Chile: diputados aprueban cambios en reforma binominal y se encamina hacia su promulgación

Despachado y en condiciones para su promulgación. Así quedó la reforma al sistema electoral binominal luego que la Sala de la Cámara de Diputados aprobó los cambios introducidos por el Senado.

Luego de que el proyecto sea sometido a su revisión por parte del Tribunal Constitucional -a solicitud de la Alianza- estará en condiciones para convertirse en ley, poniendo fin de manera definitiva a un sistema electoral que ha estado vigente en Chile desde la dictadura y que debutó en las elecciones parlamentarias de 1989. El nuevo sistema electoral debutará en 2017.

“Quiero decir que hoy día se cierra un largo camino. Después de 25 años hemos dicho chao al binominal. Hoy es un día histórico”, destacó la ministra de la Secretaría General de la Presidencia, Ximena Rincón.

En tanto, el diputado PPD Pepe Auth destacó que “los expertos electorales dejaremos de predecir el resultados de las elecciones. El que gane las elecciones y el que tenga la mayoría en la votación va a tener mayoría en las Cámaras”.

El independiente Gaspar Rivas reiteró sus críticas a la reforma: “Hoy hemos cambiado un sistema pésimo por otro que trae la misma distorsión. La solución era haber generado un sistema mayoritario, sin ninguna letra chica”.

El diputado de Amplitud Pedro Browne dijo: “Hoy hemos aprobado un traje a la medida, pero un traje a la medida para la democracia. Estamos muy contentos por este paso histórico”.

Desde RN el jefe de bancada Nicolás Monckeberg planteó que “con el nuevo sistema electoral la ecuación es muy simple: se van a elegir más diputados con menos votos y le va a costar al país mucha plata. Perfectamente podríamos haber tenido un sistema más proporcional pero con menos diputados”.

Durante una sesión que se extendió por más de tres horas los diputados manifestaron sus puntos de vista sobre el proyecto, que implica un aumento en el número de parlamentarios, que se elevan de 120 a 155 diputados y de 38 a 50 senadores. Además, el proyecto instala un nuevo mecanismo proporcional para determinar los candidatos que resultan electos, llamado sistema D’Hont.

La Tercera