Correa encabeza acto por los ocho años de la “Revolución Ciudadana”

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, será el principal orador este jueves durante la conmemoración de los ocho años de la Revolución Ciudadana liderada por él, a realizarse en la sede de la Universidad Yachay, la Ciudad del Conocimiento en construcción en este país y considerado el proyecto más emblemático de la nación en los últimos 100 años.

En esta emblemática Universidad de Investigación de Tecnología Experimental, denominada también Yachay Tech, abierta desde 2013, cursan estudios los primeros alumnos talentos que ganaron un cupo para formarse en especialidades como Nanociencias, Petroquímica, Ciencias de la Vida, Energías Renovables y Tecnologías de la Información, Química en Polímeros, Biología, Ingeniería Biológica, Física, Ingeniería en Nanotecnología e  Ingeniería en Software, entre otras.

Al hablar en un programa de televisión en las últimas horas, en EcuadorTv, el mandatario consideró que el mayor logro que ha tenido su gobierno está en el campo educativo al punto que el país es uno de los que más avanza en la calidad en la región de Latinoamérica.

Yachay Tech, dijo, es parte de esa transformación del Ecuador y el propósito de pasar de una economía extractivista, de recursos limitados, a una economía del conocimiento.

“La única fuente inagotable de riquezas es la mente humana (…) debemos basar nuestro futuro en eso”, señaló.

El 2015 ha sido declarado en Ecuador como el “Año del Conocimiento”. Al respecto, Correa afirmó que con talento humano los países pueden florecer el desierto.

Andes

Correa: “En Ecuador tenemos el orgullo nacional muy en alto”

Después de ocho años al frente del Gobierno, Ecuador es “una nación con la autoestima en alto, con la esperanza en alto”. Esta es una de sus más grandes satisfacciones, afirmó anoche el presidente ecuatoriano Rafael Correa.

“Antes de este Gobierno, el país vivía desesperanzado, ejemplo de todo lo malo. Hoy el país es ejemplo de muchas cosas buenas, llegando a ser los primeros en el mundo en algunos temas, como en la reducción de la desigualdad”, manifestó el Mandatario.

Estas declaraciones las realizó durante la entrevista mantenida con el director de diario EL TELÉGRAFO, Orlando Pérez; el economista Hernán Ramos, y la periodista de TC Televisión, Martha Sandoval, con motivo del octavo aniversario de su administración.

De esta forma el Jefe de Estado resaltó que hoy, luego de estos ocho años, “tenemos el orgullo nacional muy en alto (…) Ecuador cambió y cambió para siempre”.

Correa recalcó que otro de los factores para que se produzca esta transformación es la existencia de un proyecto político como la Revolución Ciudadana, que ha ganado 10 elecciones. “Sin esa capacidad no puede cambiar el país”, dijo.

El Primer Mandatario señaló también que “en estos ocho años nos ha ido bien a pesar de la dolarización. El 2015 será un año duro, pero el 2009 fue aun más duro”. Manifestó además que las viejas prácticas políticas en el Ecuador del pasado afectaron el desarrollo del país. “La política financiera era manejada por burócratas. Las recetas neoliberales fueron las culpables del atraso del Ecuador en el pasado”, apuntó.

En el repaso de su gestión, Correa sostuvo: “Fuimos el primer Gobierno que pudo poner como ministros de Defensa a civiles. En un Estado de derecho, el Estado tiene el control pleno de las Fuerzas Armadas”.

En esa misma línea dijo que “los sueldos de la Policía y las FF.AA. se han incrementado; el ser humano es lo primero”.

El Presidente manifestó además que uno de los pilares de su Gobierno de cara al futuro es el cambio de la matriz productiva. Afirmó que “vamos a pasar de una matriz energética a una energía renovable amigable con el medio ambiente. Vamos a ser exportadores de energía por primera vez en la historia”

Con respecto a su reciente visita a China, Correa dijo que fue una cita satisfactoria en materia económica. “Yo creo que el mundo del futuro va a ser un mundo de bloques y por eso China invitó a la Celac. Fue un acercamiento muy fructífero”, aseveró.

El Telégrafo