Sube tensión entre Vázquez y la oposición por distribución de cargos en entes públicos

El presidente electo Tabaré Vázquez ratificó ayer que no modificará el modelo de participación de la oposición en instituciones del Estado pese a las críticas surgidas, sobre todo desde el Partido Nacional, por no incluir ni a ASSE, Codicen ni al BPS. Vázquez convocó a los partidos de la oposición con representación parlamentaria (Nacional, Colorado, Independiente y Asamblea Popular) a quienes ofreció 24 cargos a distribuir en similar número de instituciones del Estado con excepción del BPS, Codicen y ASSE.

En entrevista con el semanario Búsqueda, Vázquez reiteró que no modificará este criterio, en respuesta al senador del Partido Nacional (PN), Jorge Larrañaga, quien dijo que espera que el presidente electo revea su posición. “Lo que dijo corre por cuenta de él. O lo informaron mal o lo informaron bien y él quiere torcer una posición que no se va a torcer”, dijo el futuro mandatario.

“En estos cinco años va este modelo. Yo esto lo dije, creo, con la más absoluta claridad a los representantes de los partidos de la oposición. Todos lo entendieron”, reiteró. Vázquez confió que meditó mucho esta decisión y que si bien se puede “equivocar” enfatizó que este modelo “ahora va a ser así”. Transcurridos los cinco años, agregó, habrá que discutir cómo se hará, si “será de esta forma, de esta otra o no la habrá”.

Por otro lado, puntualizó que si Larrañaga quiere conversar sobre este temas “ tendrá que conversar con Raúl Sendic” con quien, dijo, “pusimos reglas de juego que fueron bien claras”. “Durante las cuatro reuniones nadie dijo nada, más que lamentarse muy levemente de no poder estar ni en el BPS, ni en el Codicen, ni en ASSE. Así que es una pena que después de estas reuniones, que fueron muy positivas, alguien salga a bombardearlas”.

Hace 48 horas, Vázquez explicó en rueda de prensa, la decisión de que no haya participantes de la oposición en el Codicen, BPS y ASSE . “Si hay propuestas al vice presidente en el Parlamento o quien está hablando en el ejercicio de la presidencia vamos a tener en cuenta esas propuestas”.

Y remarcó que “este es un nuevo modelo, distinto de los otros que hubo anteriormente. Que fueron de no darle nada a la oposición, de condicionar estar de acuerdo con la política económica del Gobierno, poder participar en la dirección de entes, a darle un cargo o a dar muchos cargos. Fueron distintos modelos, este es otro”.

Una de las razones de Vázquez para tomar esta decisión refiere a que el Gobierno no quede en minoría en votaciones: “Creo que es más claro y transparente que buscarle por ejemplo un doble voto al presidente del organismo para obtener por esa vía lo que se puede tener directamente, para que el Gobierno pueda desarrollar en plenitud lo que se comprometió en la campaña”.

Larrañaga responde

El líder de Alianza Nacional, Jorge Larrañaga discrepó con las apreciaciones del presidente electo, Tabaré Vázquez que le adjudicó la intención de “bombardear” el eventual acuerdo entre gobierno y oposición. “Eso no es así. Tan solo estamos ejerciendo el derecho a discrepar con el modelo propuesto en áreas como la educación, la salud y la previsión social. Queremos que las políticas públicas en áreas tan vitales para el país, surjan del diálogo político amplio y plural”, expresó Larrañaga en una columna titulada “El precio de las mayorías parlamentarias”.

Valoró la intención de diálogo del gobierno electo, por lo que “le haremos llegar al gobierno nuestras ideas programáticas en materia educativa”.

“Hacemos política porque tenemos vocación de gobierno y servicio. No renunciamos a esa vocación por estar circunstancialmente en la oposición”, dijo Larrañaga.

Unidad Popular declinó aceptar cargos

Unidad Popular, el partido político de oposición que llegó en las pasadas elecciones de octubre por primera vez al Parlamento, anunció ayer que no aceptará ninguno de los cargos ofrecidos por el presidente electo Tabaré Vázquez.

El diputado electo Eduardo Rubio comunicó la decisión en una conferencia de prensa en la sede del partido, autodefinido como de “izquierda auténtica”.

Los dirigentes de Unidad Popular le enviaron una carta a Vázquez en la que anuncian su rechazo a participar con cargos del tercer gobierno del Frente Amplio.

En la carta se advierte que con el FA hay “contradicciones” de tal magnitud que “hacen inviable” la participación de Unidad Popular en el gobierno de Vázquez. La nota señala que el “modelo de país” que propone el FA es muy distinto al que se plantea la Unidad Popular, y anuncia que “desde el Parlamento” impulsarán sus propuestas políticas y sociales y ejercerán el rol de contralor.

No obstante, expresó que la convocatoria de Vázquez a Unidad Popular implica un “reconocimiento” al papel de este sector y valoró como positiva la voluntad expresada por el presidente electo de mantener una permanente comunicación con la oposición.

República