Cancillería presenta documento que cuestiona demanda marítima boliviana

Desde la Cancillería, el ministro Heraldo Muñoz presentó un nuevo documento sobre la demanda boliviana ante La Haya.

En primer lugar, Muñoz señaló que el video que realizó Chile sobre la demanda boliviana, fue doblado y subtitulado en árabe y en inglés.

Además, presentó un documento que “desvirtúa” las acusaciones de Bolivia sobre el acceso al mar, “quedando completamente rechazadas”. El texto contiene aspectos históricos y jurídicos.

El documento llamado “El libre tránsito de Bolivia: La realidad” estipula: “El Canciller de Bolivia y la DIREMAR boliviana han comentado la publicación “Chile y la Aspiración Marítima Boliviana. Mito y Realidad”, donde, junto con plantear un conjunto de afirmaciones llenas de errores y de omisiones, acusan supuestos “incumplimientos” de Chile a las obligaciones del Tratado de 1904 que no son tales. El presente documento se hará cargo de cada uno de los planteamientos de las autoridades bolivianas”.

“Chile ha cumplido rigurosamente no sólo lo que está establecido en el Tratado de 1904 sino que hemos concedido facilidades mucho más allá de lo que está establecido en el Tratado de 1904 y ciertamente más de lo quie tienen la inmensa mayoría de los países sin litoral”, dijo el canciller.

En esta línea, el secretario de Estadoo aseveró que “las alegaciones bolivianas son en cuatro sentidos: en primer lugar en términos históricos donde hay interpretaciones de Bolivia que no se ajustan a la evidencia; segundo el texto explica el funcionamiento del régimen portuario y aduanero el que goza Bolivia”.

“Algo que resulta realmente insólito en las argumentaciones de Bolivia es que se le atribuye a Chile responsabilidad por algunas huelgas y manifestaciones de trabajadores portuarios, y en democracia el derecho a huelga es algo consagrado. Evidentemente cuando hay una huelga portuario eso le afecta a todos, no sólo a los bolivianos sino que a los chilenos o a terceros países. De modo que esperamos que Bolivia no esté cuestionando el derecho a huelga de los trabajadores”, añadió.

“En tercer término el texto describe cómo está regulado el transporte terrestre boliviano por territorio chileno, y aquí tenemos que ser muy claros: Bolivia tiene derecho al libre tránsito en nuestro territorio pero su ejercicio tiene que estar en armonía con el derecho internacional y con el sistema jurídico del país transitado, es decir por el nuestro. No podemos aceptar que Bolivia aspire a que los transportistas bolivianos puedan circular libremente por nuestras carreteras pero sin licencias de conducir, sin seguros, sin las inspecciones a los camiones”, expresó el secretario de Estado.

“Finalmente Bolivia reclama por el funcionamiento del ferrocarril Arica-La Paz, Chile ha puesto su empeño porque esta vía se mantenga en buen estado pero hay algunas realidades como la falta de demanda para el transporte de pasajeros”, detalló Muñoz.

“En la defensa de nuestros intereses vamos a seguir preocupados por la defensa jurídica pero también por los instrumentos comunicacionales necesarios. Vamos a seguir trabajando con las ex presidentes”, añadió al canciller agradeciendo las gestiones de Eduardo Frei y Sebastián Piñera en otros países.

Por su parte, el agente chileno ante la Haya, Felipe Bulnes, indicó que “es un esfuerzo más de aquello que se ha venido realizando hace más de un año, para dar a conocer la posición chilena y por también rectificar puntos bolivianos que no se ajustan a lo que es la realidad entre ambos países. Precisamente este documento que presentó el canciller, lo que se ocupa es de ratificar es que Bolivia tiene acceso al mar, no es acceso soberano, pero con mucha facilidad y franquicias al punto que cuesta pensar en cualquier otro país mediterráneo que tenga tanta facilidad como aquellas que Chile le ha otorgado desde 1904 a Bolivia”

“Este documento este contundente en rectificar las aseveraciones bolivianas y volver a demostrar que Bolivia dispone de acceso que no tiene ningún otro países del mediterráneo”, agregó.

La Tercera

Documento: EL LIBRE TRANSITO DE BOLIVIA. La realidad