Centroamérica, orientada a resolver las raíces que provocan el flujo de centroamericanos a esta nación.

Seguimiento a la ONU

En ese contexto, el presidente Juan Orlando Hernández informó que en sudiscurso de este día pedirá ante la Asamblea General de Naciones Unidas el apoyo y acompañamiento para materializar esta iniciativa.

De hecho, en horas de la tarde, Hernández tuvo una reunión privada con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon a quien le entregó una copia de la misma propuesta que el triángulo norte entregó a Kerry.

Hernández -quien viajó el domingo a participar en la sexagésima novena Asamblea General de la ONU que se celebra en esta ciudad con la presencia de la mayoría de gobernantes mundiales- dijo que en su discurso ante la asamblea de hoy abogará por un mayor apoyo para enfrentar de forma integral el fenómeno de la inmigración ilegal a EUA.

“Nuestra canciller entregó el documento de una Alianza para la Prosperidad de parte del triángulo norte al secretario (John) Kerry y mañana (hoy) voy a anunciar ante la asamblea que Honduras, Guatemala y El Salvador pedimos apoyo a Naciones Unidas; pero también hacer pública la solicitud de apoyo que prometió tanto el Congreso a nivel de la Cámara de Representantes y el Senado, así como el presidente Obama”, dijo.

Confirmó que una copia de la propuesta se la entregó personalmente al secretario general de la ONU para que este organismo sea el vehículo que permita avanzar en este aspecto.

Hernández adelantó que además se buscará el respaldo de Chile, Colombia, México, para impulsar el proyecto de la “Alianza para las prosperidad”.

El contenido

La iniciativa multilateral de la “Alianza para la prosperidad del triángulo norte” establece los lineamientos estratégicos, los ejes temáticos, las acciones regionales y nacionales, y las causas estructurales que provocan la masiva migración de niños, jóvenes y adultos hacia los Estados Unidos.

El documento elaborado con el auspicio del BID pretende concertar esfuerzos en los próximos cinco años para abordar la problemática migratoria de forma integral a mediano plazo tomando como base los lineamientos antes enumerados, según especifica un comunicado oficial distribuido al final de la reunión de cancilleres de los cuatro países. El plan también prioriza la calidad y cobertura de la educación secundaria, los servicios de salud y atención infantil y el acceso al agua y al saneamiento y está basado en el compromiso y voluntad política de los países para trabajar conjuntamente.

Al cabo de la reunión, los secretarios de Relaciones Exteriores del triángulo norte y de EUA anunciaron que en los próximos días convocarán a los encargados de la iniciativa privada, Gobiernos y la sociedad civil para profundizar sobre los diferentes aspectos de la propuesta y avanzar en la búsqueda de socios estratégicos para acelerar su implementación.

Consultada por LA PRENSA, la canciller Mireya Agüero de Corrales expresó su satisfacción por la culminación de esta iniciativa multilateral, puesto que se trata de una propuesta integral para enfrentar los principales problemas que obligan a los hondureños, guatemaltecos y salvadoreños a emigrar a sueldo estadounidense en busca de mejores oportunidades.

En la pasada reunión en Washington, el presidente de Honduras se convirtió en un abanderado de la propuesta, ya que a su juicio la solución a los problemas estructurales que enfrentan a estas naciones, especialmente la inseguridad y la violencia, es clave para evitar que más centroamericanos se sigan yendo a EUA.

La canciller hondureña mencionó en un breve intercambio con el enviado de este diario que la propuesta es muy esperanzadora; aunque exteriorizó su temor de que las elecciones legislativas en Estados Unidos dilaten el tema hasta después de noviembre próximo.

En julio pasado, el presidente Obama se comprometió a solicitar al Congreso un paquete de ayuda de 300 millones de dólares para atender la crisis migratoria provocada por el éxodo masivo de niños y sus madres la frontera norte de EUA.

No obstante, la aprobación de esa ayuda se pospuso a raíz del receso de los congresistas y la cercanía de las elecciones legislativas.

Analistas locales consideran que el abordaje del tema migratorio y la materialización de la tan ansiada reforma migratoria en EUA que legalizaría la situación irregular de millones de hispanos indocumentados ha quedado en un segundo plano por el impacto que podría tener en las aspiraciones demócratas de controlar el Legislativo.

Nueva York. El presidente Juan Orlando Hernández invitó ayer a un selecto grupo de inversionistas estadounidenses que integran el Concilio de Las Américas a poner sus ojos en Honduras e invertir sus capitales en este país.

En un almuerzo de trabajo, el mandatario compartió las bondades y los incentivos que ofrece Honduras en inversiones de diversos sectores, destacando la posición estratégica de Puerto Cortés y la creación de las zonas de desarrollo económico (zede).

“¡Apúrense a invertir en Honduras porque ya hay muchos empresarios que están llegando al país!”, concluyó el gobernante hondureño.

Hernández compartió la mesa con el exembajador de Estados Unidos John Dimitri Negroponte, quien forma parte del directorio de esa influyente organización empresarial. En el encuentro, los empresarios exteriorizaron sus consultas en torno a la firma de un acuerdo económico con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que le permitiría a Honduras ganar credibilidad en la comunidad internacional y recursos frescos para proyectos sociales y desarrollo.

“En Honduras se están cambiando las cosas, desde el incentivo en el sector agrícola con préstamos al 7.25% de interés a 15 años plazo y con una gracia de tres años, en favor de los pequeños y medianos emprendedores del campo”, resaltó.

Resaltó que en materia de infraestructura productiva ya se trabaja en la ampliación del Corredor Logístico, lo que permitirá unir las zonas centro, sur y norte, además de un megapuerto en San Lorenzo, departamento de Valle.

