Arrestan a los exjefes de inteligencia por espionaje durante gestión de Martinelli

La Fiscalía Auxiliar, a cargo de Marcelino Aguilar, determinó ayer imponer la medida cautelar de detención preventiva para los exsecretarios del Consejo de Seguridad Nacional (CSN), Gustavo Pérez y Alejandro Garuz, quienes son investigados por la presunta comisión del delito de inviolabilidad del secreto y el derecho a la intimidad.

Por segundo día consecutivo, Gustavo Pérez fue trasladado bajo fuertes medidas de seguridad desde la Dirección de Investigación Judicial (DIJ), en Ancón, al despacho de la Fiscalía Auxiliar, en Calidonia, para continuar con la indagatoria que había sido suspendida el pasado lunes.

A las 8:00 a.m. y escoltado por seis miembros de la DIJ, Pérez fue ingresado al edificio del despacho judicial.

El proceso de indagatoria terminó a eso de la 1:00 p.m. e inmediatamente fue trasladado a la celda preventiva en la DIJ. A su salida de la Fiscalía, Gustavo Pérez no dio declaraciones.

Armando Fuentes, abogado de Pérez, dijo que su cliente durante la diligencia de indagatoria declaró “todo lo que él sabe”. Considera que no existen hechos delictivos contra el exsecretario del CSN que lo vinculen con las escuchas telefónicas como para ordenarle su detención preventiva y mucho menos se cumple con los factores legales, por ser delitos con penas mínimas de dos años.

Agregó que pueden haber aspectos contundentes en las grabaciones, pero no algo que vincule directamente a su defendido.

“Vamos a solicitar copia de la declaración de indagatoria de él (Pérez), del documento de providencia que ordena la detención preventiva y la indagatoria para presentar acciones judiciales ante los tribunales”, recalcó.

INDAGAN A ARAÚZ

A las 2:30 p.m., Alejandro Garuz, otro de los investigados por los supuestos pinchazos telefónicos, fue llevado a la Fiscalía Auxiliar para el proceso de indagatoria.

Garuz también fue trasladado bajo fuertes medidas de seguridad, tanto que los medios de comunicación no pudieron captar imágenes claras del también exsecretario del CSN durante la administración del exmandatario Ricardo Martinelli.

Mientras el fiscal Aguilar realizaba la indagatoria a Garuz, la defensa de este, Cristóbal Arboleda, interponía una acción de hábeas corpus ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que tendrá 48 horas para dar una respuesta a este recurso legal.

La diligencia terminó a las 10:20 p.m. tras ocho horas de indagatoria.

Arboleda manifestó que interpuso la acción de hábeas corpus, porque considera que es absolutamente ilegal e injustificada la detención preventiva contra Garuz decretada por el fiscal Aguilar.

“En consecuencia, le hemos pedido a la CSJ que revise los fundamentos y la legalidad de la decisión del fiscal”, agregó.

ARMAS

Tanto la defensa de Garuz como de Pérez informaron que por las armas encontradas en las residencias, donde la Fiscalía hizo los allanamientos, no se han iniciado investigaciones.

Cristóbal Arboleda, defensa de Garuz, dijo que en el caso de las armas de fuego encontradas en la casa de su cliente, todas tienen su debido permiso.

Por su parte, Armando Fuentes, abogado de Pérez, indicó que sobre este tema no sabe nada y que hasta la fecha solo ha visto el caso sobre las posibles escuchas telefónicas.

El pasado lunes, horas después de que se diera la aprehensión y detención de Pérez y Garuz, la procuradora general de la Nación, Kenia Porcell, detalló que el caso que lleva la Fiscalía

Auxiliar tiene que ver con intervenciones telefónicas, mensajes de BlackBerry Messenger, WhatsApp, mensajería de correo electrónico, recepción de audio de ambiente, acceso a las agendas telefónicas, información de las tarjetas de memoria y ubicación del sitio donde estaba el teléfono celular.

La Prensa