Argentina firma acuerdo bilateral con Alemania para cancelar deuda reestructurada

El ministro de Economía, Axel Kicillof, firmó ayer el convenio bilateral para el pago de unos 2600 millones de euros a Alemania, en el marco del acuerdo de renegociación de deuda con el Club de París alcanzado el 29 de mayo del año pasado. En representación del gobierno alemán firmó el embajador Bernhard Graf von Waldersee, según notificó la sede diplomática germana en Buenos Aires. El arreglo de la deuda con los acreedores que conforman el Club permite regularizar un pasivo de 9690 millones de dólares en un plazo de hasta cinco años. El primer desembolso se realizó en agosto pasado por 642 millones de dólares y el próximo será el 30 de mayo. El acuerdo marco debe ser rubricado de manera bilateral con cada una de las economías que integran el organismo. El 20 de enero pasado se firmaron los convenios bilaterales con Italia y Dinamarca. En los próximos días se sumaría Países Bajos.

La deuda con el Club se inició en 1956, cuando el país acordó un desembolso de 500 millones de dólares, que fueron refinanciados en 1962 y 1965. Posteriormente, el gobierno de Raúl Alfonsín concilió el monto de las obligaciones con los gobiernos y agencias oficiales en 1985 y esa cifra se renegoció en cuatro oportunidades conocidas como Rondas: Ronda II (1987), Ronda III (1989), Ronda IV (1991) y Ronda V (1992). Los pagos correspondientes a los vencimientos acordados en las Rondas IV y V fueron interrumpidos por la cesación de pagos declarada el 23 de diciembre de 2001 por el ex presidente Adolfo Rodríguez Saá. La deuda refinanciada asciende a 9690 millones de dólares, incluyendo 1102 millones de intereses y 3633 millones de punitorios.

La declaración conjunta firmada con los países miembros del Club de París estableció las condiciones generales de refinanciación de la deuda y sirvió como base para los acuerdos bilaterales a celebrarse con cada país acreedor. Bajo ese marco se establecen los distintos acuerdos a rubricar con los 16 países y agencias oficiales que componen el organismo. Los compromisos nacionales contemplan pagos hasta el 30 de mayo de 2019, según la declaración conjunta firmada en Francia el año pasado. Al regularizarse la situación ante los distintos gobiernos que componen el Club se reabrirán los canales de financiamiento de las distintas agencias oficiales de seguro a la exportación, cerrados para la Argentina desde el default de 2001.

A principios de enero último, el Gobierno había aprobado por decreto los modelos de contratos bilaterales a suscribirse con Alemania y los Países Bajos. En el caso de Alemania, las deudas reconocidas ascienden a 2529 millones de euros y 19,9 millones de dólares, a lo que se sumarán los atrasos de la cooperación financiera con el Kredinstanstalt für Wiederafbau (KFW, Instituto de Crédito para la Reconstrucción, de Fráncfort del Meno), por 71 millones de euros. Por su parte, los compromisos a pagar a los Países Bajos son de 398 millones de euros y 222 millones de dólares. El esquema de reembolsos acordado con ambos países prevé que el próximo 30 de mayo se habrán realizado los dos primeros pagos, por 35 por ciento de los atrasos especificados. Las otras cuatro cuotas previstas en el acuerdo se distribuirán en los mismos meses de 2016 a 2019.

La embajada alemana destacó en su comunicado que “la firma del Convenio de Regularización de Deuda documenta los esfuerzos de Argentina por normalizar sus relaciones financieras internacionales”. “La debida implementación del acuerdo es un importante paso para la generación de confianza y puede contribuir a que se le reabra a la Argentina el acceso a los mercados financieros internacionales”, agrega el texto. Según sostuvieron en Economía, todos los Estados acreedores que conforman el Club manifestaron que la regularización de los atrasos en el pago de la deuda resulta adecuada, lo que posibilitará una normalización de relaciones económicas y financieras con el país.

Página 12