Ayotzinapa: austríacos no logran identificar restos y Alemania ofrece ayuda

La Universidad de Innsbruck envió un informe a la Procuraduría General de la República (PGR) en el que indicó que fue imposible identificar los 16 restos encontrados en el río Cocula, al menos a través de la técnica de ADN mitocondrial, debido a que “el calor excesivo ha destruido el ADN y el ADN mitocondrial en los restos”, informó este martes 20 de enero la dependencia.

De acuerdo con un comunicado de la PGR, los médicos forenses de la universidad, ubicada en Austria, determinaron que no se encontró una cantidad suficiente y útil de ADN para obtener un perfil genético, por lo que “los métodos rutinarios no pueden emplearse para un análisis exitoso“.

La dependencia precisó, de acuerdo con la información enviada por los científicos del Instituto de Medicina Forense de la Universidad de Innsbruck, que aún existe la posibilidad de utilizar una tecnología novedosa llamada “Secuenciación Masivamente Paralela” (Massively Parallel Sequencing, MPS, por sus siglas en inglés).

Sin embargo, aunque “hay oportunidades de que la MPS proporcione resultados útiles para ayudar a identificar víctimas. No podemos proporcionar un estimado sobre el éxito, pero las especificaciones técnicas de la MPS son más prometedoras que cualquier otro método de identificación genética molecular existente”, informaron los científicos a las autoridades mexicanas.

“El principal riesgo es que los extractos de ADN sean consumidos sin obtener ningún resultado adicional de ADN que ayudaría en el proceso de identificación (…) Ofrecemos analizar el ADN mitocondrial usando MPS sobre los restos sin costo adicional. Esperamos que estos análisis tomen tres meses, pero no podemos proporcionar una fecha de terminación definitiva”, detallaron.

La tarde de este 20 de enero, la PGR autorizó al Instituto de Medicina Forense de la Universidad de Innsbruck hacer todo lo que sea necesario para obtener pruebas en los restos hallados en Cocula.

El titular de la PGR, Jesús Murillo Karam, explicó que la autorización es necesaria porque es posible que en el nuevo procedimiento pudiera desaparecer una parte importante de evidencia. “Pero si la evidencia no nos da pruebas, realmente no es evidencia, entonces ya autorizamos a que se haga todo lo que sea necesario”, afirmó.

Rechazó que el anuncio de la Universidad debilite la investigación, al contrario, dijo, la fortalece. En ese sentido recordó que una muestra ya fue corroborada. “Desde el principio se dijo que era muy difícil, por el grado de calcinación, que pudieran corroborarse todas las pruebas, el hecho de que se haya corroborado una es una comprobación plena de que ahí uno de los estudiantes fue asesinado”, dijo.

Hace dos meses, el gobierno mexicano envió a Austria los restos humanos hallados en el río Cocula, en Guerrero, como parte de la búsqueda de los 43 estudiantes de Ayotzinapa. Desde entonces, laspruebas de AND mitocondrial le han costado al gobierno mexicano 16 mil 830 euros (290 mil pesos), de acuerdo con un reporte del sitio de noticias CNNMéxico.

En estos dos meses, las autoridades sólo han reportado la identificación de uno de los normalistas. El 6 de diciembre pasado, integrantes del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAG) confirmaron a los familiares de Alexander Mora Venancio, uno de los 43 normalistas desaparecidos, que restos encontrados en Cocula, Guerrero, corresponden con el ADN del joven informaron estudiantes normalistas.

Animal Político

Alemania ofrece apoyo para identificar a los 43 normalistas

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), José Antonio Meade, promovió ayer durante una visita a Berlín el polémico acuerdo de seguridad que su país negocia con Alemania y defendió a la Policía Federal mexicana.

“La violencia en México alcanzó su punto máximo en 2011. Desde entonces ha venido reduciéndose”, señaló junto a su par alemán, Frank-Walter Steinmeier, antes del encuentro que ambos mantuvieron en el Ministerio de Exteriores en Berlín.

Meade describió la inseguridad en México como problema regional. “Hay algunas regiones del país donde los niveles de violencia son como los de Canadá. Sólo hay un estado con violencia superior a la que se observa en Colombia”, sostuvo, en referencia a Guerrero.

El acuerdo de seguridad entre ambos países quedó en entredicho después de que 43 estudiantes al parecer fueron masacrados en septiembre en Iguala, Guerrero, tras ser detenidos por la policía municipal.

“Quienes han estado involucradas en estos ilícitos fueron fuerzas municipales, que de ninguna manera reflejan la calidad de nuestras fuerzas federales”, añadió Meade, quien reiteró el argumento que ofreció en entrevista con la agencia Dpa antes de viajar a Alemania.

Steinmeier insistió en la “consternación” que causó en Alemania el crimen de los estudiantes y aseguró a Meade que Berlín “ayudará al esclarecimiento de lo ocurrido en la medida de lo posible; por ejemplo, en la identificación de las víctimas”.

Además de la seguridad, ambos ministros dialogaron sobre la relación comercial, los preparativos para los años de Alemania en México y de México en Alemania en 2016 y 2017, y la evolución en los vínculos entre Estados Unidos y Cuba, que “ofrecerá nuevas oportunidades no sólo para la isla, sino para toda la región”, dijo Steinmeier.

“La relación es buena, pero tiene un potencial mayor que puede seguir desarrollándose”, agregó el canciller el alemán. Ambos países trabajan en una comisión binacional que se reunirá por primera vez en junio con la finalidad de tratar temas de medio ambiente y energía, entre otros.

Meade definió la relación de México con Alemania como “una de las más importantes” para su país debido a los vínculos comerciales, las inversiones recíprocas o la afluencia del turismo.

La Jornada