Agregó que también se están promoviendo las inversiones en la parte de las maquilas con la llegada de nuevas franquicias y la expansión de algunas que ya se encontraban establecidas en el país.

Hernández en Nueva York además participó en el foro “Accelerating decent work for inclusive and sustainable development (Acelerar el trabajo digno para un desarrollo sostenible e inclusivo), que se desarrolló en la sede de la Fundación Ford. Ahí compartió el panel con los presidentes Michelle Bachalet (Chile), Dramanu Mahama (Ghana) y Guillermo Solís (Costa Rica), además de los ejecutivos Muhtar Kent de la transnacional de bebidas Coca-Cola y Guy Ryder, director general de la Organización Internacional del Trabajo.

Resaltó las iniciativas adoptadas en su Gobierno en generación de empleo como el programa “Con chamba vivís mejor” y el apoyo a microempresas de tortillería y pan, así como la iniciativa de masificar el inglés para convertirlo en la segunda lengua de los hondureños.

La Prensa

Ola migratoria de niños de CA desató crisis humanitaria en 2014

La pobreza y la violencia empujaron este año a miles de menores centroamericanos a emigrar sin compañía de adultos hacia Estados Unidos, provocando una crisis humanitaria que captó la atención mundial y movilizó a las autoridades de varios países.

Unos 68.000 niños de Guatemala, El Salvador y Honduras, principalmente, emprendieron una peligrosa travesía terrestre y lograron ingresar ilegalmente a Estados Unidos, muchos de ellos motivados por el deseo de reencontrarse con sus padres, residentes en aquel país.

Pero también la situación de pobreza y la urgencia de escapar al reclutamiento forzoso de las pandillas fueron factores determinantes de este flujo, que las autoridades estadounidenses definieron como una crisis humanitaria.

Los gobiernos de los países centroamericanos realizaron gestiones para que los menores no fueran deportados y que su situación la ventilara un juez migratorio.

El 14 de noviembre, los presidentes de los tres países presentaron en Washington un plan denominado “Alianza para la Prosperidad en el Triángulo Norte”, cuyo principal objetivo es combatir la pobreza y la violencia como medio de desestimular la emigración.

Este plan “marca un hito importante en la cooperación y en los esfuerzos trinacionales que desarrollamos” y “esperamos comenzar a implementar algunas medidas del plan el próximo año”, declaró a la AFP el canciller salvadoreño Hugo Martínez.

En noviembre, Estados Unidos se comprometió a abrir un programa que permitiría a los inmigrantes regulares de estos tres países solicitar, bajo ciertas condiciones, el estatuto de refugiados para sus hijos solteros menores de 21 años.
– Imparable migración –

Analistas reconocen la importancia del Plan para la Prosperidad pero advierten que superar los rezagos que generan la pobreza y la violencia asociada de las pandillas llevará muchos años.

“La migración no se va a detener mientras no se mejore la calidad de vida y se invierta en educación, salud, seguridad y mejoramiento de la economía”, advirtió en Guatemala la directora de la Mesa Nacional para la Migración (Menamig), Julia González.

“En Guatemala no hay condiciones para vivir con tranquilidad y la situación es dramática para los niños y jóvenes. Lo que se da es una expulsión forzada porque no es una migración voluntaria”, destacó la directora de Menamig.

La responsable de asuntos migratorios del Instituto de Derechos Humanos de la Universidad Centroamericana (UCA), Karla Salas, advierte que el problema es grande y complejo porque la migración se ha convertido en un factor de sobrevivencia.

Pero la migración tampoco salva de la violencia. “No hay un solo niño que regrese a Honduras ileso; todo niño que ha emigrado regresa con una cicatriz de violencia”, lamentó en Honduras el director de Casa Alianza, Guadalupe Ruela.

Además, la amenaza de la deportación está siempre presente. Las estadísticas de deportados vía aérea desde Estados Unidos, de enero a noviembre, llegaban a 110.320 entre los tres países. La cifra en igual periodo de 2013 fue de 102.609, según datos oficiales.

Complicado financiamiento 

El Plan de la Alianza para la Prosperidad presentado en noviembre en la sede del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) está basado en cuatro pilares: emprendimiento y creación de empleo; seguridad, capacitación técnica y fortalecimiento institucional. Su objetivo es llevar fondos a los municipios de mayor migración.

Estados Unidos, se comprometió a colaborar con un monto no especificado y prometió estimular a organismos multilaterales para que brinden su ayuda y para que grandes empresas hagan inversiones estratégicas en poblados de mayor migración.

El analista y profesor universitario salvadoreño Roberto Cañas advirtió que el Plan para la Prosperidad es una “declaración de buenas intenciones” porque Estados Unidos no estableció montos de ayuda, que para ser liberada deberá sortear el camino del Congreso dominado por los republicanos.

Para Cañas sería “injusto” que los tres países contraigan mayores deudas para atenuar un fenómeno migratorio en el que Estados Unidos tiene una “corresponsabilidad”.

Cifra
8.000 dólares pagan los padres en Estados Unidos a coyotes (traficantes de personas), para trasladar a sus hijos y sacarlos del peligro en que han caído sus comunidades de origen.

Tiempo

Documento con los lineamientos del “Plan de la Alianza para la Prosperidad del triángulo Norte”.

https://www.nodal.am/2014/12/lineamientos-del-plan-de-la-alianza-para-la-prosperidad-del-triangulo-norte-documento-que-condensa-las-lineas-generales-de-un-plan-conjunto-de-desarrollo-economico-y-social-elaborado-por-los-gobi/