Más de 73 mil hondureños fueron deportados desde México y EEUU en 2014

El gobierno de México detuvo y deportó a 37,525 hondureños que intentaron llegar ilegalmente a Estados Unidos durante todo el 2014.La cifra es superior a la cantidad de hondureños deportados por la vía aérea desde la unión americana, que se espera cierre en unos 36,200 compatriotas.Ambos datos reflejan que este año 73,725 hondureños fueron deportados por tierra y aire desde México y Estados Unidos, lo cual indica que miles de hondureños siguen creyendo en el “sueño americano”.La cifra no incluye otra cantidad de compatriotas que han sido expulsados desde Guatemala y que aún no ha sido oficializada por las autoridades migratorias.

Cabe señalar que la cantidad de hondureños deportados desde México este año sobrepasó la cifra de 2013, que cerró en 34,479 compatriotas repatriados.Estadísticas del Instituto Nacional de Migración (INM) mexicano indican que un poco más de 88 mil extranjeros ingresaron de forma ilegal a territorio azteca, en su mayoría de origen centroamericano.Los datos establecen que la principal ruta de ingreso de los centroamericanos es el sureño estado de Chiapas, encabezando la lista los hondureños.

En el tema de deportaciones desde México, después de Honduras el segundo lugar lo ocupa Guatemala, con 26,378 aseguramientos y repatriaciones.En tanto El Salvador se ubica en el tercer lugar con 18,362 deportaciones, mientras Nicaragua permanece en la cuarta posición con 948 detenidosAunque el INM no ha cerrado en forma oficial las cifras del mes de diciembre, se contempla una deportación de unos 4,000 centro y sudamericanos más que habrían de ser repatriados en las próximas horas.

Según las autoridades, el 96 por ciento de los inmigrantes indocumentados son trasladados al sureño estado de Chiapas, en donde permanecen un poco menos de 72 horas, en la estación migratoria Siglo XXI, considerada la más grande de Latinoamérica.Posteriormente los indocumentados son repatriados a su país de origen por violaciones a la Ley General de Población.En el caso de los menores de edad, que viajan sin acompañantes o que son abandonados, son trasladados en condiciones especiales vía aérea desde la ciudad de México a su país, escoltados por Oficiales de Protección al Infante (OPI), dependientes del mismo Instituto Nacional de Migración.Datos hondureños establecen que este año al menos 7,000 menores de edad fueron deportados de México y Estados Unidos, por tierra y aire, tras intentar ingresar ilegalmente a esa nación.

El mayor flujo se produjo en los meses de mayo y junio de este año, desbordando la capacidad de los albergues y centros de detención de inmigrantes estadounidenses, al extremo que se tuvieron que habilitar bases militares.Las autoridades del Centro de Atención al Migrante Retornado (CAMR) atribuyen el incremento en las deportaciones por tierra y la disminución por aire, a las fuertes medidas de seguridad que se han implementado en los puntos fronterizos de México y Estados Unidos, para frenar la migración.

El año anterior por aire fueron expulsados 38,342 hondureños desde Estados Unidos y este año se espera que el dato cierre en 36,200 personas deportadas.

El Heraldo