Estudio revela que en Argentina las mujeres ocupan sólo 3 de cada 10 cargos directivos

La participación de las mujeres en los puestos directivos de las empresas en los niveles altos y medios no progresó mucho en las últimas dos décadas: al ritmo actual, llevaría entre 100 y 200 años alcanzar la “igualdad de género” en la dirección de las compañías.

Esta es una de las conclusiones de un estudio presentado el lunes por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que realizó una encuesta entre 1.200 empresas de todo el mundo.

Según el relevamiento, en la Argentina el porcentaje de mujeres sobre el total de directores de empresas es de 31%, es decir que, tres de cada diez puestos directivos son ocupados por mujeres.

Este dato ubica al país en el puesto número 56 en un ranking de 108 naciones.

Si se compara con otros países de la región, la Argentina no está en la mejor posición. Hay más puestos directivos ocupados por mujeres en, por ejemplo, Colombia (53,1%), Uruguay (43,9%), Brasil (37,3%), Bolivia (35,1%), Venezuela (33,4%) y México (32,1%). Por debajo de los números de la Argentina, están Perú (29,3%) y Chile (23,6 por ciento).

“Es fundamental que sean más numerosas las mujeres que ocupan cargos de nivel directivo superior para constituir una reserva de posibles candidaturas para los cargos máximos como el de director general o presidente de una empresa”, explicó la organización en su informe donde, además, subrayó la existencia de “barreras invisibles” para el ascenso de las mujeres hacía la cúpula de las empresas.

Una de las barreras mencionadas es que las mujeres se concentran en ciertos tipos de funciones directivas, como recursos humanos, comunicación y administración. Pero las principales son las mayores responsabilidades en el hogar que tienen las mujeres, el predominio de la cultura empresarial masculina y la falta de estímulo para que los hombres pidan licencias relacionadas con temas familiares. También se destaca la necesidad de resolver el fenómeno que lleva a que las mujeres queden rezagadas a pesar de su alto nivel de educación.

Muchas mujeres sostienen que no quieren un trato especial ni cupos para avanzar en su carrera, pero que sí necesitan soluciones flexibles para organizar el tiempo dedicado al trabajo y a las obligaciones familiares. Frente a estos problemas, desde la OIT recomendaron a las empresas ofrecer una cobertura de protección de la maternidad y ayuda para el cuidado de los niños, para que las empresas puedan retener a las mujeres talentosas.

Por otro lado, los datos relevados mostraron que, a nivel mundial, en el 30% de empresas directamente no hay ninguna mujer en las juntas directivas.

Sólo en los países nórdicos y en el Reino Unido, el porcentaje de lugares ocupados por mujeres supera el 20%. Brasil, México, España y China se encuentran en el grupo de países donde las mujeres ocupan entre el 5% y el 10% de los asientos en las juntas directivas. Y Chile, India, Japón y Rusia están entre los que esa presencia se reduce a menos del 5 por ciento.

“A nivel global, sólo el 5% o menos de los directores ejecutivos de las principales corporaciones son mujeres, lo que subraya el hecho de que cuanto más grande es la empresa menor es la probabilidad de que sea dirigida por una mujer”, señaló la OIT en su informe.

La relativa exclusión de las mujeres de los altos estamentos de decisión empresarial ocurre a pesar de que son las dueñas y administradoras del 30% de las empresas, generalmente micro y pequeñas.

Para la OIT, además, el llamado “techo de cristal”, que excluye a las mujeres acceder a los altos cargos, sigue “intacto” y el talento femenino está “subutilizado”.

“No obstante, están ampliamente demostrados los beneficios que supone para las empresas el aprovechamiento del acervo de competencias que representa la mujer, en particular el hecho de estar en sintonía con un mercado de consumo orientado cada vez más por mujeres, sacar provecho de la innovación y la creatividad propios de la diversidad de género, mejorar la gestión empresarial y, por ende, los resultados de las empresas”, señaló la organización en su informe.

iProfesional