Canciller niega versiones de propuesta boliviana y afirma: “Chile no va a cambiar su rumbo”

Pasadas las 11 de la mañana el canciller Heraldo Muñoz, se refirió por primera vez a la proposición informal de Bolivia para explorar una eventual negociación de un enclave costero con soberanía al norte de Pisagua, a cambio de retirar la demanda presentada ante la Corte Internacional de Justicia.

Muñoz afirmó que Chile no ha recibido una propuesta formal y que es el gobierno de Evo Morales el que debe aclarar la existencia de esta proposición.

Sin embargo, el jefe de la diplomacia chilena aprovechó para resaltar que “Chile no va a cambiar su rumbo en términos de la defensa de sus intereses, independientemente de las propuestas que se hayan hecho o no se hayan hecho”, dijo el secretario de Estado.

“No nos compete referirnos a cuestiones que tienen que ver con Bolivia (…) si hay confusiones respecto a propuestas que luego, según lo que he leído, no existen, le compete a Bolivia aclarar esa situación”, recalcó Muñoz.

Para el ex canciller boliviano Armando Loayza el gobierno de Evo Morales ha sido confuso al enfrentar la relación con Chile en medio de la demanda marítima. Criticó, en este sentido, el hecho de que en paralelo a la vía jurídica en la corte internacional, el Presidente Morales haya apelado a una eventual mediación del Vaticano. “La actuación de la Cancillería y del gobierno boliviano está generando confusión y eso daña nuestra posición ante La Haya”, dijo Loayza.

El ex jefe de la diplomacia durante el gobierno de Eduardo Rodríguez Veltzé -quien ahora se desempeña como agente ante La Haya- llamó la atención sobre el hecho de que las principales autoridades de la cancillería boliviana, David Choquehuanca y Juan Carlos Alurralde, no se hayan pronunciado sobre este tema y hayan sido otras autoridades de gobierno los que han salido a hablar. “Eso no es normal. Eso significa que algo hubo entonces”, afirmó.

Choquehuanca se encuentra en Corea del Sur, pero la semana pasada, desde Madrid, insistió en el interés del gobierno de Evo Morales por restablecer el diálogo bilateral con Chile sobre cuatro ejes: tema marítimo y medidas de confianza mutua, la situación del río Lauca, de las aguas del Silala y libre tránsito. Alurralde, en tanto, se encuentra en La Paz, pero quedó al margen de las vocerías sobre la exploración de una negociación con Chile.

Loayza recordó que “cuando el presidente Morales viajó a Chile a la ceremonia de transmisión del mando, en marzo, ofreció establecer negociaciones por el tema marítimo paralelas a La Haya, pero esta posibilidad fue rechazada de inmediato por el recién asumido canciller Muñoz, quien dijo que el tema marítimo quedaba radicado en La Haya”.

En Bolivia señalan que hay visiones contrapuestas sobre la estrategia que se debe seguir frente a Chile, en medio del litigio ante La Haya. Esa tensión quedó reflejada a fines de diciembre pasado, durante el cónclave en la cancillería boliviana al que asistieron todos los diplomáticos y representantes oficiales destinados en el extranjero, cuando se produjo una confrontación entre el agente ante La Haya, Eduardo Rodríguez Veltzé y el ex presidente Carlos Mesa, quien está a cargo de la estrategia comunicacional y de la difusión de la demanda marítima. En pleno debate, Rodríguez Veltzé señaló que era conveniente abrir el diálogo con Chile, lo que fue retrucado por Meza, quien defendió la idea de endurecer la postura frente a Chile, por lo menos hasta que la corte se pronuncie sobre la competencia del tribunal.

La Tercera